Raúl podría estar en la banca durante el Derbi Madrileño

Raúl González Blanco, Capitán y jugador emblema de la última década madridista, vivirá este domingo con toda probabilidad su tercer duelo de la máxima rivalidad madrileña como suplente.
Raúl González Blanco, Capitán y jugador emblema de la última década madridista, vivirá este domingo con toda probabilidad su tercer duelo de la máxima rivalidad madrileña como suplente.
 Raúl González Blanco, Capitán y jugador emblema de la última década madridista, vivirá este domingo con toda probabilidad su tercer duelo de la máxima rivalidad madrileña como suplente.  (Foto: Reuters)
Madrid, España (Reuters) -
  • Raúl si juega podría acercarse a varios récords que aún puede batir

Raúl González Blanco, Capitán y jugador emblema de la última década madridista, quien ha batido todos los récords de su equipo, vivirá este domingo con toda probabilidad su tercer duelo de la máxima rivalidad madrileña como suplente, algo que parece injusto para quien es además el "abuelo" de este Clásico. Con 26 duelos madrileños ligueros a sus espaldas, Raúl es el quinto jugador madridista que más derbis ha disputado. Por delante suya, sólo están Paco Gento (29), José Martínez "Pirri" (28), y Manuel Sanchís (hijo) y Carlos Alonso Santilla (27). Es decir, Raúl este domingo de jugar cuando menos un solo minuto se quedará a tan sólo dos derbis del mítico Paco Gento y a uno de otra leyenda blanca, Pirri. De jugar unos minutos, Raúl tendrá también la oportunidad de acercarse a un Alfredo Di Stéfano gran referente del madridismo, actual Presidente de Honor, y que con trece tantos es el futbolista que más goles ha marcado en la historia del máximo duelo local madrileño. El actual Capitán del Real Madrid lleva once. Récords aparentemente al alcance de un Raúl que hasta hace apenas una temporada era "titularísimo", como le definió meses atrás su propio actual entrenador, el chileno Manuel Pellegrini. Pero Raúl, que el próximo 27 de junio cumplirá los 33 años, bien es verdad, desde entonces es más bien "suplentísimo"; eso sí, es el jugador "doce", prácticamente el primero el saltar al terreno de juego para sustituir a un compañero. Una circunstancia extraña para Raúl especialmente en el derbi madrileño. Y es que de los 26 anteriores en que ha participado, en tan sólo dos ocasiones partió desde el banquillo: Real Madrid-Atlético de Madrid (2-1, el 5 de marzo de 2006, jugando apenas una veintena de minutos) y Atlético de Madrid-Real Madrid (2-3, el 8 de noviembre de 2009, actuando una treintena de minutos). En la primera ocasión, Raúl acababa de salir de una grave lesión de rodilla y no se quiso forzar su reaparición desde el primer minuto; en la segunda, el último derbi, ya era "suplentísimo" Esos 26 encuentros derbis ligueros de Raúl, presentan un bagaje de 16 victorias madridistas, 8 empates y dos triunfos atléticos; con 11 goles anotados por el Capitán del Real Madrid. Un Raúl que, como es sabido, creció en las divisiones inferiores del Atlético de Madrid, para luego pasar en 1992, con 15 años, al Real Madrid. Y apenas poco más de dos años después, el 29 de octubre de 1994, el entonces entrenador del Real Madrid, Jorge Valdano, actual director general del club, le convocó por primera vez para un encuentro liguero. En su debut, el Real Madrid perdió ante el Real Zaragoza (3-2) en La Romareda, pero Raúl dejó notables sensaciones, aún fallando alguna clara ocasión de marcar. Tanto que Valdano no sólo siguió confiando en él, sino que le dio la titularidad en el derbi madrileño del 5 de noviembre de 1994, en el Santiago Bernabéu. Con sólo 17 años de edad, debutó en el derbi y asombró. Raúl marcó el tercer gol del triunfo madridista (4-2), provocó el penalti del primero, transformado por Michel, y asistió al chileno Iván Zamorano en otro. Empezó ya a ser una pesadilla para la defensa atlética. Volvió a marcar en los derbis del Bernabéu de 1995, 1997, 2003, 2006 y 2007, sumando seis goles; y otros cinco los hizo en el Vicente Calderón. Su último tanto en el Derbi liguero llegó en el Atlético de Madrid-Real Madrid (0-2), del 20 de enero de 2008. Lo hizo apenas puesto el balón en juego, en el primer minuto. Después han llegado tres derbis más, el último, como queda reflejado, de suplente. Una circunstancia que todo hace indicar volverá a vivir este domingo, en lo que sería su tercer Clásico iniciado desde el banquillo. Quién sabe si, por circunstancias de la vida, por sus 33 años, también podría ser el último. El madridismo, y él mismo, no lo quiere así, pero sólo el tiempo lo dirá.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×