José Mourinho fue presentado como técnico del Real Madrid

El portugués Jose Mourinho, ex entrenador del Inter de Milán, con el que ganó el Triplete: Liga, Copa y Champions League, firmó esta mañana el contrato que le vincula al Real Madrid para las...
El portugués Jose Mourinho, ex entrenador del Inter de Milán, con el que ganó el Triplete: Liga, Copa y Champions League, firmó esta mañana el contrato que le vincula al Real Madrid para las cuatro próximas temporadas.
 El portugués Jose Mourinho, ex entrenador del Inter de Milán, con el que ganó el Triplete: Liga, Copa y Champions League, firmó esta mañana el contrato que le vincula al Real Madrid para las cuatro próximas temporadas.  (Foto: Reuters)
Madrid, España (Reuters) -
  • Hubo gran número de medios de comunicación

El portugués Jose Mourinho, ex entrenador del Inter de Milán, con el que ganó el Triplete: Liga, Copa y Champions League, firmó esta mañana el contrato que le vincula al Real Madrid para las cuatro próximas temporadas. El técnico, tras reunirse previamente con Florentino Pérez, Presidente del club, Jorge Valdano, Director Deportivo y adjunto a la Presidencia, Miguel Pardeza, Director Deportivo, y una representación de la Directiva, compareció en la Sala de Juntas del club blanco para rubricar el documento que le une a la entidad del Santiago Bernabéu hasta junio de 2014. Al acto de la firma se sumó Alfredo di Stéfano, Presidente de Honor del Real Madrid, con el que el entrenador portugués conversó de forma emotiva, por cuanto Mourinho, según informa el club, le confesó que su padre le había asegurado que para él la Saeta Rubia había sido el mejor jugador del mundo. Más tarde, el Real Madrid hizo entrega a su nuevo entrenador de la habitual estilográfica grabada con el escudo del club, la réplica del estadio Santiago Bernabéu, un reloj de oro y una camiseta con su nombre al dorso y con el número uno. 'NO NECESITO DEMASIADO TIEMPO PARA CONSTRUIR UN EQUIPO CON IDENTIDAD' José Mourinho dejó en claro que no precisa "de demasiado tiempo para construir un equipo con identidad propia y con futuro". "Creo que el segundo año de trabajo es el año clave, donde se ve el equilibrio entre técnico y jugadores. No necesito demasiado tiempo para construir un equipo con identidad propia y con futuro. Pero los objetivos creo que también pueden llegar en el primer año", dijo Mourinho en su presentación oficial como nuevo entrenador madridista. La presentación de Mourinho, que por petición del técnico portugués tuvo lugar en la sala de prensa del Santiago Bernabéu, y no en el palco de honor como venía siendo habitual, concitó una gran expectación. Así, pese a las restricciones por problema de espacio, estuvieron presentes unos dos centenares y medio de representantes de los diferentes medios de información, de los cuales una cincuentena extranjeros (18 televisiones extrajeras). Además, nada más entrar Mourinho en compañía de Jorge Valdano, Director General del club, tuvieron que posar durante unos cinco minutos ante la decena de fotógrafos presentes, Tras iniciar con un breve "buenos días" y prometer que cuando inicie la Pretemporada ya estará "preparado" para hablar perfectamente español, Mourinho ya empezó a dejar clara su personalidad: "No se si he nacido para entrenar al Real Madrid, pero sí para ser entrenador de futbol. Soy entrenador de futbol y me gustan los retos importantes". "Mi atracción por el Real Madrid es la atracción por su historia, por su frustración en los últimos años y por sus expectativas de ganar. Es un club único. Me parece que para un jugador y un entrenador importantes no estar aquí es tener un hueco importante en su carrera deportiva. Un orgullo poder entrenar al Real Madrid", dijo. Algo que, según dice, le gusta que también piensen sus jugadores: "Bonito, bonito no es jugar en el Real Madrid, no es entrenar con el Real Madrid; bonito, bonito es ganar con el Real Madrid. Y esta es mi motivación". La llegada de Mourinho, que ha suscrito contrato por cuatro campañas, trajo consigo la destitución del técnico chileno Manuel Pellegrini, que sólo ha resistido una temporada y al que aún le restaba otra de contrato. El portugués, que dijo no estar contento con la destitución de Pellegrini, al que deseó lo mejor para el futuro, señaló no tener miedo a ser destituido en el caso de que en el primer año no logre los resultados esperados. "Todos los entrenadores debemos estar preparados para una destitución. Pero, si un entrenador está con miedo a una destitución, no trabaja bien; y si no lo hace bien tiene grandes dificultades", comentó. "Yo soy un entrenador con muchísima autoestima, con muchísima auto-confianza y no pienso en destitución. Al contrario, pienso que cuatro años de contrato son suficientes como para ganar, construir un equipo con identidad, preparar futbolísticamente no sólo el presente, sino también el futuro del Real", añadió. Mourinho, asimismo, comentó que llega al Real Madrid con "muchísima ilusión, con muchísima confianza". Tengo mucha confianza en mis nuevos jugadores, la esperanza y el convencimiento de que también lo tienen en su nuevo entrenador. Prometo que yo no cambio, soy José Mourinho, con todas sus cualidades y todos su defectos". El técnico dijo "tener claro" lo primero que va hacer en su etapa como madridista: "Lo primero es hacer muchas preguntas, esperar muchas respuestas. Hay que diagnosticar la situación, que es lo más difícil, conocer el club y, luego, modificar algunas cosas para adaptarlas a mi forma de trabajar". "Soy entrenador y nada más, que trabaja en grupo y con la responsabilidad que tiene un entrenador. Un entrenador sin una gran estructura no es un gran entrenador", comentó un Mourinho que dijo "no saber" si actualmente es el mejor entrenador mundial, pero sí dejó claro que no es un "falso humilde" y que los tres títulos logros esta campaña con el Inter quizás le puedan adjudicar ese "marchamo". Mourinho también tuvo palabras de agradecimiento y elogió a los jugadores del Inter, no quiso hablar de fichajes ("si decimos una palabra su precio sube un millón, sin decimos diez, pues diez millones más.."), pero comentó que junto al club se han definido "los perfiles de jugadores que se precisan" y que el equipo "no necesita cambios dramáticos" y sólo unos "tres-cuatro jugadores para adaptarse al ideal de juego" que desea. También aseguró que la "identidad" de un equipo "no tiene nada que ver con las nacionalidades". "La identidad del club no va a cambiar mucho, la futbolística llega con el trabajo del equipo", dijo quien jugó la Final de la última Champions League con el Inter sin un solo jugador italiano en el once inicial".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×