Hermano de Guardiola, pieza clave en traspaso del nuevo Cesc

Pere Guardiola, hermano del renombrado técnico del Barcelona, representante de futbolistas de talla mundial como Andrés Iniesta y Luis Suárez que dejó el anonimato al llevar a cabo la operación...
Pere Guardiola, hermano del renombrado técnico del Barcelona, representante de futbolistas de talla mundial como Andrés Iniesta y Luis Suárez que dejó el anonimato al llevar a cabo la operación salida de Jon Miquel Toral.
 Pere Guardiola, hermano del renombrado técnico del Barcelona, representante de futbolistas de talla mundial como Andrés Iniesta y Luis Suárez que dejó el anonimato al llevar a cabo la operación salida de Jon Miquel Toral.
  • Fue pieza clave en la operación salida del nuevo caso Cesc, Jon Toral

Descansaba bajo la sombra de su hermano hasta que el nuevo caso Cesc se propagó como pólvora caliente. Se trata de Pere Guardiola, hermano del renombrado técnico del Barcelona, representante de futbolistas de talla mundial como Andrés Iniesta y Luis Suárez que dejó el anonimato al llevar a cabo la operación salida de Jon Miquel Toral Harper rumbo a tierras británicas.

Hasta hace poco, Pere podía moverse en el marketing deportivo como pez en el agua y sin que los reflectores le siguieran. Antes de 2009 representó a una reconocida marca deportiva que hoy patrocina a jugadores como Cristiano Ronaldo y Wayne Rooney. Pero a partir de ese año, se incorporó al negocio de Jaume Roures, empresario vinculado a uno de los grupos de telecomunicaciones más importantes de España y al que Mourinho ha señalado como uno de los culpables de que los horarios de los partidos de la Liga favorezcan al Barça.

La empresa de este controvertido empresario se llama Media Base Sports, y se dedica al marketing deportivo. Pere Guardiola ha aprovechado los contactos y la experiencia que adquirió en Nike para manejar desde ahí a varias promesas de la cantera del Barça, entre los que se encuentra el nuevo jugador del Arsenal que ha reavivado la guerra dialéctica y deportiva entre el conjunto catalán y los ‘Gunners’ que se originó a partir de la salida de Cesc a la Premier League en el año 2003.

El caso Toral ha generado una controversia mediática que supera la mesura. Primero, por su similitud a la salida de Cesc del Barcelona. Segundo, porque el hermano de Guardiola es el representante del jugador. Y tercero, porque según pudo saber Medio Tiempo a través de fuentes cercanas a la directiva del Barça que prefieren guardar el anonimato, la salida de la joven promesa es parte de una estrategia para acercar nuevamente a Cesc al Camp Nou el próximo verano.

Jon Toral tiene 16 años. Es mediocampista y zurdo, se caracteriza por su polivalencia y su técnica refinada. Es hijo de madre inglesa y padre español. Su deseo desde pequeño era jugar algún día en la Premier League. En febrero pasado, para ser exactos el día 22, el Arsenal cerró su fichaje por una cifra cercana a los 500 mil dólares. El conjunto británico acudió al mismo resquicio legal por el que se fue Cesc: cambio de residencia.

El Barça no opuso mayor resistencia al conocer la negociación desde sus inicios y desde sus entrañas. No obstante, en un movimiento estratégico, la directiva del conjunto azulgrana sabía que con esa operación, que ellos consideraron “inmoral”, se habían asegurado un as que les podría ser de gran utilidad.

Y así fue. El pasado 16 de febrero, el Barcelona visitó al Arsenal en los cuartos de final de la UEFA Champions League. Antes del partido, ambas directivas comieron juntas, como es habitual en ese tipo de encuentros. Ahí, el presidente del Barcelona, Sandro Rosell, le manifestó a su homólogo del Arsenal, Peter Hill-Wood, su malestar por el fichaje de Toral. Ahí mismo, y con ese pretexto, les advirtió que el próximo verano el Barça volvería a intentar el fichaje de Cesc, y que debido a cómo se había dado la operación Toral, el conjunto inglés debía darles un trato preferencial en el próximo verano, más allá del derecho de tanteo que se aseguraron en Barcelona cuando dejaron escapar a Cesc, que consiste en que, ante cualquier oferta que reciba el Arsenal por el internacional español, el Barça debe ser informado al respecto y tiene prioridad en la compra si las ofertas son similares.

A día de hoy, el Barça mantiene su interés por el internacional español. Cesc no se cierra la puerta y ha dado luz verde a sus representantes para que escuchen ofertas. El Real Madrid ya le hizo saber al jugador que está interesado en sus servicios. El Arsenal está dispuesto a vender a su capitán siempre y cuando la oferta que llegue sea suculenta, pero hay que acentuar que de aquí al próximo mercado hay mucho tiempo y en ese transcurso puede pasar cualquier cosa, incluyendo que Fábregas no salga del conjunto británico.

Sea como fuere, lo cierto es que Jon Toral no aterrizará en tierras británicas hasta el próximo verano, cuando el actual campeonato haya concluido. El Arsenal llegó a tiempo para fichar a la joven promesa, porque el Manchester City, el Liverpool y el Chelsea también estaban al acecho.

Toral sólo ha jugado un partido con el filial del Barcelona desde que se hiciera oficial su fichaje. Al parecer, el club que le cobijó desde pequeño, está molesto tanto con el jugador como con su nuevo club. Y es que a raíz de que la Selección Española conquistara la pasada Eurocopa de 2008 y el Mundial de 2010, el número de ojeadores británicos y alemanes en tierras ibéricas ha aumentado considerablemente en busca de nuevos talentos.

Estos visores sólo buscan jóvenes que tengan entre 16 y 18 años de edad, edad a la que los clubes españoles les hacen su primer contrato profesional. Sin embargo, en todo este disparate de contratar chicos adolescentes, existe un problema: que a esa edad hay un sinfín de factores que pueden afectar la formación de un futbolista.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×