De 'Blaugrana' a 'Merengue' y viceversa, la rivalidad en la piel

No existe dolor más grande para un aficionado que el ver a su ídolo vestido con los colores del acérrimo rival. El sentimiento de frustración y traición que invade el corazón de un seguidor cuando...
 No existe dolor más grande para un aficionado que el ver a su ídolo vestido con los colores del acérrimo rival. El sentimiento de frustración y traición que invade el corazón de un seguidor cuando ve a su héroe portar la piel del rival histórico.
Ciudad de México -
  • Di Stefano no vistió la casaca del Barcelona, prácticamente por decreto gubernamental
  • Argentinos, brasileños, daneses, alemanes y hasta cameruneses han vestido ambas playeras

No existe dolor más grande para un aficionado que el ver a su ídolo vestido con los colores del acérrimo rival. El sentimiento de frustración y traición que invade el corazón de un seguidor cuando ve a su héroe portar la piel del rival histórico parecería indescriptible.Barcelona y Real Madrid estarán disputando una edición más del Clásico español, uno de los partidos más esperados a lo largo del año, no sólo en la Península Ibérica sino en todo el orbe por el sentimiento que en todo el globo terráqueo ha desarrollado esta rivalidad. Existen hombres puntuales, nombres que han hecho aún más grande el pique entre merengues y culés, futbolistas que apelan al profesionalismo como pretexto ideal para vestir las dos camisetas. RONALDOEl “Fenómeno” llegó a la Ciudad Condal procedente del PSV Eindhoven de Holanda. Su llegada fue con la intención de cubrir el hueco que había dejado su compatriota Romario en la ofensiva de los blaugrana. Su incursión con el Barcelona fue simplemente impresionante, logró títulos como la Copa del Rey a nivel de equipo o como el Balón de Oro 1997 a nivel personal, situación que lo llevó a ser firmado por el Inter de Milán.Ahí las lesiones comenzaron a aparecer en su carrera, sobre todo aquellas que prácticamente destrozaron sus rodillas y lo obligaron a retirarse, aunque en el 2002 demostró que aún tenía mucho futuro al coronarse como Campeón del Mundo con Brasil en Corea-Japón, por lo que Florentino Pérez se fijó en él y lo firmó como parte de una de las contrataciones que dieron origen a los “Galácticos” del Real Madrid. Con los merengues consiguió dos Ligas españolas y las Supercopas de Europa y España, además de su segundo Pichichi en la Península Ibérica.  FIGOEs quizás el fichaje que más repudio y enojo ha causado en la historia de la entidad catalana. Uno de los pocos jugadores que visitó ambas casacas, aunque es más aún reducido el número de hombres que lo hicieron de manera consecutiva. El mediocampista portugués llegó para tratar de curar la herida que en su momento dejó el danés Michael Laudrup al marcharse al Real Madrid, sin saber que el destino del lusitano sería el mismo.Figo arribó en 1995 a tierras catalanas para enfundarse en la piel blaugrana con la que ganó un par de Ligas y Copas del Rey, además de torneos internacionales como la Recopa de Europa. Fue justo a finales del siglo cuando Florentino Pérez, candidato a ocupar la presidencia del Real Madrid, lo sedujo, en secreto,  para firmar un precontrato que se haría válido en caso de que Pérez ganara las elecciones y llegará a la dirigencia del Real Madrid, situación que ocurrió para la temporada 2000/2001, convirtiéndose en el primer “Galáctico”.Para el recuerdo queda aquella imagen en 1998 cuando después de ganar la Liga española coreaba la frase: "Blancos, llorones, saludad a los campeones", sin saber que un par de años después estaría disputando su primer partido en el Santiago Bernabéu con la piel blanca. SAMUEL ETO’OEl delantero africano llegó en 1998 para el Real Madrid, aunque en la institución merengue nunca tuvo una verdadera oportunidad por lo que deambulo entre equipos de la liga ibérica hasta a principios del 2000 encontró acomodó con el Mallorca en donde incluso se coronó campeón de la Copa del Rey llamando la atención de los equipos grandes del Viejo Continente. Para el 2004, el camerunés decidió firmar con el Barcelona y poco a poco se convirtió en un indiscutible y posteriormente en un ídolo blaugrana, pues se llevó Ligas, Copas del Rey y hasta la Champions League 2005/2006, aunque lo más doloroso para la entidad madrileña, fue que en diversas ocasiones les anotó y sin mayor remordimiento festejo el tanto ante el equipo que no le dio la oportunidad de mostrar su talento. MICHAEL LAUDRUPOtro de los futbolistas que estuvo inmerso en esta situación fue el danés Michael Laudrup. El mediocampista nórdico llegó en el verano de 1989 a Barcelona para enrolarse en el “Dream Team”, uno de los mejores cuadros que haya tenido el equipo blaugrana en su historia dirigido por Johan Cruyff. Laudrup permaneció durante cuatro años en la provincia española en donde consiguió la primera Champions League para los culés y fue parte del equipo que consiguió cuatro campeonatos de liga en España.Fue en el verano del 94 cuando su destino cambio radicalmente, ya que firmó con el eterno rival, el Real Madrid, con quien ganó la Liga en su año de debut con la remera merengue. Lo curioso es que el danés estuvo presente en la goleada que el Barcelona le propinó en 1994 al Real Madrid por 5-0, mientras que el año siguiente, los merengues le regresaron la dosis a los blaugranas y en ambos casos Laudrup estuvo en el equipo ganador. Existen más de 30 jugadores que han tenido la chance de vestir dos de las camisetas más importantes en el mundo. Nombres como Schuster, Saviola, Luis Enrique, Prosinecki y Hagi aparecieron en colores blaugranas y merengues provocando que la rivalidad se personificara por momentos en un solo hombre, aunque en la actualidad, es el choque de estilos lo que ha hecho más intenso el ‘odio’ entre los dos clubes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×