Iker Casillas negó pleito con José Mourinho y aseguró no se siente intocable

Iker Casillas dejó en claro que no tiene ningún problema con su entrenador, el luso José Mourinho; también dijo que en el conjunto blanco nadie es intocable, ni siquiera él, referente del madridismo
Iker Casillas dejó en claro que no tiene ningún problema con su entrenador, el luso José Mourinho; también dijo que en el conjunto blanco nadie es intocable, ni siquiera él, referente del madridismo
 Iker Casillas dejó en claro que no tiene ningún problema con su entrenador, el luso José Mourinho; también dijo que en el conjunto blanco nadie es intocable, ni siquiera él, referente del madridismo
Madrid, España -
  • Aseguró que tiene una buena relación con el portugués
  • Dijo que quien se considere intocable tiene un serio problema

Iker Casillas habló hoy ante los medios de comunicación y dejó en claro que no tiene ningún problema con su entrenador, el luso José Mourinho. También dijo que en el conjunto blanco nadie es intocable, ni siquiera él, el referente del madridismo de los últimos años. El meta del Madrid quiso terminar con la polémica que se generó a raiz de la llamada que hizo a Puyol y Xavi en busca de limar asperezas entre Madrid y Barcelona, y que derivó en un supuesto “castigo” de Mourinho que se tradujo en la suplencia durante el juego por el Trofeo Santiago Bernabéu.

"No me sentí castigado por no jugar el trofeo Bernabéu, ni fue la primera vez que soy suplente, ni será la última."

“Con Mourinho tengo una relación muy buena, siempre le he defendido y él a mí. No hay ningún problema con él; discrepo en algunas cosas con él, futbolísticas o personales pero siempre desde una buena relación", aclaró el también Capitán de la Selección Española. Las declaraciones de Casillas desmintieron supuestas fricciones con el timonel, quien lo dejó fuera durante la disputa de la Copa Santiago Bernabéu, ganada 2-1 ante el Galatasaray. También agregó que sería un error de su parte considerarse intocable en el cuadro merengue, pues considera que nadie tiene un lugar asegurado. “No me sentí castigado por no jugar el trofeo Bernabéu, ni fue la primera vez que soy suplente, ni será la última. En el futbol de hoy en día, y más en el Madrid, cualquier persona que se considere intocable mal le iría. Si un jugador de esta plantilla se cree intocable, su futuro puede ser bastante oscuro”. Por último, el guardameta blanco pidió no ser etiquetado como líder de algún movimiento en "La Furia Roja". “Lo que tenía que hablar con Xavi y Puyol, ya lo hablé con ellos. Y en la Selección hablaremos más, pero yo no he sido el ideólogo de ninguna cena y a veces me quedo sorprendido con algunas noticias", explicó. Además, añadió: "Lo que hablé con Xavi y Puyol es algo que queda entre nosotros y que a nadie debe importarle, sólo a nosotros que somos los tres Capitanes de la Selección Española".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×