El Granada-Mallorca se reanudará al 61' a puerta cerrada en Los Cármenes

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Futbol (RFEF) acordó hoy que el Granada-Mallorca, suspendido el día 20 tras el impacto de un paraguas en la cara de un Árbitro Asistente,...
 El Comité de Competición de la Real Federación Española de Futbol (RFEF) acordó hoy que el Granada-Mallorca, suspendido el día 20 tras el impacto de un paraguas en la cara de un Árbitro Asistente, se reanude en el minuto 61 a puerta cerrada.  (Foto: Reuters)
Madrid, España (Reuters) -
  • La RFEF determinará el día y la hora en que se reanudará el encuentro

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Futbol (RFEF) acordó hoy que el Granada-Mallorca, suspendido el día 20 tras el impacto de un paraguas en la cara de un Árbitro Asistente, se reanude en el minuto 61 a puerta cerrada en el propio Estadio Nuevo Los Cármenes de Granada.

La RFEF determinará el día y la hora en que se reanudará el encuentro, correspondiente a la decimotercera Jornada de Primera división, que fue suspendido por el Árbitro Clos Gómez cuando un paraguas lanzado desde la grada por un menor alcanzó a uno de sus asistentes.

Según informó la RFEF, "podrán acceder al campo los directivos de los dos clubes, el personal técnico y auxiliar de los mismos y los representantes acreditados de los medios de comunicación escritos y audiovisuales, pudiendo continuar su retransmisión".

Los gastos de organización del encuentro, incluidos los originados por desplazamiento y alojamiento, serán íntegramente soportados por el Granada.

El Comité de Competición, integrado por Alfredo Florez, Miguel Cardenal y Enrique Arnaldo, explicó que su resolución "se adopta sin perjuicio de las consecuencias disciplinarias que se deriven de los hechos acontecidos" en el encuentro y acordó multar al Granada y apercibirle con la clausura de sus instalaciones deportivas en caso de reincidencia, según el Código Disciplinario de la RFEF.

El colegiado aragonés Clos Gómez decidió el pasado domingo suspender el partido en el minuto 60, con 2-1 en el marcador, después de que uno de sus asistentes recibiera el impacto de un paraguas lanzado desde la grada, los que le provocó una brecha de la que empezó a salir sangre.

El hecho se produjo cuando el equipo insular se disponía a lanzar un saque de esquina junto a la zona de la grada en la que se sitúan los seguidores más radicales del Granada.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×