Messi asegura que su nueva Bota de Oro es un premio grupal

Messi no se cansó de repetir una y otra vez que a él lo que le interesa son los títulos colectivos, por lo que agradeció a todos sus compañeros del Barça por ayudarle a conseguir su segunda Bota...
Barcelona, España (Reuters) -
  • Reiteró su promesa de “amor eterno” al Barcelona
  • El argentino no quiso destacar un gol que recuerde con especial cariño

El crack del Barcelona, Lionel Messi, sigue con su insaciable hambre de éxito tras ser galardonado hoy con su segunda Bota de Oro, lograda por los 50 goles que marcó el año pasado en Liga española con el Barcelona. "Mi objetivo es conseguir cuantas más cosas mejor hasta el final de mi carrera. Fui siempre así y va a ser así hasta el final de mi carrera", explicó el argentino, de sólo 25 años, en conferencia de prensa. Messi no se cansó de repetir una y otra vez que a él lo que le interesa son los títulos colectivos, por lo que agradeció a todos sus compañeros del Barça. "Este es un premio grupal. Es la realidad. Éste más que ninguno. Y si es un premio por hacer goles, pues este es más que ninguno", aseguró. "Yo no peleo por este premio ni por ninguno individual. Peleamos para conseguir títulos, tenemos suerte de ir muy bien en Liga y en Champions, y mañana empieza la carrera por la Copa del Rey, pero no peleo por la Bota de Oro", reiteró. El futbolista argentino se dio “un baño de masas” en Barcelona con la entrega de este premio que otorga la European Sports Media (ESM), rodeado por numerosas personalidades del mundo del deporte y del futbol. "Yo no peleo por este premio ni por ninguno individual. Peleamos para conseguir títulos" El encargado de entregar la Bota de Oro a Leo Messi fue el único futbolista español que posee un Balón de Oro, el ex jugador y entrenador Luis Suárez, quien destacado al argentino como "la esencia del futbol". En el salón de actos de la Antigua Fábrica cervecera de Estrella Damm se han aglutinado compañeros suyos como los Capitanes Carles Puyol y Xavi Hernández, o el Presidente del Barça Sandro Rosell y el Director Deportivo Andoni Zubizarreta. No faltaron tampoco representantes del ámbito argentino de Messi, como el seleccionador Alejandro Sabella o el Director Deportivo de la AFA Carlos Bilardo. Todos han querido acompañar a Messi en un día grande, puesto que se acreditaba al delantero como el máximo artillero de toda Europa de la pasada campaña, con 50 goles. Messi reemplazó en este trofeo de goleadores al portugués Cristiano Ronaldo, que lo consiguió la pasada temporada con el Real Madrid. Así el argentino tiene su segunda bota, tras la que logró en la temporada 2009-10. El argentino no quiso destacar un gol que recuerde con especial cariño y volvió a rendir amor eterno al Barça, su único equipo desde que es futbolista profesional. "Yo estoy muy agradecido al club por lo que hizo por mí en su momento, por darme la oportunidad de poder cumplir mi sueño. Mi sueño es terminar la carrera aquí", aseguró Messi, si bien admitió que también que le gustaría jugar en Argentina al final de su carrera. El jugador, quien recogió la Bota de Oro con un traje negro, también fue preguntado por la posibilidad de superar los goles de un mito como Pelé en una solo año natural (75 tantos), algo que tiene a tiro en las próximas jornadas puesto que ya tiene los 73. "Para mí es un orgullo poder estar tan cerca de esos números, de esa persona que fue tan grande en el mundo del futbol. Obviamente estar tan cerca de esta persona, por más que sean estadísticas, es algo muy lindo para mí", manifestó Messi, futuro padre primerizo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×