Estrellas en fuga, el futbol español 'sufre'

El futbol español ha vivido un auténtico verano de pesadilla con la salida de destacados jugadores y que sostenían a esa Liga como estrellas ante los ojos del mundo.
El futbol español ha vivido un auténtico verano de pesadilla con la salida de destacados jugadores y que sostenían a esa Liga como estrellas ante los ojos del mundo.
 El futbol español ha vivido un auténtico verano de pesadilla con la salida de destacados jugadores y que sostenían a esa Liga como estrellas ante los ojos del mundo.
Ciudad de México -
  • Tres de los cinco mejores goleadores de la temporada pasada ya emigraron
  • Fernando Llorente se se fue sin que su antiguo club cobrara un sólo euro

Como si se tratara de un barco que está a punto de hundirse, el futbol español ha vivido un auténtico verano de pesadilla con la salida de destacados jugadores y que sostenían a esa Liga como estrellas ante los ojos del mundo. La nombrada Liga de las Estrellas parece renunciar a ese nombre conforme avanza el mercado de fichajes y el dinero proveniente de Francia, Inglaterra e Italia hace aún más expresiva la problemática económica que vive España, y que ha inundado a los clubes de deudas que por el momento han dejado el plano deportivo, y el espectáculo, de lado. Nombres como los de Radamel Falcao, Álvaro Negredo, Fernando Llorente, Gonzalo Higuaín e Iago Aspas no lucirán más en las canchas españolas, pues son claros representantes del éxodo ibérico durante mayo, junio y lo que va de julio. Desde el dinero proveniente de los jeques árabes hasta los poderosos petroleros rusos han provocado que España se convierta en el mercado predilecto para conseguir talento a un costo alto, pero que no opondrá resistencia alguna para llevárselo; incluso sin mayor esfuerzo como el caso de Fernando Llorente, elemento que se marchó a la Juventus sin dejar ni un euro al Athletic de Bilbao. Jesús Navas por 20 millones, y Álvaro Negredo por 28 millones, fue dinero irresistible para el Real Madrid y el Sevilla, mismo caso que los 60 que el Mónaco pagó por Falcao al Atlético de Madrid, o los cerca de 43 que pagó el Nápoles por Gonzalo Higuaín, o los 9 millones que el Liverpool dio por Iago Aspas, y los 7 que el Spartak de Moscú costeó por la compra de Tino Costa, ex Valencia. MIGRACIÓN DE GOLES Con la partida de Álvaro Negredo al Manchester City y de Radamel Falcao al AS Mónaco, además de la potencial partida de Roberto Soldado al Tottenham de Inglaterra, los goles son el principal producto de exportación del futbol español. Los tres primeros elementos terminaron en tercer, cuarto y quinto lugar de la tabla de goleo de la temporada 2012-13 sumando entre todos un total de 77 dianas quedando sólo por detrás de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo lo que hace pensar que la diferencia entre los dos grandes y el resto será aún mayor. En el caso del “Pipita” Higuaín se trata de un delantero que vino a menos la campaña anterior, jugando un rol secundario con el Madrid, pero de probada calidad en el balompié español. LOS ESTRATEGAS TAMPOCO SE RESISTEN Los banquillos también se han visto afectados por las ofertas que llegan del extranjero a la Liga española. Nombres como los del uruguayo Manuel Pellegrini, quien tuvo un paso exitoso con el Málaga, y el de Phillipe Montanier, quien metió a la Real Sociedad a la Champions League, no aparecerán más pues decidieron emigrar al balompié inglés y francés, respectivamente. BARCELONA Y REAL MADRID, VÍCTIMAS Y VICTIMARIOS El cuadro merengue ha contribuido en la fuga de talento con la compra de Isco e Illarramendi, pero también dejó ir a elementos como Callejón, Albiol e Higuaín, mientras que el Barcelona no pudo detener la marcha de Thiago Alcántara al Bayern Munich. Sin embargo, el "poder" del llamado mejor equipo del mundo en los últimos años resultó minimizado cuando en su intento por convencer a Thiago Silva del PSG recibió una amenaza como respuesta, pues el dueño del cuadro parisino, Al-Khelaifi indicó que si los culés pagaban la cláusula de rescisión del central brasileño, haría lo propio con la de Lionel Messi, lo que frenó en seco las intenciones de Rosell. Esa es la realidad que vive la Liga de las Estrellas, que de ahora en adelante deberá replantearse su futuro económico y deportivo, pues el mote comienza a lucir ajeno, y lejos de los nombres que aparecerán en las camisetas de sus equipos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×