Atlético de Madrid, Campeón de la Liga Española

El Atlético de Madrid se proclamó Campeón de Liga tras empatar ante el Barcelona en el Camp Nou (1-1) en la última jornada del campeonato.
Estadio Camp Nou, Barcelona, España ante un lleno (Reuters) -
  • Diego Simeone conquistó la Liga tanto como jugador como entrenador
  • Logró su décima Liga local 18 años después de su última gloria

Dieciocho años después, el Atlético de Madrid volvió a conquistar la Liga tras empatar (1-1) con un tanto de Godín (m.49) en el Camp Nou frente a un Barcelona que culminó su particular “annus horribilis” con una tímida actuación que resume lo que fue su temporada.

El Barça se adelantó en el marcador, por medio de Alexis Sánchez (m.33), pero el Atlético puso más ímpetu y creyó en el Campeonato. Ya se sabe más allá del futbol está el corazón, algo a lo que el Barça nunca apela, porque históricamente los “Azulgrana” tienen que ser los mejores sin discusión para levantar cualquier trofeo.

Y hoy, como en la parte final de la temporada, el mejor equipo fue el Atlético, que se sobrepuso a las lesiones de Diego Costa y de Arda Turan antes del minuto 22 y demostró que el coraje muchas veces puede ser el principal argumento.

Sin ritmo, poco futbol y tensión desde el primer minuto. El Barça, con Cesc y sin Xavi; el Atlético con el guión previsto, aunque en 22 minutos algo cambió debido a las lesiones de Diego Costa y de Arda, que dejaron el terreno de juego por Adrián y Raúl García.

Los de Simeone trabajaron el partido. De hecho fue un calco de los otros cinco jugados esta temporada, pero el Barça no aprendió nada de esas experiencias, porque volvió a caer en los mismos errores.

Sucumbió a la presión de los “Colchoneros”, no tuvo nunca control de la situación y cayó en la trampa de un Atlético, que obligaba a centrar balones desde la banda, especialmente por parte de Alves, nada nuevo.

La baja de Diego Costa, que se retiró en el minuto 15 con problemas musculares, trastocó los planes atléticos, pero seguramente menos que la de Arda Turan, que se lesionó siete minutos más tarde. Los dos sustitutos Adrián y Raúl García tienen otro perfil.

El Barça no creaba y sufría más su propia ansiedad que el asedio del rival, pero todo cambió en una jugada. Una acción entre líneas entre Cesc y Messi, que cedió con el pecho y de cara a Alexis. El chileno empalmó de primera y el balón entró por la escuadra de la meta de Courtois (1-0, m.33), en el que podía haber sido el gol de su carrera.

Antes de esa oportunidad, Pedro, Alexis y un remate de Adriano fueron los únicos argumentos locales. El Atlético, solo preocupado por defender y presionar, apenas se acercó a la meta contraria, aunque en el cuarto de hora antes del descanso lo fió todo a su juego aéreo.

Con el tanto por fin el Barça tenía el escenario que soñó en alguno de los partidos con los de Simeone: adelantarse en el marcador. Se serenó su futbol y el Atlético tuvo dudas, no se le veía con ansias de irse hacia adelante y, además, le faltaban argumentos ofensivos.

Apuraron los “Colchoneros” sus opciones a balón parado. En los últimos cinco minutos del primer tiempo, hasta cinco saques de esquina pusieron en algún aprieto al Barça.

La salida del segundo tiempo fue fundamental. Los atléticos salieron con más ambición. En un minuto Villa había rematado al palo, en el 48 Adriano se anticipó al delantero asturiano cerca de la meta de Pinto y en el minuto 49, Godín, a la salida de un córner, equilibró el partido y puso la Liga del lado de su equipo.

Con el 1-1, el Atlético ya tenía el trabajo hecho y por eso volvió a refugiarse en su área. Entró Neymar por Pedro en el minuto 62 y dos más tarde Messi marcó, un tanto anulado por Mateu Lahoz por fuera de juego.

El ritmo del partido ya era del Barça, pero su fútbol era plano. Necesitaban los “Azulgrana” un golpe de genio. “Tata” Martino puso en juego a Xavi en el último cuarto de hora y poco después Piqué ya estaba de delantero centro.

Pero la suerte estaba echada desde aquel remate de cabeza de Godín. Se llevó la Liga el Atlético con una generación de futbolistas que será recordada como aquella que lideraron Pantic, Caminero, Simeone, Molina o Penev; y que aspira a elevar un escalón más en la gloria del futbol si es capaz de ganar la semana que viene la Champions en Lisboa.

Para el Barça no le queda ningún consuelo. Toca borrón y cuenta nueva en el Camp Nou. Se irá el “Tata” Martino, seguramente llegará Luis Enrique y la búsqueda de un plan será el objetivo de los “Culé” en un futuro que empieza desde ya mismo.

No te pierdas