Espanyol avanzó en la Copa; Moreno jugó los 90'

El Espanyol, donde milita el defensa mexicano Héctor Moreno, avanzó a los Cuartos de Final de la Copa del Rey tras derrotar al Valencia por 2-0, gracias a un doblete de Caicedo en los minutos 78 y 79.
El Espanyol, donde milita el defensa mexicano Héctor Moreno, avanzó a los Cuartos de Final de la Copa del Rey tras derrotar al Valencia por 2-0, gracias a un doblete de Caicedo en los minutos 78 y 79.
 El Espanyol, donde milita el defensa mexicano Héctor Moreno, avanzó a los Cuartos de Final de la Copa del Rey tras derrotar al Valencia por 2-0, gracias a un doblete de Caicedo en los minutos 78 y 79.
Barcelona, España (Reuters) -
  • El cuadro ‘Periquito’ obtuvo su pase, gracias a un doblete de Caicedo en los minutos 78 y 89

El Espanyol, donde milita el defensa mexicano Héctor Moreno, avanzó a los Cuartos de Final de la Copa del Rey tras derrotar al Valencia por 2-0, gracias a un doblete de Caicedo en los minutos 78 y 79.

El ariete culminó el monólogo ofensivo local en el tramo final, imposibilitando cualquier respuesta. El bloque valenciano confiaba en el 2-1 de la ida en Mestalla y cedió el ritmo de partido a los de Sergio González. No bastó. La fórmula funcionó hasta la irrupción del ariete.

El choque se puso de cara al Espanyol muy pronto. El central Mustafi, en el minuto 13, acabó expulsado al derribar al delantero blanquiazul Sergio García cuando el Capitán se disponía a encarar la meta de Yoel. Nuno recompuso el equipo y mandó formar una defensa de cuatro para evitar sorpresas.

La iniciativa y la necesidad eran claramente del anfitrión. El juego por las bandas y la velocidad en la transición examinaban de forma casi continua el posicionamiento del Valencia. La habilidad de Lucas Vázquez en el uno contra uno, el peligro entre líneas de Sergio García y el potencial aéreo de Stuani eran sus grandes bazas.

El conjunto naranja no disponía apenas de ocasiones. Ya no las tenía antes de la expulsión y ahora su planteamiento era más conservador. Un disparo raso de De Paul, atajado por Pau sin problemas, fue el único aviso del Valencia. Los diez de Nuno estaban metidos en su campo. Confiaban en Negredo, que entró por Alcácer, solo arriba.

La cantidad de llegadas del Espanyol encendieron a su afición al descanso. Creían en la remontada. Su equipo les dio motivos justo tras la reanudación: Víctor Álvarez no conectó por muy poco un centro de Duarte y justo después, en el córner, Stuani también firmó un latigazo sin éxito. El bloque visitante seguía agazapado.

El futbol blanquiazul era preciso. Sus combinaciones, rápidas, le permitían continuar el monólogo ofensivo ante el silencio del rival. Sólo Negredo, nada más hasta entonces, inquietó a la zaga blanquiazul, en el 55', aunque los centrales no dejaron espacios a que controlara con peligro.

Lo intentaban Lucas Vázquez, Sergio García, Víctor Álvarez, Duarte, Stuani y Moreno en los incontables saques de esquina. Todos. Pero no rompían el empate a cero. La telaraña defensiva de Nuno resistía, alargaba el cronómetro y acariciaba, o eso parecía, los cuartos de la Copa.

En el 75', Sergio González lo apostó todo sacando a Caicedo. Junto a Stuani, ambos eran las torres donde apuntaban ahora todos los centros pericos. El éxito fue inmediato y letal. El delantero ecuatoriano, en el minuto 78, remató de cabeza una falta en el vértice del área, lanzada por Salva Sevilla, y superó a Yoel.

Al Valencia le entraron las prisas y buscó el gol decisivo, aunque apenas había tiempo para reaccionar. De hecho, el atacante firmó otro tanto en el 89' con un latigazo tras una asistencia de Lucas Vázquez, inagotable. Los futbolistas de Nuno persiguieron la prórroga, sin que se produjeran más sorpresas en Cornella.

No te pierdas