Sevilla, único invicto en casa en la Liga Española

El Sevilla sigue intratable como local y mantiene las aspiraciones de optar a la cuarta plaza de la tabla tras un triunfo por 2-0, que fraguó ante un Athletic de Bilbao que se frena en seco en su...
El Sevilla sigue intratable como local y mantiene las aspiraciones de optar a la cuarta plaza de la tabla tras un triunfo por 2-0, que fraguó ante un Athletic de Bilbao que se frena en seco en su inmaculada racha de cinco victorias consecutivas.
 El Sevilla sigue intratable como local y mantiene las aspiraciones de optar a la cuarta plaza de la tabla tras un triunfo por 2-0, que fraguó ante un Athletic de Bilbao que se frena en seco en su inmaculada racha de cinco victorias consecutivas.  (Foto: Reuters)
Ciudad de México (Reuters) -
  • El Sevilla tiene más de un año que no pierde un encuentro como local

El Sevilla sigue intratable como local y mantiene las aspiraciones de optar a la cuarta plaza de la tabla tras un triunfo por 2-0, que fraguó ante un Athletic de Bilbao que se frena en seco en su inmaculada racha de cinco victorias consecutivas.

Al conjunto sevillano le valió con dos zarpazos iniciales para poner ventaja suficiente ante un rival que lo intentó, sobre todo en la segunda mitad, pero que no pudo ante la seriedad defensiva local y la falta de claridad en sus ataques.

Llegó el equipo de Ernesto Valverde embalado en este tramo de la temporada con su mejor racha de triunfos en las últimas tres décadas que le ha hecho pasar de tener preocupaciones en la zona baja a aspirar a puestos europeos.

Pero se presentó ante un rival que es el único de la Primera División que en esta campaña hasta el momento no ha perdido como local y que lleva más de un año sin caer derrotado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán en cualquier competición.

Una buena jugada local iniciada por el internacional argentino, en su mejor momento del curso, acabó con el pase del lateral izquierdo francés Benoit Tremuolinas a Aleix Vidal y éste, muy astuto, puso el 1-0 tras un autopase.

El 2-0 a los veintiún minutos propició que el Sevilla relajara algo su presión y que el Athletic empezara a ver mejor la fórmula para acercarse al portero Sergio Rico.

El Athletic, pese a que cada vez acrecentó más su dominio, vio cómo pasaron los minutos sin encontrar ese tanto que le metiera de lleno en el partido ante un conjunto andaluz al que no le importó defender para volver a sumar otros tres puntos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×