Van Nistelrooy se despidió del madridismo

El delantero holandés Ruud van Nistelrooy dio carpetazo oficial a su etapa como madridista, en el Estadio Santiago Bernabéu, aclamado por más de setenta mil espectadores que le reconocieron su...
 El delantero holandés Ruud van Nistelrooy dio carpetazo oficial a su etapa como madridista, en el Estadio Santiago Bernabéu, aclamado por más de setenta mil espectadores que le reconocieron su trayectoria en el cuadro blanco.
Madrid, España (Reuters) -
  • El holandés ahora jugará en la Bundesliga

El delantero holandés Ruud van Nistelrooy dio carpetazo oficial a su etapa como madridista, en el Estadio Santiago Bernabéu, aclamado por más de setenta mil espectadores, que reconocieron antes del partido de Liga ante el Málaga el esfuerzo y la eficacia de uno de los jugadores más rentables de los últimos años. La relegación a un papel secundario y la necesidad de minutos, con el Mundial de Sudáfrica en puertas, animó al veterano holandés, de 33 años, a buscar otro espacio profesional. A una competición menor, la Liga de Alemania, pero donde sus cualidades impulsen su protagonismo. En las próximas horas Ruud van Nistelrooy partirá hacia Hamburgo para reforzar el ataque de uno de los aspirantes a la Bundesliga. Antes, el ariete quiso decir adiós a su gente. Y el club plasmar el reconocimiento a sus cuatro años de entrega. Su nombramiento fue el primero de los espacios reservados en el preámbulo al partido de la última jornada de la primera vuelta de la Liga. Antes que el dedicado a Carlos Sainz, Campeón del Dakar 2010, y del minuto de silencio por las víctimas del terremoto de Haití. El Presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y el Director General, Jorge Valdano, bajaron al césped para hacer entrega al futbolista de una figura de bronce, mientras la gente coreaba su nombre y la megafonía del estadio subrayaba sus números. Dos títulos de Liga, una Supercopa y un título de máximo goleador del campeonato liguero fueron los logros más destacados del ariete en sus casi cuatro temporadas de blanco. Desde que llegó de la mano del montenegrino Predrag Mijatovic, entonces responsable de la parcela deportiva de la entidad en la época de Ramón Calderón. Fue una apuesta personal de Mijatovic. A pesar de los que opinaban que el holandés llegaba en plena cuesta abajo. Sin expectativas tras su época en el Manchester United. Van Nistelrooy pronto deshizo las dudas y alteró la idea de sus detractores. Cuarenta y seis goles en su etapa blanca. Uno de los futbolistas más efectivos de la historia del Real Madrid en la resultante entre dianas y partidos jugados. Su cosecha podía haber sido más prolífica con el respeto de las lesiones. Especialmente la padecida en la rodilla derecha en noviembre de 2008, que le mantuvo nueve meses fuera de los campos. Sin protagonismo. Nada fue igual para él desde entonces. Esta temporada apenas ha contado con minutos en partidos oficiales. Reapareció en encuentro oficial (lo había hecho en el Trofeo Bernabéu el 24 de agosto de 2009 ante el Rosenborg noruego), en el partido liguero contra el Xerez. Marcó y volvió a lesionarse y luego tan solo ha tenido opciones en los dos partidos de Copa del Rey contra el Alcorcón y en el de Champions League en Milán. Un bagaje escaso para uno de los mejores artilleros europeos de los últimos tiempos -elegido por la FIFA entre los 125 mejores futbolistas vivos-, que tiene entre ceja y ceja el Mundial sudafricano. La última gran cita para llegar a tiempo en esta recta final. Ruud van Nistelrooy iniciará desde el lunes el compromiso con el Hamburgo, fijado hasta junio del próximo año. Una nueva estación en la carrera de este futbolista que destacó paulatinamente en el Den Bosch, Heerenveen y PSV Eindhoven de Holanda para ampliar definitivamente su repercusión en el Manchester United. La masiva presencia de atacantes en el nuevo proyecto blanco le obligó a asimilar un papel secundario. Alejado de los focos por los que ha oscilado siempre su trayectoria. El holandés ha jugado 68 partidos de Liga con el Real Madrid y ha conseguido 46 goles. Con los 25 tantos que consiguió a las órdenes del italiano Fabio Capello se proclamó máximo artillero de la Liga y se convirtió en el único jugador capaz de ser principal goleador en los campeonatos de tres países diferentes: Holanda, Inglaterra y España. Su carrera reluce con logros como cinco Ligas, dos con el Real Madrid, dos con el PSV y una con el Manchester United; tres supercopas, una en España, una Copa inglesa, una Copa de la Liga. Además, ha sido tres veces máximo goleador de la Champions League. 64 veces internacional con Holanda, con la que suma 33 tantos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×