Queda un partido y puede pasar de todo: Iker Casillas

El portero del Real Madrid, Iker Casillas, transmitió el sentir del vestuario madridista tras su triunfo ante el Athletic y el del Barcelona en Sevilla, y aseguró que aún "queda un partido y puede...
 El portero del Real Madrid, Iker Casillas, transmitió el sentir del vestuario madridista tras su triunfo ante el Athletic y el del Barcelona en Sevilla, y aseguró que aún "queda un partido y puede pasar de todo", con la diferencia mínima de un punto.  (Foto: Reuters)
Madrid, España (Reuters) -
  • En la misma línea se expresó Sergio Ramos

El portero del Real Madrid, Iker Casillas, transmitió el sentir del vestuario madridista tras su triunfo ante el Athletic y el del Barcelona en Sevilla, y aseguró que aún "queda un partido y puede pasar de todo", con la diferencia mínima de un punto.

"Todavía queda un partido y puede pasar de todo. Durante el partido nos íbamos enterando de lo que pasaba en Sevilla por la reacción del público", dijo el Capitán del equipo blanco.

"Ha habido momentos con el 2-3 que parecía que estábamos cerca del título"

"Ha habido momentos con el 2-3 que parecía que estábamos cerca del título, pero no hay que darle más vueltas. Ahora tenemos que pensar solo en ganar en Málaga y esperar a ver que hace el Barcelona en la última Jornada", añadió.

En la misma línea se expresó otro Capitán, Sergio Ramos. "Es inevitable seguir pensando en luchar. Lo primero en que pensamos es en conseguir los tres puntos en Málaga, en un encuentro que no hay que dar por ganado porque es un equipo que se juega mucho.

"Luego es inevitable que tengamos la esperanza de que el Valladolid pueda sorprender ya que también se juega el descenso en el Camp Nou", agregó.

Sergio Ramos señaló que el objetivo del Real Madrid "es conseguir los 98 puntos" y que "si el Barcelona se proclama campeón con 99 habrá que felicitarlo". "Los dos equipos hemos hecho una gran Temporada. Somos merecedores de la Liga pero solo hay una copa".

Por último, reconoció que en el campo los jugadores pensaron en el gol que Leo Messi había marcado al Sevilla. "Ha habido un amago de murmullo en la afición y pensábamos que se había adelantado el Sevilla. Yo me fui enterando porque preguntaba cuando podía".

De eso habló Esteban Granero. "Ha sido una sensación extraña jugar sabiendo que tu trabajo depende de lo que hagan los demás. A lo mejor lo hemos visto demasiado fácil antes de tiempo por eso nos costó al principio. No dependemos de nosotros así que hay que resignarse. Estaríamos más tranquilos si dependiéramos de nosotros mismos. Está difícil pero puede pasar cualquier cosa, queda una semana".

Por último, Álvaro Arbeloa, reconoció que llegó al vestuario en el descanso pensando que el Sevilla ganaba 2-0 al Barcelona. "Hemos escuchado gritos a los cuatro minutos y cuando Cristiano lanzó el pénalti alguien me dijo que el Sevilla había marcado y que iba 1-0".

"Cuando entré al vestuario en el descanso y me enteré de que el Barcelona era el que estaba ganado y 2-0 se me quedó cara de tonto. Es difícil jugar estos partidos, sales al campo con la tensión de que dependes de otro y esa tensión te impide concentrarte al máximo. Pero en la segunda parte sí hemos salido a ganar".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×