El partido estuvo feo y el empate fue justo: Aguirre

El entrenador mexicano del Espanyol, Javier Aguirre, señaló tras el empate sin goles en La Romareda que tanto su equipo como el Real Zaragoza se neutralizaron entre sí y que de ahí la igualada a cero.
El entrenador mexicano del Espanyol, Javier Aguirre, cumple hoy 300 partidos como técnico en la Primera División de España tras su paso por Osasuna (152), Atlético de Madrid (97), Zaragoza (43) y los ocho que sumará hoy en La Romareda con Espanyol.
 El entrenador mexicano del Espanyol, Javier Aguirre, cumple hoy 300 partidos como técnico en la Primera División de España tras su paso por Osasuna (152), Atlético de Madrid (97), Zaragoza (43) y los ocho que sumará hoy en La Romareda con Espanyol.
Zaragoza, España (Reuters) -
  • El DT mexicano dijo que tanto Espanyol como Zaragoza se neutralizaron
  • Lamentó que hayan dado un juego feo, pero no se pueden arriesgar

El entrenador mexicano del Espanyol, Javier Aguirre, señaló tras el empate sin goles en La Romareda que tanto su equipo como el Real Zaragoza se neutralizaron entre sí y que de ahí la igualada a cero. "La intensidad, la hierba rápida y el viento hizo que jugáramos con intensidad pero fue un partido feo, difícil de arbitrar pero al final creo que el empate fue justo. Nosotros tuvimos una ocasión y el Zaragoza otra y poco más", ha añadido. El preparador mexicano opinó que a sus jugadores se les podía pedir "algo más de futbol" en este encuentro pero que no más ambición. "El rival era complicado y el partido también. Nadie quiso cometer errores de bulto que propiciaran algún gol y cambiaran la marcha del partido y nadie los cometió", destacó. El técnico del conjunto "Periquito" apuntpó que le hubiera gustado un partido abierto y con muchos goles pero que en las circunstancias en las que están los dos equipos, involucrados en la lucha por no descender, lo importante era "no perder y sumar". "El equipo mantuvo el tipo, el orden, no se descompuso a pesar de los arreones del rival y ha tenido una actitud sin la pelota que ha sido encomiable", recalcó. El entrenador del Real Zaragoza, Manolo Jiménez, declaró que un punto les acerca "un poco más a la salvación" pero que les aleja de soñar "con cosas importantes". "Un punto no es bueno, pero tampoco es malo. Nos damos por satisfechos porque no hemos sido tan superiores al Espanyol", apuntó el preparador del equipo “Maño”, que ha añadido que "hay que aprender a ganar y también a no perder", circunstancia esta que sí había conseguido lograr hoy y no en varios de los encuentros que había perdido en La Romareda. A pesar de ello cree que a su equipo, que ha sabido mantener la portería a cero, le falta marcar más goles y sacarle más productividad a la estrategia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×