El DT italiano pide educación a sus hombres en la cancha

"Hay una cosa de nuestros jugadores que debemos combatir: las excesivas protestas en el campo a los árbitros y jueces de línea. Creo que en el terreno internacional nos gustaría mostrar un poco...
 "Hay una cosa de nuestros jugadores que debemos combatir: las excesivas protestas en el campo a los árbitros y jueces de línea. Creo que en el terreno internacional nos gustaría mostrar un poco menos de mala educación", ha comentado Lippi, que con la sele

MEDIOTIEMPO | Redacción8 de Febrero de 2005 Marcello Lippi, seleccionador nacional italiano, ha invitado a sus jugadores a tener más educación sobre el terreno de juego, con el objetivo de que el fútbol transalpino recupere su imagen internacional.

"Hay una cosa de nuestros jugadores que debemos combatir: las excesivas protestas en el campo a los árbitros y jueces de línea. Creo que en el terreno internacional nos gustaría mostrar un poco menos de mala educación", ha comentado Lippi, que con la selección italiana se enfrenta el miércoles a Rusia.

Ya el pasado 17 de enero, con motivo de una reunión entre los distintos sectores del fútbol italiano, Lippi habló de la necesidad de que los jugadores practiquen el denominado "juego limpio", con un comportamiento adecuado y correcto, para lograr que el fútbol italiano recupere una imagen positiva en el extranjero.

"GOZAMOS DE CIERTA FAMA"

Ahora, con motivo del partido amistoso ante Rusia, ha vuelto a incidir en dicha necesidad: "Los jugadores deben dejar de agitar la mano para solicitar al árbitro que muestre la cartulina amarilla a un rival o de ir cara a cara a protestar al abanderado". "Gozamos de una cierta fama, sobre todo de parte de los árbitros. Y en determinados casos rápidamente se nos amonesta", añade.

Según Lippi, tras el escupitajo de Francesco Totti al danés Poulsen, en el Italia-Dinamarca de la Eurocopa Portugal 2004, y por otros comportamientos, al capitán romanista "se le percibe como un delincuente" en el extranjero.

"El (Totti) ha fallado, como lo hacen otros. Pero paga ese gesto más allá de lo que se merece. Ha acontecido encontrarme en una reunión con seleccionadores extranjeros, tomar yo el micrófono y decirles que ellos no entrenaban precisamente a monjas", comenta el técnico italiano.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×