San Vuoso mantiene vivos a los de la Comarca

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPO
 Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPO

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Corona. Miércoles 13 de marzo de 2005Santos se negó a morir. Cuando el marcador y el tiempo indicaban que las Águilas del América tendrían más de un pie en las semifinales del Clausura 2005, la dupla Ruiz-Vuoso hizo de las suyas e igualó una contienda propia de una fiesta grande en el balompié azteca. Con el empate a dos, los de la Comarca mantienen la esperanza de acceder a la antesala del título. La ventaja, con todo y el golpe anímico que significó el no haber obtenido la victoria, le corresponde a los de Mario Carrillo. PRIMER TIEMPOEl peligro en las porterías apareció desde los primeros suspiros de la contienda. El incansable Rodrigo Ruiz hizo acto de presencia en los linderos del área para inquietar mediante un venenoso disparo. Guillermo Ochoa contuvo el esférico con ciertos apuros. Siete minutos más tarde, Junior César pateó furiosamente la de gajos; el balón se fue muy por encima de la puerta americanista. La oleada ofensiva de los santistas disminuyó notablemente en instantes posteriores. El cuadro de la Comarca fue perdiendo intensidad conforme el reloj siguió su marcha. América, mientras tanto, aguardó pacientemente a que los zagueros rivales se distrajeran para sorprender con velocidad y certeza. Adrián Martínez tuvo la mala fortuna de ponerse en acción para sacar la pelota de su puerta, pues un magnífico centro de Claudio López desde la punta derecha fue rematado contundentemente por Kléber, quien se anticipó a Olvera. La de gajos entró en el ángulo inferior derecho de la meta lagunera. La escuadra del “Yayo” de la Torre buscó reaccionar con base en la potencia de Ruiz y la calidad de Vuoso. A los veintidós minutos, un largo pase de Héctor Altamirano derivó en una de las ocasiones más claras para los locales. Para mala fortuna de la causa lagunera, Matías no pudo perfilarse correctamente tras sacudirse la marca de Davino y terminó entregando el esférico al golero americanista. Las Águilas mantuvieron su propuesta futbolística. Al equipo de Mario Carrillo no le interesó tener la pelota en los pies durante la mayor parte del tiempo; prefirió que el contrincante realizara el gasto para sorprenderlo con ataques fulminantes. Las advertencias hacia el arco enemigo siguieron presentándose. No se reflejaron en el marcador. Santos no quería irse con la desventaja a los vestidores. A los cuarenta y un minutos de acción, el “Pony” Ruíz recorto hacia el centro y arremetió con pierna derecha. Guillermo Ochoa voló de forma espectacular y provocó que el grito de gol se ahogará en los fanáticos guerreros. SEGUNDO TIEMPOLa parte complementaria trajo consigo cualquier cantidad de emociones. Los verdiblancos, conscientes de la imperiosa necesidad de volver a la contienda, se lanzaron hacia el frente y coquetearon con el gol en un par de ocasiones. A los cincuenta minutos, un disparo con la diestra de Rogelio López pasó a centímetros del arco azulcrema. A los sesenta y dos, Cariño probó suerte de media distancia y cerca estuvo de sorpreder al arquero capitalino, que terminó rehaciéndose con excelente desviada.El partido estaba abierto para cualquiera. La escuadra lagunera poseía el esférico, pero no lograba vulnerar la puerta emplumada. Las Águilas conservaban su frialdad característica y se dedicaban a resguardarse atingentemente. Y llegó el regalo de Adrián Martínez. El golero del cuadro anfitrión tuvo todo el tiempo del mundo para despejar, pateó el esférico y se lo entregó en bandeja a Claudio López, quien no tuvo más que deshacerse del guardameta local para enviar el balón hasta el fondo de las redes. La anotación parecía darle rumbo casi definitivo a la contienda. El tiempo demostraría lo contrario...Santos resucitó a los setenta y dos minutos de acción. Una productiva pared entre Elgabry Rangel, recién ingresado al terreno de juego, y Vuoso derivó en el tanto del descuento. La conclusión se dio mediante un certero disparo de Rangel con la involuntaria asistencia de Ochoa, que estaba mal ubicado. El gol no sólo sirvió para disminuir la diferencia en los cartones, sino para impulsar a los laguneros en la búsqueda de la igualada. América ya saboreaba la victoria; tenía la miel en sus labios. Vuoso y Ruiz tenían preparada una nueva sorpresa. Centro del “Pony” desde el carril izquierdo, remate de Matías y explosión del Corona. Los Guerreros aún respiran; América se va con la tristeza de no haberse ido con la victoria. Al mismo tiempo, con la satisfacción de no haber sucumbido en Torreón. Todo se definirá en la vuelta.GOLES 0-1 Centro de Claudio López desde la punta izquierda  que es cabeceado por Cléber. La pelota se incrusta en el ángulo inferior derecho de la puerta de Martínez (15´)0-2 Oso de Adrián Martínez. El golero santista despeja de forma deficiente y le regala el esférico a Claudio López. El artillero argentino enfila hacia el arco lagunero, se quita al arquero, pica hacia la izquierda y dispara para marcar el segundo tanto americanista. (67´)1-2 Grandiosa pared entre Elgabry y Vuoso. Rangel, desde tres cuartos de cancha, toca el esférico a Matías, este se lo devuelve; Elgabry recorta hacia el centro y sorprende a Ochoa con disparo a contrapié. (72)  2-2 Centro de Rodrigo Ruiz desde la banda izquierda. Vuoso remata y logra el ansiado empate. (89´) EL ARBITRAJESatisfactorio de Mauricio Morales. Un tanto exagerado en la expulsión de Mario Carrillo.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×