La Máquina sufrió para eliminar a Monterrey

Cruz Azul sufrió en demasía para conseguir su pase a las Semifinales frente a un Monterrey, que desde los primeros minutos salió a proponer el lance y que sorprendió a los locales con dos goles en...
 Cruz Azul sufrió en demasía para conseguir su pase a las Semifinales frente a un Monterrey, que desde los primeros minutos salió a proponer el lance y que sorprendió a los locales con dos goles en los primeros minutos del juego.

Edgar Sandoval | MEDIOTIEMPOEstadio Azul, 14 de Mayo ante una muy buena entrada

Cruz Azul sufrió en demasía para conseguir su pase a las Semifinales frente a un Monterrey, que desde los primeros minutos salió a proponer el lance y que sorprendió a los locales con dos goles en los primeros minutos del juego.

Los goles de los cementeros cayeron vía Miguel Zepeda de penal, Francisco “Kikín” Fonseca y César “Chelito” Delgado, mientras que por los Rayados marcaron Ricardo “Pepito” Martínez, Walter Erviti y Jesús “Cabrito” Arellano.

Cruz Azul terminó el encuentro con 9 hombres debido a las expulsiones de José Alberto Hernández y el argentino Gabriel Pereyra, hombres que no podrá ocupar para el juego de ida de las Semifinales el estratega Rubén Omar Romano.

PRIMER TIEMPO

El cotejo inició movido y apenas habían transcurrido 5 minutos y ambos clubes buscaban hacerle daño a su rival, pero sin éxito.

A los 6’ en un desborde por la banda izquierda, Walter Erviti sirvió un centro largo al corazón del área celeste que conectó de cabeza Ricardo “Pepito” Martínez, quien agarró a contrapié al guardameta Oscar “Conejo” Pérez y marcó el tanto de la quiniela.

Monterrey tomó la ventaja lo que generó desesperación entre los hombres de Cruz Azul y empezaron a cometer demasiadas faltas. Tal fue el desconcierto que vivieron los cementeros que al 13’ permitieron la segunda anotación en su cabaña cuando el argentino Carlos Casartelli se internó al área chica azul por el costado derecha y ahí sirvió a Walter Erviti, quien sin marca disparó raso para poner los cartones 2-0.

El “madrugete” regiomontano desconcertó tanto a los capitalinos que a los 16’ cuando Miguel Zepeda quedó frente al marco del cancerbero Christian Martínez, en lugar de disparar pensó demasiado la jugada y la zaga Rayada despejó el peligro.

Él reloj indicaba que iban 26’ cuando en una bola que peleaban José Alberto Hernández y Luis Pérez, el primero barrió con fuerza desmedida y propinó un muy duro golpe a Pérez, por lo que el colegiado Jorge Eduardo Gasso no lo pensó 2 veces y mandó a “Don Juan” a las regaderas.

La situación se complicó para la tropa del estratega argentino Rubén Omar Romano, quien veía como se le complicaba el partido por las 2 anotaciones en contra y un hombre menos, pero aun así nunca decayó su animo.

Faltaban unos instantes para que el primer lapso se extinguiera cuando el artillero argentino César “Chelito” Delgado conducía el esférico y se metía al área blanquiazul y fue derribado por detrás por el zaguero Joel Morales, y sin dudarlo el colegiado marcó la pena máxima.

Al 45’ cobró el penal Miguel Zepeda de pierna derecha y engañó al meta Chritian Martínez que se tiró al lado contrario.

La ventaja hacía soñar a los Rayados, pero el gol de Zepeda en el último minuto del primer tiempo le daba vida a los cementeros.

SEGUNDO TIEMPO

Para la parte complementaria, el estratega Romano sacó a Federico Lussenhoff para que Joel Huiqui ocupara su lugar, esto con la idea de prevenir una posible expulsión del zaguero argentino.     

Con la ventaja de su lado los regiomontanos buscaron asegurar el triunfo con disparos que nunca vieron la puerta de Oscar “Conejo” Pérez.

A los 52’ llegó el tanto que igualó los cartones cuando Francisco Fonseca se llevó por la  punta derecha a Paulo Serafín, se metió al área rayada y disparó ante la mala salida del cancerbero Christian Martínez que no brincó y se comió el gol.

Con el empate a su favor, Cruz Azul se soltó y empezó a jugar sin menos presión a pesar de la ausencia de un hombre, mientras que Monterrey desde ese momento se sintió eliminado ya que bajó su ritmo. A los 77’ llegó el justo premio a la lucha del Cruz Azul cuando en una gran jugada que inició Gabriel Pereyra saliendo desde detrás el mediocampo, se enfiló al área Rayada y tocó a César Delgado que aprovechó la ocasión y marcó el tercero a favor de los locales. Lo malo para Cruz Azul fue que después del gol de Delgado, Pereyra se alzó la playera para festejar y se ganó tontamente su segunda tarjeta amarilla, por lo que dejó a su club con 9 jugadores.

Ya con el pase a Semifinales en la mano, la Máquina se relajó y a los 90’ en tiempo de reposición permitió que Monterrey marcara el empate en una jugada en la que Ricardo Osorio se barrió en el área azul y el rebote le cayó a Jesús “Cabrito” Arellano, quien marcó el 3-3.

El partido culminó con un Monterrey que se quedó con la sensación de saber que pudo hacer más y un Cruz Azul que sufrió de más para conseguir su pase.

EL ARBITRAJE

Corrió por cuenta del colegiado Jorge Eduardo Ghasso quien tuvo una pésima actuación. El penal que marcó a favor de Cruz Azul y que convirtió Miguel Zepeda fue inexistente, además de que le perdonó la expulsión a Federico Lussenhoff por una falta que merecía la segunda amarilla y también no amonestó a Luis Pérez cuando se tiró un clavado en el área chica, mientras que cuando Francisco “Kikín” Fonseca hizo lo mismo si fue amonestado.

No midió con la misma vara y quiso controlar el encuentro a base de amonestaciones y finalmente el juego se le fue de las manos.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×