Un día después, hablan los 2 expulsados de La Máquina

El mediocampista Gabriel Pereyra pide aún clemencia por la expulsión a que se hizo merecedor por quitarse la playera al celebrar el tercer tanto del Cruz Azul en el empate 3-3 ante Monterrey que...
 El mediocampista Gabriel Pereyra pide aún clemencia por la expulsión a que se hizo merecedor por quitarse la playera al celebrar el tercer tanto del Cruz Azul en el empate 3-3 ante Monterrey que prácticamente significaba el pase a Semifinales de su equipo

MEDIOTIEMPO | Agencias15 de Mayo de 2005

El mediocampista Gabriel Pereyra pide aún clemencia por la expulsión a que se hizo merecedor por quitarse la playera al celebrar el tercer tanto del Cruz Azul en el empate 3-3 ante Monterrey que prácticamente significaba el pase a Semifinales de su equipo.

Se mostró satisfecho por el apoyo que le brindó la afición cuando vio que ingresaría al partido y el que recibió de suscompañeros tras su segunda amarilla al comprender la alegría que había generado su jugada y el pase para gol que dio a su compatriota César Delgado.

"Rubén (Omar Romano) estaba muy mal, igual que yo y lo entendió, más que nada porque el también fue jugador, pero más que nada estuve mal yo, mis compañeros y el Cuerpo Técnico me dieron su apoyo".

Dijo que el árbitro hizo bien en sacarle la segunda tarjeta amarilla pues está tipificado en el reglamento, aunque limite las muestras de alegría que significa una jugada como la que realizó. "El (Jorge Gasso) tiene que cumplir con el reglamento, así lo señala y creo que se sintió muy apenado por sacarme, se comportó muy bien conmigo, trató de apoyarme y me dijo que me había equivocado".

Su tarjeta roja no le quita la alegría de recordar la jugada donde se llevó a varios rivales desde territorio celeste hasta llegar al área contraria y ponerle un pase de oro a su compatriota César Delgado. "La verdad fue una linda jugada, porque aparte creo fue en el momento justo y nos dio la tranquilidad como para no estar pendientes de si nos hacían un gol con el que pudieramos quedar fuera".

Consideró que la reacción que tuvo la Máquina puede catalogarse como la de un equipo campeón. "Nosotros venimos diciendo que este grupo está muy fuerte, saca fuerzas de donde no las hay y que con un hombre menos saque esa reacción y supere al rival creo que es de merecer, más en estas instancias tan apretadas".

A su vez el zaguero argentino Federico Lussenhoff mencionó que si bien Cruz Azul consiguió el pase a Semifinales deben corregirse muchos errores que se cometieron y que si los jugadores de Monterrey pensaron que debió irse expulsado en el primero tiempo a él también le hicieron una falta que merecía tarjeta roja.

Con una risa nerviosa a la pregunta de si debió irse del juego luego respondió "nosotros también pensamos que hubo jugadas en que ellos habrían merecido más tarjetas. Hubo una casi al principio del partido en que Casartelli se me barre al tobillo y por una jugada así a mi me expulsaon en Torreón".

Admitió que mucho tiene que ver para ello la perspectiva del silbante y que sin ser culpa de los silbantes "pero se están sacando muchas tarjetas y creo que cuando un equipo después tiene que salir a jugar a otras competencias o a nivel selección no se marcan tantas cosas y por ahí los mexicanos van en desventaja".

Advirtió que deben corregir el renglón de la indisciplina, pues este factor sí ha pesado en el hecho de que el técnico no pueda usar una formación similar en semanas consecutivas por la baja de jugadores con tarjeta roja, aunque admitió que varias veces se da por circunstancias de los partidos.

JOSÉ ALBERTO HERNÁNDEZ

El mediocampista José Alberto Hernández se mostró apenado por su expulsión a los 26 minutos del partido de Cuartos de Final del Campeonato Clausura 2005 contra Monterrey, con lo que dejó a su equipo con 10 hombres y cuando perdían 2-0.

"Fue una pelota dividida que voy a disputar abajo y no sé si le alcanzo a pegar. Fue un error porque fue muy temprano la tarjeta roja", dijo Hernández sobre esa acción con Luis Ernesto Pérez, de Monterrey, en medio campo.

Admitió que se sintió muy mal por dejar en inferioridad numérica a sus compañeros, "ya íbamos 2-0 abajo y luego por la expulsión piensas que de ahí se puede derivar que el equipo caiga en una debacle aún mayor".

Desde su perspectiva, a los silbantes se les olvida también que los equipos ya están en liguilla y que la pelea por cada balón es mucho más intensa, al tiempo que aseguró que nunca fue con la intención de lastimar.

Y refiere: "Después toca salir a jugar a Sudamérica y a otros lugares donde hay jugadas mucho más fuertes que no se sancionan, entonces difícilmente se va a una jugada medio fuerte al piso porque uno cree que le van a pitar de la misma manera. Creo que en algunas acciones se han dado las tarjetas amarillas bastante temprano y con eso se limita mucho al jugador".

José Alberto Hernández reconoció que sus compañeros supieron sacar el resultado, pero sobre todo dejó enseñanzas a todos para evitar los errores en el siguiente partido de Semifinales.

Sin hablar de si fue merecida o no la tarjeta roja directa, Hernández narró que siguió las incidencias del partido en elvestidor. "Lo vi ahí en un monitor, ahí me fui dando cuenta que se iba dando el resultado con bastante nerviosismo, estuve ahí con los muchachos de utilería, los masajistas".

Sin hablar hasta ahora con el técnico Rubén Omar Romano sobre su falla, admitió que ese tipo de distracciones no deben cometerse en los próximos partidos, pues también fue expulsado su compañero Gabriel Pereyra, lo cual pudo haberse evitado, pues la primera tarjeta no la consideró merecida.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×