Héroes teutones... Franz Beckenbauer

Pocos jugadores a lo largo de la historia tienen un pasado como el de Franz Beckenbauer. Nacido el 11 de septiembre de 1945 en Munich, Alemania, nunca se imaginó llegar a ser una leyenda del...
Pocos jugadores a lo largo de la historia tienen un pasado como el de Franz Beckenbauer. Nacido el 11 de septiembre de 1945 en Munich, Alemania, nunca se imaginó llegar a ser una leyenda del deporte más bonito del mundo. Conocido como el Kaiser, este lege
 Pocos jugadores a lo largo de la historia tienen un pasado como el de Franz Beckenbauer. Nacido el 11 de septiembre de 1945 en Munich, Alemania, nunca se imaginó llegar a ser una leyenda del deporte más bonito del mundo. Conocido como el Kaiser, este lege

Citlali Paz | MEDIOTIEMPOJunio de 2005

Pocos jugadores a lo largo de la historia tienen un pasado como el de Franz Beckenbauer. Nacido el 11 de septiembre de 1945 en Munich, Alemania, nunca se imaginó llegar a ser una leyenda del deporte más bonito del mundo. Conocido como el Kaiser, este legendario defensor alemán encarna un estilo de jugar al fútbol. Elegante, sencillo, técnico y con un don de liderazgo, el Kaiser Beckenbauer marca un parte aguas en la historia del fútbol alemán. Su carrera futbolística comienza en un club de fútbol local llamado SC Munich ’60. Sin embargo, su destreza con el balón lo llevó a formar parte del gran equipo Bayern Munich a la corta edad de 14 años. Su debut con el Bayern lo realizó en la Liga Regional del Sur (Regionalliga Süd) en 1965. Su aparición en la Bundesliga se dio un año más tarde. Desde entonces no dejó de cosechar triunfos tanto en Alemania como en el ámbito internacional.

Sus logros en la Bundesliga fueron con el Bayern. Desde su llegada, el club comenzó a tomar fuerza y a ocupar los primeros lugares del torneo nacional. La cosecha de su éxito no se hizo esperar y en 1966-67 levantó la primera Copa Alemana. De la misma manera, en 1967 levantó la Copa de Ganadores. Tal era su sentido de liderazgo y capacidad para ordenar el juego dentro de la cancha, que en 1968 tomó la estafeta de capitán del Bayern. Días de victoria se vendrían con la conquista de tres Copas Europeas consecutivas de 1974 a 1976. Además, levantó la Copa Mundial de Clubes. Tras haber pasado sus mejores días con el Bayern, Franz aceptó un millonario contrato para ir a jugar a la Liga Norteamericana con el equipo de Nueva York, llamado Cosmos, donde continuaron los triunfos. Poco antes de su retiro, decidió regresar a la liga que lo vio nacer y firmó con el equipo Hamburger SV, donde levantó su última Copa Alemana, en 1982.

Por lo que respecta a torneos internacionales, cabe mencionar que Franz Beckenbauer es uno de los dos jugadores (el otro jugador es Wolfgang Overath) que posee la colección completa de medallas de la Copa Mundial de Fútbol, oro, plata y bronce. Su primera Copa del Mundo fue en Inglaterra 1966, cuando Alemania sucumbió ante Inglaterra en la final del torneo. En esa Copa, Beckenbauer marcó cuatro goles, mismos que lo pusieron en los reflectores del orbe. Su segunda Copa del Mundo fue en México 1970, donde el camino de Alemania terminó en la semifinal contra Italia al quedar 4 a 3 a favor de la azurri. Una lesión en el hombro del Kaiser no le impidió jugar el partido por el tercer lugar y, posteriormente, recibir su medalla de bronce. El mayor éxito vino en su tercer mundial, Alemania 1974. Su ciudad natal lo vio colgarse la medalla que lo proclamaba campeón del mundo tras derrotar a su rival Holanda en la gran final. Este fue su envidiable paso por el torneo más importante del mundo.

Tras su retiro como jugador, Beckenbauer no abandonó las canchas, ya que en 1984 se convirtió en el director técnico de la escuadra teutona, llevándola a la final en México 1986. Su adiós como estratega se produjo tras haber llevado a Alemania a la conquista de la Copa Mundial en Italia 1990 al vencer a Argentina. De esta manera, Franz Beckenbauer se convirtió en uno de los dos hombres (el otro es Mario Zagallo) que levantó la Copa del mundo tanto en la cancha director como desde el banquillo.

Su despedida de las canchas no quiere decir que se alejó del fútbol. Continuó en las filas de este bello deporte como presidente del Club Bayern Munich y por ahora se encuentra participando como Presidente del Comité Organizador de la Copa del Mundo Alemania 2006.[mt/mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×