El ambiente previo al Brasil-Japón

Brasil y Japón se juegan la vida en la Copa Confederaciones 2005 en la bella ciudad de Colonia. Luego de un largo viaje desde Leipzig que duró alrededor de 6 horas, ya estamos en el estadio de...
Brasil y Japón se juegan la vida en la Copa Confederaciones 2005 en la bella ciudad de Colonia. Luego de un largo viaje desde Leipzig que duró alrededor de 6 horas, ya estamos en el estadio de Colonia, sede del encuentro del Grupo B entre amazónicos y asi
 Brasil y Japón se juegan la vida en la Copa Confederaciones 2005 en la bella ciudad de Colonia. Luego de un largo viaje desde Leipzig que duró alrededor de 6 horas, ya estamos en el estadio de Colonia, sede del encuentro del Grupo B entre amazónicos y asi

Medio Tiempo / Mexsport | Agustín Cuevas (Enviado)Estadio de Colonia, Alemania. 22 de Junio de 2005

Brasil y Japón se juegan la vida en la Copa Confederaciones 2005 en la bella ciudad de Colonia. Luego de un largo viaje desde Leipzig que duró alrededor de 6 horas, ya estamos en el estadio de Colonia, sede del encuentro del Grupo B entre amazónicos y asiáticos.

A nuestro arribo a este inmueble pudimos notar un ambiente diferente al de otras sedes y, aunque no sabría definir que era, si podría decir que esta es la sede mas futbolera de todas las que hemos visitado en Alemania.

La entrada principal del bello edificio se encuentra a una cuadra de la estación del tren que nos ha traído hasta aquí, y en ella se puede ver un antiguo letrero en el que se lee la palabra "STADION". Este recibimiento es bastante agradable, pues la modernidad y perfección de otras sedes no puede compararse con este representativo toque de historia.

A diferencia de Frankfurt y Leipzig, la explanada principal del "Klon Stadion" se encuentra libre de toda la parafernalia que los patrocinadores imponen y, en cambio, encontramos un amplio jardín dividido en dos por un corredor. En él, con toda calma, alemanes y visitantes se sientan a tomar un poco de los intensos rayos de sol que caen esta tarde sobre la ciudad.

Un grupo de "kapoeira" ameniza la tarde con sus percusiones y con la voz de su cantante principal, que entre gallo y gallo hace gozar a sus compatriotas.

Ya dentro de la sala de prensa, me sorprendo al notar la gran cantidad de reporteros, tanto gráficos como de los medios escritos, que se han dado cita en este lugar. Mientras recorro el pasillo que me lleva hasta la computadora donde escribo estas líneas, alcanzo a apreciar un fuerte aroma a arroz y ajo, lo que me dice que los japoneses han llegado al lugar.

Tanto la prensa brasileña como la japonesa son particularmente ruidosas, y esto rompe con la clásica calma de los alemanes, que sólo miran la manera tan "rara" en la que actúan todos sus visitantes.

[mt / Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×