Atlas vence 5-2 a Santos... Agrada Danilo Vergne

No era la barra "Fiel", pero sí eran los fieles seguidores de los Rojinegros del Atlas los que presenciaron el primer partido del equipo en casa, el cual ganaron 5-2 al Santos de Torreón.
No era la barra "Fiel", pero sí eran los fieles seguidores de los Rojinegros del Atlas los que presenciaron el primer partido del equipo en casa, el cual ganaron 5-2 al Santos de Torreón.
 No era la barra "Fiel", pero sí eran los fieles seguidores de los Rojinegros del Atlas los que presenciaron el primer partido del equipo en casa, el cual ganaron 5-2 al Santos de Torreón.

MEDIOTIEMPO | Agencias6 de Julio de 2005

No era la barra "Fiel", pero sí eran los fieles seguidores de los Rojinegros del Atlas los que presenciaron el primer partido del equipo en casa, el cual ganaron 5-2 al Santos de Torreón.

La cancha principal de Colomos abrió sus puertas para recibir a decenas de aficionados que se dieron cita en punto de las 11:00 horas.

Había desde niños que obligaron a sus madres a llevarlos a ver a su equipo y que aprovecharon para descansar un poco de la tensión veraniega de las vacaciones hasta personas que entraban tarde a trabajar y decidieron asistir.

No podían faltar las damiselas que esperaban ávidas los autógrafos de los jugadores, pero tampoco faltaban las organizadoras de las porras oficiales.

Hasta supervisores de algunos diarios locales hicieron su presencia, más para vigilar a sus ordenados que para conocer el trabajo técnico-táctico del nuevo entrenador rojinegro.

Tanto el timonel de los Zorros, Daniel Guzmán, como el de Santos, Eduardo "Yayo" de la Torre, utilizaron durante todo el primer tiempo y parte del segundo a sus equipos titulares, pero cerca de finalizar los 90 minutos entraron los suplentes de ambas escuadras.

El resultado albergó esperanzas para que los Zorros puedan iniciar con el pie derecho el torneo y escalar posiciones desde el sótano general.

Los aficionados coreaban las jugadas espectaculares, animaban con banderolas y alguna que otra corneta, incluso hasta aplaudían las jugadas del equipo visitante. Reinó el optimismo.

Abrió el marcador el flamante refuerzo de los rojinegros, el delantero brasileño Danilo Vergne al minuto 40, en un cotejodinámico, de idas y venidas por parte de los dos conjuntos, pero al 43 empató Miguel Zepeda.

Para el inicio de la segunda mitad las llegadas de Atlas fueron superiores, aunque con la mira descompuesta, sin embargo, Juan Carlos Valenzuela anotó a los minutos 55 y 85, además de los tantos de Manuel "Tripa" Pérez al 60 y 90. Por los visitantes descontó Matías Vuoso al 80.

Al final los asistentes salieron contentos por ver a un Atlas con nueva actitud y esperanzados de que este triunfo en casa sea el primero de muchos en el torneo.

AGRADÓ DANILO VERGNE

Los primeros contactos que tuvo el delantero brasileño Danilo Vergne causaron grata impresión entre Cuerpo Técnico y directivos del Atlas, aunque aseguraron que aún no tienen su nivel óptimo.

"Lo ví bien, aunque todavía es prematuro para calificarlo, sí se le nota que está fuera de ritmo, pero yo creo que no tardará mucho en acoplarse", explicó el Presidente de Atlas, Ernesto Fregoso.

También el timonel Zorro, Daniel Guzmán, aseguró que en cuanto el refuerzo esté en condiciones físicas aceptables podrá ser una jugador que ayude al Atlas a salir del sótano general.

"Lo que me interesa y me gusta es la gran disposición que tiene, él tuvo 15 días de vacaciones, pero tiene ganas de jugar y aparecer, es un chavo que, si está bien preparado físicamente, nos va a ayudar muchísimo, es desequilibrante y tiene gol", expresó Guzmán.

Por su parte, el atacante manifestó que se sintió bien dentro del partido y aunque sí resintió el aspecto físico confió en que estará a punto cuando inicie el Campeonato Apertura 2005.

"Estamos contentos por lo que mostré y estoy seguro que podré estar sin ningún problema para ayudar al equipo en el inicio del campeonato", dijo Danilo Vergne.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×