La Máquina paseó en C.U. con cielo totalmente azul

La Máquina paseó en C.U. con cielo totalmente azul La Máquina paseó en C.U. con cielo totalmente azul
Sin Pie de Foto
 Sin Pie de Foto

MEDIOTIEMPO | AgenciasEstadio Olímpico de CU, 28 de Agosto de 2005 ante una gran entradaCon un gol tempranero de Gabriel Pereyra apenas al minuto dos y frente a unos Pumas disminuidos por la expulsión de Ailton da Silva, Cruz Azul goleó 5-0 a la UNAM en su visita al Estadio Olímpico Universitario.Las ausencias del paraguayo Darío Verón en la defensa y del argentino Bruno Marioni en el ataque, ambos por lesión, fueron definitivas en la pobre actuación universitaria, que vio caer su meta cinco veces con Francisco Fonseca en dos ocasiones a los minutos 27 y 65´, otras dos de César Delgado, al 14´ y 54´, y Gabriel Pereyra, al dos.La Máquina celeste llegó así a 15 puntos para mantenerse firme en el subliderato general, sólo debajo del invicto América y al frente del Grupo 3.Pumas sufrió su segundo revés del torneo para quedarse con ocho unidades y caer al tercer lugar del Grupo 2, además de quedarse con las ganas de alcanzar en la cima de este sector al Toluca.La goleada se empezó a tejer apenas arrancaba el partido cuando Pereyra tomo un balón en tres cuartos de terreno, se quitó de encima a un rival y enfiló al área para sacar disparo razo a la derecha y vencer a Sergio Bernal ante la incredulidad de la mayoría puma en la tribuna.Este gol significó mucho para la causa cementera pues obligó a Pumas a buscar el empate, abrir líneas y dejar espacios que fueron bien aprovechados por los visitantes.En pleno dominio celeste llegó el 0-2, obra de César "Chelito" Delgado, quien recibió un balón por la punta del área del lado derecho, se quitó la marca y sacó tiro cruzado que dio en el poste antes de besar las redes.Entonces empezó la molestia del público al considerar que el árbitro inclinaba sus decisiones a favor de Cruz Azul, porque al minuto 15 el brasileño Ailton da Silva mando un servicio que se estrelló en el brazo del paraguayo Denis Caniza dentro del área y cuando esperaban la marcación del penal el juez no lo juzgó así.Y a los 18´, por fingir una falta en tres cuartos de campo el propio Ailton recibió la segunda tarjeta amarilla del partido y dejó a su equipo con diez jugadores en la cancha, luego que unos instantes antes había estrellado un tiro en el poste derecho en una de las escasas llegadas de peligro de Pumas en el primer tiempo.Francisco "Kikín" puso el tercero en la frente de los universitarios en un remate con la cabeza al ángulo izquierdo para dejar sin oportunidad al arquero Bernal, y tal como lo prometió en la semana no celebró su anotación por respeto a la institución y afición de la UNAM.Por el contrario, Antonio de Nigris falló un remate con la testa en el siguiente avance felino y más tarde tuvo la mala fortuna de interponerse en un cabezazo de Gonzalo Pineda, quien había llegado por sorpresa al área, para volver a ser abucheado por la afición auriazul.La Máquina tuvo otro par de oportunidades para incrementar su ventaja en el mismo lapso inicial, pero los postes y la defensa loevitaron.La afición volvió a enojarse con el silbante Gabriel Gómez Romero cuando en un contragolpe el colombiano John Javier Restrepo se barrió en los límites del área penal para cortar un avance y no fue expulsado cuando era el último hombre antes que Israel Castro enfrentara a Oscar Pérez.Cuando en el inicio del segundo tiempo se anunció en el sonido local la sustitución de Antonio de Nigris, los seguidores universitarios celebraron el cambio, no tanto por el ingreso del argentino Martín Cardetti sino por la salida del atacante mexicano.Los renovados bríos con que salió Pumas en busca de salvar el resultado fueron cortados de tajo por "Chelito" Delgado, quien aprovechó un hierro de Israel Castro para marcar el cuarto gol celeste a los 54 minutos.Con una media vuelta de zurda, "Kikín" Fonseca cerró la cuenta momentos después que la afición cruzazulina empezaba a corear "cinco, cinco, cinco­" a los 65 minutos.Hasta aquí le alcanzaron a Pumas las energías de dar batalla ante una Máquina que todavía tuvo más ocasiones de peligro para incrementar la goleada, aunque quizá por no querer humillar no insistió de más y paseó el balón por todo el terreno en espera de que concluyera el partido.La afición de Pumas nunca bajó los brazos en su impulso, pero terminó por admitir que su equipo hoy no estaba para ganar.ARBITRAJE:Malo de Gabriel Gómez que entró en extremo nervioso al partido y antes del minuto 20 ya había echado su trabajo por la borda. Dejó de marcar al menos 4 faltas clarísimas para el local en ese lapso. Queda duda en un balón que parecía pegar en la mano de Caniza en el área cementera. No expulsó a Restrepo cuando cortó un avance siendo jugada clara de gol. Luego se compuso un poco, pero ya era tarde. Al final no se atrevió a marcar un penal más que claro a favor de Cruz Azul cuando Chávez prácticamente tacleó a Torrado en el área puma.[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×