En la Ida de las semis, U. Católica sacó un valioso empate ante Boca

En lo que significó un muy buen resultado para los chilenos, La U. Católica y Boca Juniors empataron 2-2, en casa de los últimos, en el partido de ida de una de las semifinales de la Copa...
 En lo que significó un muy buen resultado para los chilenos, La U. Católica y Boca Juniors empataron 2-2, en casa de los últimos, en el partido de ida de una de las semifinales de la Copa Sudamericana.

MEDIOTIEMPO | Redacción23 de Noviembre de 2005 en La Bombonera de Argentina

En lo que significó un muy buen resultado para los chilenos, La U. Católica y Boca Juniors empataron 2-2, en casa de los últimos, en el partido de ida de una de las semifinales de la Copa Sudamericana.

Luego de un primer tiempo para el olvido, las emociones aparecieron en la segunda mitad, en la que cada equipo tuvo la ventaja en el marcador en una ocasión. Primero, Boca marcó por conducto de Insúa; sin embargo, Imboden y Quinteros sacaron la casta por los andinos y dieron la vuelta al tanteador. A pocos minutos del final, Palermo puso cartones definivos al encuentro.

PRIMER TIEMPO

Sabedor del poder ofensivo que Boca tiene, sobre todo como local, la U. Católica saltó al terreno de juego con un planteamiento claramente defensivo que, con el pasar de los minutos, se fue haciendo más y más sólido, La U, con tres centrales, dos laterales con buena salida y un par de perros de presa en la contención, se paró con propiedad en la famosa Bombonera de Argentina y aguantaron, sin mayores apuros, un cero a cero vital en unos primeros 45 minutos que poco dejaron para el recuerdo.

Boca, por su parte, inició bien la contienda. A pesar de que el “Coco” Basile decidió dejar en el banquillo a hombres importantes como Insúa, Palacio y Battaglia, el cuadro bonaerense no tuvo inconvenientes para hacerse del control del esférico; sin embargo, sus avances se apagaban con mucha facilidad en las piernas de los andinos, que no batallaron demasiado para controlar a Bilos, Schelotto y Palermo, que eran orquestados por un poco participativo Neri Cardozo.

Cuando corría el minuto 40, Arrúe estuvo cerca de marcar de media distancia, luego de que Conca lo habilitara desde la derecha, pero su disparo se fue a penas abierto del arco de Abbondanzieri.

Al 45’, llegó la jugada más peligrosa del primer tiempo. En ella, el chileno Conca tuvo la más clara para anotar, cuando apareció solo en el medio del área boquense para rematar con la cabeza un buen centro de Pérez, pero un milagroso cruce del “Cata” Díaz, ex de Cruz Azul, evitó la apertura del marcador.

SEGUNDO TIEMPO

Los primeros minutos de la segunda etapa mostraron a un Boca mucho más conectado en campo de la Católica. Esto, entre otros factores, se debió al ingreso de Insúa que, en lugar de Cardozo, se mostró mucho más incisivo que éste.

Este nuevo Boca metió en muchos apuros a su rival, tanto que, al 57’, Palermo estelló el balón en el poste, luego de que Insúa lo habilitara a la altura del manchón penal. La calma con la que los defensores andinos superaron el primer tiempo se transformó en angustia constante, mientras que sus atacantes apenas si podían hacer contacto con la pelota. El mismo Palermo tuvo que aguantarse el grito de gol al 65’, cuando Buljubasich le sacó a mano cambiada un cabezazo que parecía el primer tanto del encuentro.

Todo este agobio Xeneize se convirtió en ventaja al 70’. Federico Insúa, el mejro del segundo tiempo, cerró perfecto a segundo poste a centro de Schelotto, venciendo fácilmente a Buljubasich.

Pese al tanto en contra, la U no decayó en ánimo y, sorprendiendo a toda La Bombonera, dio vuelta al marcador en apenas 3 minutos. El tanto de la igualada, que sonaba improbable tras la anotación de Insúa, llegó al 75’ por conducto de Imboden, que se agregó al ataque en una jugada a balón parado. El gol de la diferencia andina fue del solitario atacante Quinteros quien, entre 3 defensas, remató con tranquilidad un centro de Núñez.

Boca comprendió que, con este resultado, su visita a Santiago sería más que complicada, por lo que se fue al frente en busca del empate y, de ser posible, un tercer tanto que les diera la ventaja nuevamente. Éste tercer tanto no llegó, pero lo que si llegó fue el empate, marcado por Palermo, que marcó gracias a un esfuerzo de Palacio que culminó en un recentro preciso para el “Loco”, que se tiró una especie de chilena que devolvió la ilusión al pueblo boquense.

ALINEACIONES

BOCA JUNIORS: 1 Abbondanzieri, 4 Ibarra, 6 Díaz, 22 Silvestre, 13 Morel, 5 Gago, 21 Ledesma (Salió al 68’ por 8 Battaglia), 23 Bilos (Salió al 68’ por 14 Palacio), 19 Cardozo (Salió al 46’ por 10 Insúa), 7 Barros Schelotto, 9 Palermo. DT: Alfil Basile.

U. CATÓLICA: 1 Buljubasich, 19 Fuenzalida (Salió al 7’1 por 20 Núñez), 2 Rubilar, 13 Imboden, 4 Zenteno, 5 Pérez, 7 Arrué (Salió al 64’ por 8 Vázquez), 3 Ormeño (Amonestado al 48’), 10 Conca (Amonestado al 37’), 18 Rubio (Salió al 89’ por 17 I. Quinteros), 9 Quinteros. DT: Jorge Pellicer.

ARBITRAJE

Excelente arbitraje del colombiano Oscar Ruiz, quien apenas si llamó la atención durante toda la contienda.

[mt][Foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×