Entradas de lujo para fans acaudalados para el Mundial de Alemania

Los aficionados al futbol tienen ahora una manera de asegurarse una entrada al Mundial Alemania 2006,  aunque sea en perjuicio de sus bolsillos.
 Los aficionados al futbol tienen ahora una manera de asegurarse una entrada al Mundial Alemania 2006,  aunque sea en perjuicio de sus bolsillos.

MEDIOTIEMPO | Agencias24 de Noviembre de 2005

Los aficionados al futbol tienen ahora una manera de asegurarse una entrada al Mundial Alemania 2006,  aunque sea en perjuicio de sus bolsillos.

El "Programa Comercial de Bienvenida" (Hospitality Program) ofrece entradas de primera clase para todos los partidos destinados, eso sí, a quienes estén dispuestos a pagar cantidades considerables por presenciarlos.

Se trata del único programa de bienvenida oficial que ofrece muchos más servicios que el simple gozo visual del partido, ya que combina la oferta de los mejores asientos en los estadios, con un estacionamiento privilegiado, entrada preferente, alimentos de primera clase, servicio al cliente, regalos especiales y oferta de entretenimiento.

Por una de las entradas del programa especial habrá que pagar 633 euros (747 dólares), aunque los boletos de lujo pueden adquirirse también en paquetes de encuentros en precios que oscilan, en función del estadio y el número de partidos, entre 5.160 (6 mil dólares) y 15 mil euros (17.700 mil dólares), si se pretende disfrutar de 7 juegos y entre ellos, la Final del torneo.

A pesar de los altos precios, el Director de Negocios del  consorcio suizo iSe, George Taylor, que cuenta con los derechos exclusivos de venta de entradas de este tipo, aseguró hoy en Munich que ya se vendió la mitad de las 346 mil disponibles, quedando alrededor de otras 170 mil.

Taylor pronosticó que, si ya se vendieron tantas entradas medio año antes del comienzo del torneo, el consorcio logrará agotarlas.

Los paquetes se venden como combinaciones de 3 a 6 partidos (hasta el partido final del 9 de Julio de 2006 en Berlín) para un estadio específico y ofrecen la oportunidad de que los aficionados no se pierdan los cotejos de las mejores selecciones clasificadas al Mundial.

Pero no se trata de ver, sino de disfrutar de otros servicios como la comida que se servirá en forma de aperitivos y bebida durante el partido, o los platillos principales en mesas de buffet, así como postres que se degustarán después del encuentro, a no ser que el mal sabor de boca de la derrota del equipo favorito quite a sus seguidores las ganas de comer.

La FIFA ofrece 4 variedades de paquetes, en función de las necesidades de los clientes que puedan permitirse el lujo de presenciar el Mundial con todas las comodidades a su alrededor.

Sky Box, Elite, Prestige y Premier son los nombres de las distintas opciones del Programa Comercial de Bienvenida.

Sky Box está diseñado para atender los intereses de grandes compañías que buscan entretener a sus invitados especiales en un ambiente privado que proporciona mayor comodidad, mientras Bienvenida Elite es el paquete de más alto nivel que reserva para sí los mejores boletos y servicios.

Prestige y Premier, este último diseñado para clientes privados, ofrecen otros servicios y varían entre sí en el número de partidos, los estadios para los que son válidos o detalles en el servicio de alimentos, estacionamiento o entretenimiento.

Estos paquetes, que no están al alcance de todos los aficionados, pueden adquirirse en las oficinas de Alemania o Suiza, aunque las gestiones podrán realizarse también por Internet, a partir del próximo 9 de Diciembre.

Los organizadores intentan así aprovechar todo el potencial de la Copa del Mundo Alemania 2006 cuya demanda de entradas se prevé supere a todos los campeonatos celebrados hasta el momento.

A una compañía suiza con sede en Zürich, Internacional Sports and Entertainment AG (iSe), se le concedieron los derechos exclusivos de organizar este programa de lujo en una subasta pública en 2003, por los que pagó alrededor de 180 millones de euros (212 millones de dólares).

Es por tanto, la única compañía que puede vender oficialmente estos paquetes con los servicios que incluyen.

Desde el consorcio suizo se pronosticó que la venta de entradas registrará un aumento "masivo", especialmente en el exterior, tras el sorteo del Mundial, el próximo 9 de Diciembre en la localidad alemana de Leipzig, cuando se sabrá dónde, contra qué selecciones y cuándo jugará su equipo favorito.

El programa será impulsado también con una campaña publicitaria que se pondrá en marcha a comienzos de Diciembre en Alemania con el lema "Don"t Cry" ("No llores"), dirigida a quienes se quedaron sin entradas en la venta pública y tampoco pudieron conseguirlas en los sorteos de Internet.

Los aficionados podrán conseguir ahora su entrada, aunque los precios serán diferentes a los que hubieran pagado por una entrada en la venta al público: entre los 35 euros (41 dólares) que costaba la más barata para asistir a las primeras rondas del torneo y los 600 (700 dólares) que se pagó por la entrada más cara de la final.

Con el Programa de Bienvenida, sin embargo, sólo un paquete de 15 mil euros (17.700 dólares) permitirá la compra de una entrada para la Final.

Aunque la compra de un paquete conlleva siempre un riesgo: que el equipo favorito al que se pretende seguir no gane o pierda como el aficionado había calculado y no juegue finalmente un partido en un estadio previsto; en ese caso, las entradas conservan su validez para las siguientes rondas de dicho equipo.

A pesar del alto precio de las entradas de lujo, se calcula que la demanda para asistir a los partidos de la Selección Alemana desbordará la oferta existente.

Un representante del consorcio suizo iSe valoró en sus declaraciones en Munich que el nivel de precios se mueve por debajo del existente en el Mundial de Francia 1998.

Si se vendieran todas las entradas del Programa Comercial de Bienvenida, la empresa suiza se embolsaría alrededor de 700 millones de euros (826 millones de dólares).  

[ntx]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×