Unos guantes llenos de gallardía

Sus infructuosos intentos no pudieron impedir la salida de Benjamín Galindo. Entran en acción una y otra vez, se tienden hacia uno y otro lado con la misión de mantener inmaculada la meta...
Sus infructuosos intentos no pudieron impedir la salida de Benjamín Galindo. Entran en acción una y otra vez, se tienden hacia uno y otro lado con la misión de mantener inmaculada la meta santista. Son los guantes de Mauricio Caranta, que no por ser de lo
 Sus infructuosos intentos no pudieron impedir la salida de Benjamín Galindo. Entran en acción una y otra vez, se tienden hacia uno y otro lado con la misión de mantener inmaculada la meta santista. Son los guantes de Mauricio Caranta, que no por ser de lo

Edmundo Valdemarín | MEDIOTIEMPO7 de marzo de 2006

Sus infructuosos intentos no pudieron impedir la salida de Benjamín Galindo. Entran en acción una y otra vez, se tienden hacia uno y otro lado con la misión de mantener inmaculada la meta santista. Son los guantes de Mauricio Caranta, que no por ser de los más castigados a lo largo del Clausura 2006 deben considerarse como devaluados o fuera de moda. “Nos dolió mucho la salida del “Maestro” Galindo. Aunque muchos afirmen que existían roces en el vestidor, lo cierto es que siempre apoyamos al cuerpo técnico y luchamos con todos nuestros recursos para que no tuviera que darse la modificación en el banquillo”, afirman mientras su bien formada figura se achica afligidamente.

Se quedaron a muy poco de regalarle una triunfal bienvenida a Wilson Graniolatti. El atardecer en San Luis había sido muy afortunado para ellos, pero una decisión apretada del árbitro y la fuerza del disparo lanzado desde los once pasos por Ariel González terminaron impidiendo que los de la Comarca sumaran su primera victoria de la competencia. “Estuvimos muy cerca. Fue una gran tarde, la mejor tanto para nosotros como para nuestro amo (Caranta).  El empate fue injusto, nosotros fuimos superiores. Pese a todo, estamos contentos y batallaremos hasta el final para luchar por un puesto más digno en la tabla general”, aseguran mientras chocan entre ellos para darse ánimos y pensar en un mejor mañana para los de verde y blanco.

Al ser cuestionados respecto a la difícil situación por la que atraviesa el Santos Laguna, se sinceran y piden de manera precavida la llegada de refuerzos para próximas competiciones. “Cada uno de los que formamos parte del equipo damos nuestro máximo esfuerzo. Lo triste es que no ha sido suficiente, que por una u otra razón nos hemos quedado en el camino. Ojalá que la directiva se decida a invertir, porque el porcentaje empieza a significarse como un dolor de cabeza”.

A la afición de la Comarca no le mandan más que un fuerte agradecimiento por el apoyo recibido. “Es una de las aficiones más leales del futbol mexicano. Tanto Mauricio como nosotros estamos comprometidos con cada una de las personas que nos apoyan incondicionalmente. En poco tiempo, estamos seguros de ello, Santos recuperará el prestigio que alcanzó en años recientes. De nuestra cuenta corre…”, dicen tomándose de la mano y emprendiendo un viaje hacia la intimidad de un vestidor que ruega por tiempos mejores y que añora el ayer como si de épocas lejanas se tratara. [mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×