Fuera del Azteca, el Tri volvió a ser un desastre

La sensación de mejoría duró sólo tres días para la Selección Mexicana. Después de la victoria ante Costa Rica en el Estadio Azteca que parecía iniciar una época mejor, este miércoles el Tri...
La sensación de mejoría duró sólo tres días para la Selección Mexicana. Después de la victoria ante Costa Rica en el Estadio Azteca que parecía iniciar una época mejor, este miércoles el Tri volvió a perder como visitante 3-1 ante Honduras.
 La sensación de mejoría duró sólo tres días para la Selección Mexicana. Después de la victoria ante Costa Rica en el Estadio Azteca que parecía iniciar una época mejor, este miércoles el Tri volvió a perder como visitante 3-1 ante Honduras.  (Foto: Jorge Reyes, Notimex)
San Pedro Sula, Honduras. -
  • El Tri registró su quinto juego sin ganar como visitante
  • Las modificaciones de Eriksson no resultaron
  • Nuevamente México terminó con un hombre menos por expulsión a Salcido

La sensación de mejoría duró sólo tres días para la Selección Mexicana. Después de la victoria ante Costa Rica en el Estadio Azteca que parecía iniciar una época mejor, este miércoles el Tri volvió a perder como visitante 3-1 ante la Selección de Honduras y sobre todo, mostró de nuevo esa cara desastrosa y desordenada.

Extrañamente fueron cuatro las modificaciones que ordenó el Director Técnico Sven-Goran Eriksson con respecto al once titular con el que ganó a mitad de semana, perjudicando sobre todo a la defensa, todo ello, aunado a la baja por lesión en el primer tiempo de Leobardo López. La zaga mexicana lució totalmente desarticulada con Salcido de central y Magallón de lateral derecho y el ataque fue inoperante con un Carlos Vela desconocido.

El fugaz romance que vivió el Tri con la victoria dentro del Hexagonal Final rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010 fue frustrado al prolongar la racha de casi 15 años sin ganar como visitante en Honduras en Eliminatorias Mundialista y repetir la derrota del pasado noviembre.

El divorcio que por el contrario vivían los catrachos y su afición que provocó que incluso el estadio hoy tuviera problemas para llenarse, tuvo una recoinciliación perfecta, al derrotar nuevamente al enemigo de CONCACAF, tras dos juegos sin ganar y un sólo punto acumulado.

Cuando el sueco Eriksson quizo corregir en el segundo tiempo, usando durante toda la segunda mitad tres atacantes y incluso adelantando a los dos volantes, ya era demasiado tarde, y además tampoco los que entraron pudieron acabar con la imprecisión.

Los tres goles para la recoinciliación hondureña -dos de ellos en la primera mitad- corrieron a cargo de Carlo Costly y Carlos Pavón, el primero de Costly en complicidad con el árbitro canadiense Paul Ward, quien no marcó una mano clara.

Con esto, México se queda con 3 puntos cayendo hasta el cuarto lugar del Hexagonal, ya que Estados Unidos ganó a Trinidad y Tobago y llegó a 7, Costa Rica venció a El Salvador y llegó a 6 y Honduras se instaló en el tercer sitio con 4 puntos. Debajo de México sólo están El Salvador y Trinidad y Tobago con dos unidades.

ASÍ VA EL HEXAGONAL Equipo Puntos Dif. de goles 1. Estados Unidos 7 +5 2. Costa Rica 6 +1 3. Honduras 4 0 4. México 3 -2 5. El Salvador 2 -1 6. Trinidad y Tobago 2 -3

El siguiente juego para México en el Hexagonal será el próximo 6 de junio, cuando visiten a El Salvador. Honduras el mismo día visitaría a Estados Unidos. El otro duelo de la Jornada 4 es Trinidad y Tobago-Costa Rica y hay que decir que antes, en duelo adelantado de la Jornada 5, Costa Rica y Estados Unidos disputarán un atractivo duelo.

EL PARTIDO

Cuatro modificaciones parecieron muchas en el cuadro de Sven-GÖran Eriksson con respecto a su once titular del juego anterior con el que por cierto consiguió su primer triunfo despues de cuatro juegos de no hacerlo. Había alguna obligada como la de Osorio que tenía un malestar estomacal, pero extrañó el hecho de poner a Salcido como central, dejando a Fausto Pinto como lateral y cambiando la pareja Vuoso-Bravo.

La lateral derecha que dejó vacante Ricardo Osorio lo ocupó Jonny Magallón, quien suele desempeñarse como central. Carlos Salcido, quien habitualmente juega como lateral izquierdo, ahora que volvió a ser alineado fue recorrido al centro para compañar a Leobardo López y tuvo una actuación muy mala.

Por si no fueran sufientes dichas modificaciones, ahora Eriksson habilitó a Luis Pérez como volante por derecha, pese a que en todos sus juegos oficiales había ocupado a Fernando Arce. A la delantera mandó nuevamente a Carlos Vela, quien desde que fue llamado a la Selección Mayor no ha marcado ningún gol, a diferencia de Matías Vuoso que se quedó en la banca con los tres tantos de su historial.

Tantos cambios, combinados con la baja de Leobardo López por lesión al 27', dieron como resultado un equipo nuevo y prácticamente sin entendimiento, pese a los tiros libres que se consiguieron en los linderos del área catracha y que por cierto, fueron desaprovechados, aunque fueron las oportunidades más cercanas de México para anotar..

México arrancó bien el duelo, parecía que la paridad de acciones le iría dando fortaleza al equipo mexicano, pero una jugada de mano artera de Costley que acabó el gol, derrumbó totalmente a un equipo verde débil psicológicamente. Al 16', Honduras abrió el tanteador, bueno, Honduras en complicidad del árbitro canadiense Paul Ward, quien no marcó una mano clarísima de Carlo Costly cuando hacía por llevarse a Leobardo López. Una vez dentro del área fusiló a Memo casi a quemarropa pero muy cerca del cuerpo del portero mexicano que no pudo reaccionar a tiempo.

La baja de Leobardo López obedeció a un fuerte contacto con el portero Valladares en un tiro de esquina cobrado por Pável al 21' y que dejó la pelota flotando dramáticametne en el área. Cuatro minutos después del golpe, el jugador de los Tuzos pidió su cambio. Quedó entonces una defensa de tres elementos de pasado o presente Chiva al ingresar Aarón Galindo que tampoco pudo acoplarse a la extraña formación de Sven.

Cuando ya sólo se esperaba el medio tiempo para que se presentaran las modificaciones sin tintes alarmantes, Carlos Pavón, aquel delantero hondureño que apenas hace un mes fue repatriado al futbol mexicano por el club Necaxa se encargó de marcar un golazo al controlar con el pecho un centro de Ramón Núñez y sin dejar caer el balón, prendió de derecha para el 2-0, por cierto sin marca alguna que lo estorbara. Increíblemente Pavón estaba entre dos defensas mexicanos y de forma increíble, ninguno reaccionó y se quedaron pidiendo fuera de lugar dándole todas las ventajas al delantero.

Y como dirían por ahí, ahogado el niño... Eriksson mandó entonces una tercer delantero cambiando a Luis Pérez por Vuoso, dejando un 4-3-3 que lució poco practicado y muy impreciso. De hecho, la jugada de mayor peligro en el arranque del segundo tiempo la hizo Carlos Vela (de muy mala actuación) al 57', que rechazó el hasta hace poco villano Noel Valladares.

Con el poco entendimiento en la delantera llegaron entonces nuevas modificaciones. Más tarde, el último cambio fue el de Nery Castillo por Omar Bravo. La nueva tripleta tampoco se entendió.

Cuando parecía que al menos se había ganado posesión de balón, un contragolpe de Honduras significó el dedo en la llaga. Danilo Turcios metió un centro desde el sector izquierdo que como venía prendió de zurda Carlo Costly, nuevamente sin un central que le incomodara en la jugada y con una tardía reacción de Guillermo Ochoa para recibir el 3-0 al 79'.

Fue hasta el minuto 81 cuando llegó el único gol mexicano, gracias a un claro penal marcado sobre Carlos Vela. La pena máxima la hizo efectiva Nery Castillo, quien ingresó al campo muy revolucionado pero al menos gritó, encaró, no dejó que lo intimidaran los rivales y tuvo el valor de tomar la pelota para cobrar el pénalti.

Antes de finalizar el juego hubo dos últimas humillaciones para el Tri. La primera cuando la afición que colmó el inmueble comenzó a corear "otro equipo, otro equipo", haciendo referencia a que querían a un rival de mayor peso. La segunda fue cuando nuevamente se hizo expulsar el defensa Carlos Salcido a tres minutos del final por una entrada por detrás sobre Carlos Pavón; la acción fue una verdadera pena pues Salcido tenía toda la ventaja en un pase largo, se dejó alcanzar mostrando lentitud y poca reacción y acabó cometiendo la falta cuando ya Pavón lo había superado fácilmente.

ARBITRAJE

Malo de Paul Ward de Canadá. Estuvo impreciso para ambos lados, pero su peor error, por haber influido en el marcador, fue el no haber marcado una mano realmente artera a Carlo Costly al minuto 16 que provocó el primer gol del local y definió el rumbo del cotejo. Luego permitió muchas patadas, perdonó amarillas a los locales y a Nery Castillo. Marcó bien el penal sobre Vela y expulsó perfectamente a Salcido.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×