Necaxa 2-1 Jaguares... El Rayo no se apaga; intensísimo duelo

En un duelo de gran intensidad, golpes, mañas y demás, Necaxa logró remontar el marcador y vencer 2-1 a Jaguares en la cancha del Victoria, dentro de la Jornada 12 del Clausura 2009.
En un duelo de gran intensidad, golpes, mañas y demás, Necaxa logró remontar el marcador y vencer 2-1 a Jaguares en la cancha del Victoria, dentro de la Jornada 12 del Clausura 2009.
 En un duelo de gran intensidad, golpes, mañas y demás, Necaxa logró remontar el marcador y vencer 2-1 a Jaguares en la cancha del Victoria, dentro de la Jornada 12 del Clausura 2009.  (Foto: Germán Treviño, Notimex)
Estadio Victoria, ante una mala entrada -
  • Golazo tremendo del "Chacho" Coudet
  • Necaxa duerme arriba de Indios en la porcentual

-Simulador del descenso En un duelo de gran intensidad, golpes, mañas y demás, Necaxa logró remontar el marcador y vencer 2-1 a Jaguares en la cancha del Victoria, dentro de la Jornada 12 del Clausura 2009. A pesar de que los chiapanecos salieron con una postura ofensiva e incluso se pusieron adelante en el marcador, a base de intensidad, entrega e insistencia, Necaxa logró remontar con un gol impresionante de Coudet desde exactamente el medio campo y un penal convertido por Insúa. Con este resultado, Necaxa duerme por encima de Indios en la tabla porcentual con 105 puntos en 97 juegos, llegando a un promedio de 1.0825, pero los juárenses que tienen un 1.0714 pero juegan este domingo en su cancha ante Atlante, y de ganar, rebasarían a los Rayos. EL PARTIDO Desde el primer minuto, los Jaguares dejaron claro que no iban al Victoria a especular y buscaron tomar el balón para ir al frente. Antes del minuto 10', los chipanecos ya habían rondado el área de los Rayos en tres ocasiones, entre ellas un balazo de Itamar al minuto 6 que sacó Iván Vázquez con un buen lance sobre su izquierda. Necaxa peleó el medio campo y poco a poco fue emparejando las acciones. Pero lo que quedaba claro era la situación contrastante en la que están ambos equipos, ya que mientras Jaguares está teniendo un buen torneo, es un equipo con confianza y que pelea por la Liguilla con francas oportunidades, los Rayos tienen sólo 6 puntos, están en una complicadísima situación en el último sitio de la tabla porcentual que los llevaría al descenso en este momento y son un equipo inseguro, angustiado y muy nervioso que además, cargó hoy con la lesión inesperada de Alfredo Moreno que ni a la banca salió. La primera de los locales fue al 13' cuando Coudet filtro para que Pavón disparara en el área estrellando la pelota en el buen achique del portero, para entonces ya los Rayos lograban que se jugara en las dos mitades del campo prácticamente por igual, pero la ofensiva de Jaguares seguía viéndose mucho más firme. Al minuto 27, Itamar que había intentado de todo e incluso ya se había ganado la amonestación por un supuesto clavado en el área, tomó el esférico de frente al arco y desde el borde del área sacó un balazo que se incrustó con precisión en el rincón a la derecha de Vázquez. Batista puso el 0-1. Con la ventaja visitante en el marcador, Jaguares se solidificó en el medio campo y Necaxa aumentó la intensidad en cada balón que se peleaba por lo que el duelo se ensució y cada intento podía traer consigo sangre, sudor y lágrimas; ahí tenía que meter el juego el Rayo, y lo logró. Al 40', producto de ésto, Insúa y André Luiz se hicieron de palabras tras un choque sin mala intención pero que calentó al necaxista. La oportunidad más importante de los Rayos en la primera mitad fue al 43' cuando Coudet cobró un tiro libre de gran forma, casi perfecto pero unos centímetros hicieron la diferencia entre el empate y un balón que se fue silbando por arriba del ángulo a la derecha de Hernández. Arrancando el segundo tiempo, Necaxa refrescó y aceleró su ataque con el ingreso de Ezequiel Orozco en lugar de Infante que se fue sangrado del rostro, y Jaguares sacó a Razo para el ingreso de Jesús Roberto Chávez, metiendo sangre nueva a la zona baja. Antes de que pudiéramos siquiera notar que el Rayo había salido a meterle mayor velocidad al juego, Coudet hizo el empate con un gol de antología. El "Chacho" tomó una pelota de rutina en el círculo central y exactamente desde la línea del medio campo, sin tomar vuelo sorprendió a todo mundo sacando un balazo impresionante que tomó adelantado a Hernández y se incrustó en el arco jaguar; por el buen golpe, la pelota tuvo la necesidad de elevarase demasiado y no botó antes de tocar las redes. Golazo para el 1-1 al 49'. El partido estaba claro, Necaxa iba con todo por la victoria, no había más, no les servía ninguna otra cosa. Jaguares intentó poner los balones rasos y rápidos para aprovechar los lógicos huecos que dejaban los Rayos, pero tampoco podían incorporar mucha gente al frente, así que no pasaron de un par de buenos sustos para Vázquez. Al minuto 69' el gol necaxista no cayó de milagro. En un tiro libre desde la izqueirda cobrado por el "Chícharo", Quatrocchi remató de cabeza solo frente al arco pero falló al estrellar la pelota en la base del poste a la derecha de Hernández, aún el contrarremate le cayó a Pavón, también solo en el borde del área chica, pero la voló al no poder acomodarse. Segundos después, Itamar Batista respondió con un balazo cruzado desde la derecha del área que pasó silbando el poste, pero el equipo de Aguascalientes ya presionaba muchísimo, ganaga los balones en territorio rival y le metía al duelo una intensidad tremenda. Así, en un balón parado al 76', Gandolfi empujó cínicamente a Quatrocchi, cometiéndole penal. El árbitro marcó e Insúa lo convirtió en el 2-1 al 77', que a la postre significaría la victoria de los necaxistas. Sin duda, la situación de Necaxa hace que todos sus partidos terminen como una Final. La ventaja la defendió el local con uñas, mañas y dientes, pero Jaguares insistió también con todo para lograr sacar el empate. Golpes, faltas, empujones, la expulsión de André Luiz y el nerviosismo que provocaba en los Rayos el hecho de que la pelota rondara su área, marcaron el final del duelo sin que nada pudiera evitar la victoria del Rayo que pese a su alarmante situación, mantiene vivas las esperanzas de permanecer en Primera División. ARBITRAJE Aceptable porque fue complicadísimo de José Alfredo Peñaloza. Tuvo un duelo tremendamente difícil, con una intensidad inusual y con situaciones que rara vez se ven en el futbol. Mañas, golpes bajos, patadas, empujones... en fin, le tocó ver de todo en las jugadas a balón parado y tuvo que mantenerse extremadamente cerca de las acciones para reducir el margen de error. Marcó bien el penal, expulsó bien a André Luiz pero perdonó la tarjeta a Demetrio Hernández y algunos otros entre tanto jaleo. -Simulador del descenso

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×