Tecos 2-0 Pumas... Rodrigo Ruiz como en los buenos tiempos, da triunfo a los...

En la previa de este partido, Miguel Herrera hablaba de Rodrigo Ruiz. Decía que a sus 37 años daba muestras de querer jugar los 90 minutos, que es un profesional.
En la previa de este partido, Miguel Herrera hablaba de Rodrigo Ruiz. Decía que a sus 37 años daba muestras de querer jugar los 90 minutos, que es un profesional.
 En la previa de este partido, Miguel Herrera hablaba de Rodrigo Ruiz. Decía que a sus 37 años daba muestras de querer jugar los 90 minutos, que es un profesional.  (Foto: Notimex)
Zapopan, Jalisco -

Estadio Tres de Marzo ante una mala entrada

  • Carlos Morales y el 'Pony' Ruiz anotaron por el equipo local

En la previa de este partido, Miguel Herrera hablaba de Rodrigo Ruiz. Decía que a sus 37 años daba muestras de querer jugar los 90 minutos, que es un profesional. Que después de entrenar entra a la tina de hielo, que después va a los masajes. En la tarde zapopana. Tecos tuvo un héroe, un estandarte. Rodrigo Ruiz dejó de manifiesto que la pelota no sabe cuántos años tiene el que le pega. Anotó un gol, hizo lo que quiso con el “Pikolín” Palacios y le dio a los de Zapopan un triunfo de 2-0 ante unos Pumas, que dieron pelea, pero no fueron certeros. Los del “Tuca” Ferreti, llegaban y llegaban, pero los hombres de las bandas no estuvieron a la altura. A la hora de los centros, mandaban balones inocentes. Tecos demostró porque fue el equipo menos goleado. La ventaja no es definitiva, pero si manejable. Todo se define el sábado en Ciudad Universitaria, el empate, el triunfo o hasta perder por un gol le da el pasaporte a los Tecos a la Semifinal. EL PARTIDO Poca claridad y mucha verticalidad al inicio del duelo. Por Tecos intentó Bareiro al minuto dos y uno después, Jehú Chiapas de derecha y sin marca le entregó el balón a Corona. Pumas dejó ir una clarísima. Con tiros a los arcos principió la Liguilla mexicana. El partido seguía veloz, pero sin un dominio de algún equipo. Fue al 10 del primer lapso, cuando Jehú Chiapas, en pos de enviar un centro, metió en apuros a Jesús Corona, porque el balón se encariñó con el arco y terminó estremeciendo el larguero. Pumas tenía el balón y le daba amplitud al campo de juego. Por la banda derecha bien abierto, atacaba Pablito Barrera, por el otro lado David Toledo llegaba con constancia. El problema de estos dos jugadores, como de casi todos los laterales mexicanos es que no saben centrar. Llegaban con ventaja para mandar el centro, pero no lograban medir bien a Palencia o al paraguayo López. El partido seguía entretenido, con emociones. Hasta el momento no había errores, pero al 23, Daniel Alcántar en un afán por despejar un balón alto, la rebanó y por poco hace un autogol a Jesús Corona. Después el partido cayó en emociones, se vino abajo. Las ganas y el espíritu luchador del comienzo se diluyó conforme avanzó el primer tiempo. El empate a cero fue la consecución de la poca claridad que hubo en las áreas finales y para muestra, un remate de cabeza muy desviado por parte del “Ruso” Zamogilny, al minuto 45. Para el segundo tiempo, el “Tuca” Ferreti, hizo una variante obligada y es que Sergio Bernal se lesionó y entró al partido Odín Patiño, quien por cierto, este torneo jugó sólo tres partidos, donde recibió seis goles. Al 50 con la pincelada más futbolera de la tarde se abrió el partido. Los Tecos por fin dieron más de cinco toques al balón y el resultado fue un gol. Primero Elgabry Rangel buscó habilitar a Freddy Bareiro, el paraguayo no tenía ángulo de tiro, por eso con calma dentro del área, le dio el balón con ventaja a Rodrigo Ruiz, quien de primera centró al hueco. Al corazón del área. Dos defensas de Pumas se quedaron petrificados, sin ninguna posibilidad de despejar. Carlos Adrián Morales leyó bien la jugada y de pierna derecha venció a Patiño. Al verse en desventaja, los Pumas buscaban reaccionar. Al 57 Toledo sacó un tiro a la posición de Corona. El gol no es garante de nada, en una eliminatoria en la que Pumas pasa con el empate en el global. Rodrigo Ruiz, el más punzante de los locales, mediante un tiro libre, estuvo a punto de hacer más grande la diferencia, sino es por la oportuna intervención de Patiño. Los zapopanos jugaban a la contra. Con un Rodrigo Ruiz, con ese futbol sin caducidad, quien le hizo tres quiebres a Marco Palacios. A sus 37 años, el “Pony” aún tiene magia en esa pierna derecha y Pumas la sufría. Pumas seguían en pos del empate, pero Corona se hacía grande. A falta de diez minutos, el “Piojo” Herrera se dio cuenta de que el partido era ganable y metió al contención más golpeador de la Primera División. Marcelo Sosa, entró con la misión de salvar el triunfo. El ex Atlético de Madrid, Osasuna y River Plate ingresó con la encomienda de reventar cualquier balón, que no se acercarse al arco de Corona. Al 85, Darío Verón derribó en el área a Mario Ortiz, el silbante decretó penalti y el “Pony” Ruiz coronó la tarde con un tiro fuerte, al centro del arco. El segundo gol le dio una tranquilidad a los zapopanos. EL ARBITRAJE El trabajo de José Alfredo Peñaloza fue bueno. Dejó correr el partido, sacó pocas tarjetas, y en el momento crucial marcó un pénalti a favor de los Tecos. Hubo muchos roces en las áreas cuando había balones parados, pero no se dejó engañar y supo tener un criterio de Liguilla, no llenando el partido de tarjetas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×