Toluca 1-0 Morelia... Toluca tocó el cielo y es líder general

Toluca después de vivir su propio infierno y caer de manera histórica frente al América -la semana pasada por un marcador de 7-2-, se reencontró con la gloria, alzó la mano y tocó el cielo después...
 Toluca después de vivir su propio infierno y caer de manera histórica frente al América -la semana pasada por un marcador de 7-2-, se reencontró con la gloria, alzó la mano y tocó el cielo después de vencer 1-0 a Morelia en el Nemesio Díez.  (Foto: Notimex)
Estadio Nemesio Díez, ante una entrada regular -
  • El equipo michoacano ligó su segunda derrota consecutiva

Toluca después de vivir su propio infierno y caer de manera histórica frente al América -la semana pasada por un marcador de 7-2-, se reencontró con la gloria, alzó la mano y tocó el cielo después de vencer 1-0 a Morelia en el Nemesio Díez. No fue aquel equipo que toca fácil, que se mueve con sincronía por la cancha, haciendo del futbol una melodía, pero pudo volver al camino de la victoria, dejar la tristeza a un lado, sanar sus heridas y encontrarse con el liderato general después de que Héctor Mancilla fue certero y aprovechó la oportunidad más clara de gol que tuvo en sus piernas. Morelia no se exigió de más, trató de ser paciente buscando la victoria, pero con el transcurrir del tiempo terminó por escapársele de las manos y cayó por segunda vez en el torneo. Los purépechas con 13 puntos se quedaron en la posición número tres de la general y recibirán en la Jornada 8 a los Tigres; mientras que los Diablos con 15 unidades visitarán a Indios de Ciudad Juárez. EL PARTIDO Las heridas aún estaban abiertas. Morelia tenía tan fresco el recuerdo de haber perdido el invicto en su casa la semana pasada contra Cruz Azul, como Toluca los errores graves que cometió para caer 7-2 frente al América. La película se seguía repitiendo en la mente de los jugadores, cada uno trata de vencer sus demonios, de darle vuelta a la página y rencontrar el camino de la victoria, pero en cada avance, tanto michoacanos como mexiquenses, parecían tener una regresión que les impedía irse libremente al frente; el ataque entonces era más pausado y sólo se hacía si se tenía seguridad de no dejar espacios que pudieran terminar convertidos en errores. Toluca sin embargo, fue el primero en mostrar ambición, en el minuto 1 se había permitido tratar de sorprender a Morelia con un tiro de Mancilla que Moisés Muñoz terminó tapando en el poste izquierdo, pero fue hasta el 13' que volvieron a atreverse, cuando Sinha en los linderos del área sacó un zurdazo que obligó a Muñoz a estirarse para evitar la caída de su marco. Entonces no hubo más, el balón terminó siendo dividido. Toluca con él en las piernas buscó irse al frente con mayor ímpetu, pero el último toque resultó por ser ineficiente y extraño en un cuadro que suele moverse en la cancha con los ojos cerrados, siempre sabiendo en qué lugar ponerse para recibir el esférico y matar. Morelia con un poco más de calma fue trazando el camino a la victoria, no tenía prisa y quería esperar el momento perfecto para cambiar la numeración en la pizarra. Pero aquel equipo que perdió el liderato general la semana pasada sufrió de lo mismo que el Diablo, el último toque también se volvió impreciso y sin idea; y la defensa de los mexiquenses con Dueñas y el debut de Novaretti se paró con mayor seguridad. En el letargo, sin esperar demasiado porque no se presionaban de más, ni se codiciaba con vehemencia el triunfo, Toluca encontró el gol gracias a un descuido de la zaga michoacana. El balón rebotó en la última línea del equipo purépecha, después de un tiro de Cruzalta que se estrelló en la zaga luego de un tiro de esquina; Mancilla, con esa fortuna que tiene un goleador para lucir en la cancha, se lo encontró y con la pierna zurda disparó para cruzar a Muños y mover las redes al 60'. El resto del tiempo se escapó sin pena ni gloria, con un Morelia que quería empatar pero no logró hacerlo, y con un Toluca que prefirió defenderse bien. ARBITRAJE Miguel Ortega. Aunque el partido se tornó ríspido por momentos, el silbante mantuvo su autoridad y sancionó oportunamente las faltas de los jugadores evitando así que se diera algún connato de bronca en la cancha de juego.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×