Chivas 1-0 Jaguares... Los abucharon, pero el Rebaño volvió a ganar

Chivas sufrió, le estrellaron dos en los postes y no pudo sacar jugo al hombre de más desde el 61', pero al menos volvió a la senda del triunfo al vencer 1-0 a Jaguares con un golazo de Amaury...
 Chivas sufrió, le estrellaron dos en los postes y no pudo sacar jugo al hombre de más desde el 61', pero al menos volvió a la senda del triunfo al vencer 1-0 a Jaguares con un golazo de Amaury Ponce en el minuto 44.  (Foto: Reuters)
Estadio Jalisco, ante una regular entrada -
  • Jaguares estrelló dos los postes y jugó con 10 desde el 61'
  • Arias fue expulsado por un exceso del silbante
  • El "Bofo" vio el juego desde la tribuna

 

Chivas sufrió, le estrellaron dos en los postes y no pudo sacar jugo al hombre de más desde el 61', pero al menos volvió a la senda del triunfo al vencer 1-0 a Jaguares con un golazo de Amaury Ponce en el minuto 44.

Jaguares dio un buen partido en el Jalisco, jugaron bien y generaron sus buenas opciones de gol, pero los postes, Michel y la mala puntería los dejaron sin puntos. Incluso, al jugar con uno menos la última media hora de juego, el equipo visitante no se arredró y dejó espacios para los contragolpes rojiblancos intentando alcanzar a su rival.

Pero la gente que asistió a la cancha abucheó al equipo al final del cotejo sin importarle que el equipo logró dos victorias esta semana aún pese a tener muy poco tiempo para trabajar con su nuevo técnico. El tanto lo marcó Sergio Ponce, quien era de los que no jugaba con Paco Ramírez.

Chivas rompió una racha de cuatro sin ganar y llegó a 8 puntos, manteniendo así el cuarto lugar del G1. Jaguares se quedó con esas mismas unidades, pero son últimos del durísimo G3. La próxima semana los tapatíos visitarán Ciudad Universitaria, mientras que los chiapanecos estarán de foráneos en la cancha del San Luis.

Por cierto, Arias fue expulsado en su debut con los rojiblancos, pero hay que decir que tuvo razón en la reclamación, pues al final del primer tiempo, Javier Hernández se desvaneció en el medio campo y a pesar de que los propios rivales pedían a gritos que entraran las asistencias, de forma increíble el Central y el Asistente 1 se negaron a dejarlas ingresar, poniendo en serio riesgo al delantero rojiblanco quien incluso se desmayó y volvió el estómago en el vestidor, obviamente sin poder ingresar al campo.

EL PARTIDO

Los primeros minutos de Raúl Arias como entrenador del Rebaño los pasó de pie. Tenía que estar cerca de sus pupilos, para las indicaciones, para los gritos, para las modificaciones. De hecho los nervios del comienzo se pudieron disipar si Jonny Magallón le hubiera pegado con fuerza. Pues después de un tiro de esquina a favor de Chivas, el balón recorrió el área y le cayó a un solitario Magallón, quien no le pegó fuerte, y le dio la oportunidad a que el "Conejo" Pérez se lanzara para arrebatarle el gol a los locales. Atajadón de Óscar Pérez. A los instantes los visitantes respondieron. El hombre gol de los chiapanecos, Ezequiel Orozco sacó un tiro de pierna izquierda y dejó vibrando el poste. Los dos tuvieron la oportunidad de abrir el marcador, pero nadie lo logró. Después el partido cayó en el ritmo de los Jaguares. El Rebaño no podía llegar y jugadores como Ramón Morales y Edgar Solís no entraban en contacto con el balón y así era difícil llegar a crearle peligro a los Jaguares. El duelo se hizo tenso, trabado e impreciso, algún centro alto al área de Jaguares, o balones sin idea eran controlados y nulificados por los chiapanecos. Chivas no lograba darle más de cuatro toques al balón, y a la primera ocasión que lo hicieron anotaron el gol. Fue una jugada que comenzó Ramón Morales, quien le dio un pase al "Tepa" Solís y éste mandó un centro al corazón del área para que, de zurda, con buena técnica Sergio Ponce mandó el balón a guardar con un golazo al 44'.

En los minutos adicionales Javier Hernández, que había tenido un fuerte golpe en la cabeza unos 25 minutos atrás, se desvaneció en el medio campo y Javier Gandolfi entre varios chiapanecos pedían alarmados el ingreso de las asistencias. La banca del Rebaño, con preocupación, exigía que se les permitiera el paso a los doctores, pero con una actitud irresponsable, el Central Paul Delgadillo negó la atención y sólo dejó entrar al carrito, arriesgando al jugador de manera absurda. Ahí, Raúl Arias fue expulsado por las reclamaciones lógicas.

Para el segundo tiempo, los rojiblancos empezaron revolucionados, acelerados. Ramón Morales al 47 orquestó un contragolpe le filtró el balón a Bravo, quien con la presión de un defensa mandó su disparo y pasó muy cerca del poste del "Conejo". Al minuto, los Jaguares, que nunca dejaron de buscar anotar, respondieron con un remate de Peralta, que contuvo Luis Michel. Las emociones crecieron. Al 61', los visitantes se quedaron con un hombre de menos, pero no bajaron los brazos. De inmediato se lanzaron por el empate y de nueva cuenta Peralta tuvo la oportunidad de empatar, pero no pudo definir rápido y Mario Luna le quitó el balón. Chivas perdía por momentos el balón por el ímpetu de los Jaguares y al 70', en dos ocasiones pusieron a trabajar horas extras a los defensores.

El partido se le puso muy tenso a los rojiblancos. La gente abucheó fuerte al Rebaño, pero poco a poco y con el hombre de más tras la rigorista expulsión de Neri Cadozo, los contragolpes locales comenzaron a pesar. Al 80' Ramón Morales intentó una chilena que pasó cerca y animó un poco a la tribuna. A los dos minutos los lujos llegaron los lujos dentro del área. El balón le cae a Bravo y sirve de taquito a Morales, con el mismo artilugio el "Moncho" se la puso muerta a Omar Arellano, quien esperó mucho tiempo y el "Conejo" le quitó el esférico.

En el último minuto hubo emociones en los arcos. Arellano falló un mano a mano increíble, y en la respuesta Da Rocha remató de cabeza, pero a las manos de Michel. Otra vez, Peralta estampó un tiro en el poste de Luis Michel que olía a golazo, y la sensación en el ambiente era de que la derrota era injusta para los chiapanecos.

El hecho de lograr dos derrotas en la semana y sobre todo, de ganar en el torneo por primera vez en más de un mes, no fue suficiente para la afición que despidió a sus jugadores con un sonoro "buuuuuu".

ARBITRAJE Desconcertante de Paul Delgadillo. Puso en riesgo la salud del "Chicharito" al pensar que fingía, negándole la asistencia, y al final el delantero rojiblanco acabó vomitando y desmayado en el vestidor. En esa imprudencia expulsó a Raúl Arias que le reclamaba su actitud con razón. Expulsó a Neri Cardozo también de forma aparentemente rigorista, aunque ahí habrá que ver si el chiapaneco dijo algo. Lo mismo en la expulsión de Luis Fernando Tena.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×