Columbus Crew 0-2 Cruz Azul... La Máquina ya asoma la nariz a Cuartos de Final

Por más que intentó el cuadro del Columbus Crew nada pudo hacer para aprovechar los minutos de desconcentración del conjunto de Cruz Azul que, como lo anticiparon al viajar el lunes pasado a...
Por más que intentó el cuadro del Columbus Crew nada pudo hacer para aprovechar los minutos de desconcentración del conjunto de Cruz Azul que, como lo anticiparon al viajar el lunes pasado a Estados Unidos, encontrarían a un rival que no escatimaría.
 Por más que intentó el cuadro del Columbus Crew nada pudo hacer para aprovechar los minutos de desconcentración del conjunto de Cruz Azul que, como lo anticiparon al viajar el lunes pasado a Estados Unidos, encontrarían a un rival que no escatimaría.  (Foto: Notimex)
Columbus Crew Stadium, ante una mala entrada -
  • Cruz Azul terminó con una racha de 22 partidos oficiales sin que el Crew cayera en su casa
  • Los celestes traerán consigo tres puntos en el certamen y una buena colección de golpes

Por más que intentó el cuadro del Columbus Crew nada pudo hacer para aprovechar los minutos de desconcentración del conjunto de Cruz Azul que, como lo anticiparon al viajar el lunes pasado a Estados Unidos, encontrarían a un rival que no escatimaría en recursos para reivindicarse tras el 5-0 que se llevaron del Estadio Azul.

Así los constructores se quedaron a media pared, jugaron sólo con buenas intenciones para atacar el arco de Yosgart Gutiérrez que tuvo una buena actuación y acumularon una derrota más ante los cementeros gracias a un gol de Pablo Zeballos y otro más de Alejandro Vela, ambos en el primer tiempo.

Con ello, La Máquina amarró un pase virtual a Cuartos de Final al llegar a diez puntos colocándose en la cima del Grupo C de la Fase de Grupos en la Concachampions, el próximo duelo será en el Estadio Azul el 29 de septiembre ante Islanders de Puerto Rico.

EL PARTIDO

Batallaron por aire y por tierra, pero nada pudieron hacer para hundir a La Máquina, los elementos del Columbus Crew sallieron convencidos de que sus limitaciones pudieron ser suplidas por las individualidades de Schelotto, argentino que no se cansó de mandar centros y disparos sobre el travesaño y a centímetros de los postes defendidos por Yosgart Gutiérrez, o por el coraje de Lenhart, Rogers, Padula y Moffat, quienes crearon situaciones de peligro desde el minuto uno hasta el 90, pero el balón no entró.

Desde el minuto uno hasta el 10, los de amarillos probaron las condiciones de la marca cementera y por las bandas incomodaron a Alejandro Castro, Joel Huiqui y Horacio Cervantes; pero el futbol es ingrato y cuando mejor jugaban los locales llegó Zeballos a ponerle orden al juego cementero.

Al 14', en un contragolpe que comenzó el "Principito" Núñez por el centro, el guaraní recibió con ventaja el esférico y tras recortar al meta Hesmer, se metió a la cocina y con la punta del botín derecho puso el 0-1.

A pesar de la desventaja parcial, los constructores amarillos fueron incisivos pero no contaban con que Gutiérrez tenía ganas de lucirse ante su técnico y paró todo lo que los amarillos le enviaban. La Máquina se descompuso de media cancha hacia adelante al menos por diez minutos, perdiendo el balón en zona defensiva y tocando con cierta impresición la redonda.

La desesperación del Crew que cambiaba una y otra vez la formación en el campo para contener al enemigo, se transformó en una lluvia de jaloncitos y recuerdos sobre las calcetas de los cementeros que estuvieron cerca de perder a Horacio Cervantes, quien metió un codazo certero sobre Lenhart, sin embargo, el árbitro central pasó por alto el problema y le permitió a Cruz Azul terminar el encuentro con once.

Cuando las cosas se ponían calientitas, llegó Alejandro Vela con una bolsa de hielo en la que cargaba la segunda anotación del encuentro. Al 39', el delantero recibió otro pase de Núñez, coqueteó con Hesmer y con un toquecito techó al meta para decretar el 0-2 que fue ya inamovible.

En el complemento, los cementeros se defendieron mejor y aguantaron a un rival desfondado y desilucionado, pues cayeron en su casa y ante su afición a quienes les habían prometido una victoria ante el conjunto mexicano.

EL ARBITRAJE

El trinitario Geoffrey Hospedales fue discreto en su trabajo y evitó encontrarse con grandes problemas en la cancha, sin embargo, en dicha misión permitió que los jugadores del Crew y de La Máquina cayeran en el riesgo de las lesiones pues dejó sin castigar jugadas peligrosas como el codazo en el área estadounidense de Horacio Cervantes, o las constantes barridas sobre Pablo Zeballos o Christian Riveros.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×