Indios 0-2 Atlante... El Potro arruinó el debut de Treviño en Indios

Aunque estrenó jefe, la Tribu de Indios de Ciudad Juárez no ganó, al contrario, volvió a cometer descuidos costosos, para mantener así la racha negativa sin victoria en el torneo y caer en esta...
 Aunque estrenó jefe, la Tribu de Indios de Ciudad Juárez no ganó, al contrario, volvió a cometer descuidos costosos, para mantener así la racha negativa sin victoria en el torneo y caer en esta ocasión ante Atlante 0-2.  (Foto: Notimex)
Estadio Olímpico Benito Juárez, ante una buena... -
  • Los Potros reavivan sus esperanzas de ir a la Liguilla
  • La Tribu sigue en el último lugar del torneo

Aunque estrenó jefe, la Tribu de Indios de Ciudad Juárez no ganó, al contrario, volvió a cometer descuidos costosos, para mantener así la racha negativa sin victoria en el torneo y caer en esta ocasión ante Atlante 0-2.

Los Potros de Hierro apretaron en los primeros minutos y encontraron un gol de vestidor, tras tomar mal parada a la zaga aborigen, cuando Gabriel Pereyra filtró un balón desde mediocampo a Rafael Márquez Lugo, quien al entrar al área bajó la bola con el pecho y fusiló a César Lozano para el 0-1 apenas al minuto 3. Indios trató de reaccionar, incluso estrelló dos balones en el metal, pero Atlante manejó bien el partido y mató las aspiraciones de los fronterizos con un gol de Christian Bermúdez al 70, que congeló las esperanzas de los aficionados juarenses de ver la reacción de los suyos. Tras este encuentro, los ahora dirigidos por José Treviño se mantienen con 4 puntos, para ser sotaneros del Grupo 1 y del torneo en general; la próxima semana los fronterizos visitarán al Pachuca. En cambio, Atlante revivió sus ilusiones al llegar a 16 puntos y colocarse como tercer puesto en el Grupo 3, cinco por debajo de los punteros Cruz Azul y Santos. La siguiente fecha, los Potros serán anfitriones de los rojinegros del Atlas. EL PARTIDO La llegada de José Treviño al timón de Indios generó esperanzas y grandes expectativas entre la afición fronteriza, ya que durante la semana todos los jugadores aseguraron tener los bríos renovados y el deseo de comenzar una nueva historia. Sin embargo, volvieron a caer en los mismos errores, ya que apenas al minuto 3, los jugadores fronterizos fueron tomados mal parados por Gabriel Pereyra, quien desde la media cancha filtró un balón al área, donde a velocidad llegó el delantero Rafael Márquez Lugo, controló con el pecho y fusiló a quemarropa a César Lozano para el 0-1. Atlante retrasó sus líneas y comenzó a manejar el partido, dejó que Indios tuviera más tiempo la pelota, les cedió la iniciativa y por poco pagan caro esta táctica, ya que el uruguayo Juan Pablo Rodríguez hizo una buena jugada individual dentro del área por derecha, recortó al centro y sacó un disparo colocado, que se estrelló en el poste izquierdo de Vilar, quien se había quedado inmóvil al 24, en la aproximación más cercana de la tribu en la primera mitad. Ya en el complemento, Atlante volvió a hacerse del balón y volvieron a crear peligro en la meta del "Chícharo" Lozano, principalmente en jugadas de conjunto, como al 49, cuando hubo una buena triangulación entre Pereyra, el "Hobbit" y Márquez Lugo, donde este último remató a gol pero el tiro fue tapado por la zaga. Un día antes de este encuentro, el mediocampista Alain Nkong aseguró que le anotaría gol a su ex equipo, Atlante, y estuvo muy cerca de lograrlo, ya que tras entrar de cambio en la parte complementaria, tuvo un par de disparos que gracias a la intervención de Vilar, el camerunés no cumplió su promesa, al 57' y al 68'. Y justo una jugada después de que Indios estuvo a punto de empatar a través de Nkong, Atlante volvió a tomar mal parada a la zaga fronteriza, cuando Márquez Lugo llegó a línea de fondo por izquierda y sacó un disparo que el portero Lozano no pudo controlar, dejó el balón a la deriva y el propio Márquez pasó a Guillermo Rojas y éste vio mejor colocado al “Hobbit” Bermúdez, le cedió la pelota, y el atlantista disparó con el marco abierto para el 0-2 al 70. Las aspiraciones de Indios fueron sepultadas con esta anotación, aunque siguieron luchando en busca del gol de la honra, mismo que estuvo a punto de caer al final del partido, ya que Tomás Campos estrelló en el larguero un tiro libre al 87, pero la fortuna y el triunfo se quedaron del lado azulgrana. EL ARBITRAJE Mauricio Morales tuvo un aceptable trabajo, estuvo cerca de las acciones y dio fluidez y continuidad al juego. Su único pecado fue no marcar una falta del atlantista Daniel Arreola sobre Héctor Giménez al 16, una carga dentro del área que el silbante dejó pasar de largo, al considerar que ambos jugadores fueron legalmente por la pelota.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×