Monterrey 1-2 Jaguares... El Jaguar ganó por un error rayado

Rayados recibió este sábado el primer gran abucheo de su afición al perder 1-2 con el conjunto de Chiapas, rival que le pasó por encima y le perdonó la goleada en la misma cancha del Tec.
Las estadísticas ponían a Rayados muy por encima de Jaguares para el choque de este sábado, pero el plantel naranja nunca se dio por vencido antes de rodar el balón.
 Las estadísticas ponían a Rayados muy por encima de Jaguares para el choque de este sábado, pero el plantel naranja nunca se dio por vencido antes de rodar el balón.  (Foto: Notimex)
Estadio Tecnológico, ante una buena entrada -
  • Los felinos cortaron el invicto de La Pandilla en el Tec
  • Pasan regios de la fiesta al reproche

Rayados recibió este sábado el primer gran abucheo de su afición al perder 1-2 con el conjunto de Chiapas, rival que le pasó por encima y le perdonó la goleada en la misma cancha del Tec. La Pandilla, reforzada con sus seleccionados extranjeros, no fue ni la sombra del cuadro que hilvanó siete semanas sin conocer la derrota, y con el resultado ligó su segundo tropiezo consecutivo, con serias dudas para el cierre del calendario donde se jugará la calificación. La ola naranja, en tanto, se jugaba en la Sultana su último tren a la calificación, y cumplió sacando un resultado de oro molido, que lo ratifica como el mejor visitante del torneo, con 13 puntos de 21 disputados. Las esperanzas de calificar siguen muy complicadas para el conjunto sureño, que pese al triunfo sigue en el fondo del Grupo 2 con 14 unidades, pero por lo pronto corta la distancia con los líderes, a reserva de una reacción heróica para colarse a la Fiesta Grande. Monterrey, en tanto, se estancó en 23 unidades y jugó por mucho el peor partido en lo que va de la campaña, inseguro en defensa y roto entre líneas, para sumar su primer descalabro de local, lo que lo tiene peligrando en la cima del sector. El próximo partido de los albiazules será en CU visitando a los Pumas, en tanto que Jaguares recibirá  al Santos en otro duelo clave por el boleto. EL PARTIDO Monterrey no se guardó a ninguno de sus tres elementos que jugaron a media semana la Eliminatoria Sudamericana, y salió con su cuadro estelar a una misión que le pintaba favorable. El conjunto norteño, apoyado como siempre con el lleno de su estadio, encontró rápido la fórmula para forzar al rival, al ponerse arriba en el marcador con una combinación rápida en el área chiapaneca que anticipaba otra tarde de fiesta. Al minuto 8 Luis Pérez recibió el esférico de Suazo clavado en la media luna, y tras jalar el balón entre dos defensas enfiló solo frente al ‘Conejo’ Pérez, al que fusiló de zurda, arriba, para el 1-0 que permitió a la tribuna olvidar la llovizna que cayó durante el juego. Monterrey tenía todo para controlar como otras tardes, pero comenzó a regodearse con el esférico en el frente, y al 19’ paseó a la zaga naranja en su propia área hasta que William Paredes se animó a disparar, pero su envío fue desviado a córner cuando se cantaba el segundo. Jaguares respondió al 20’ cuando Danilinho ganó por velocidad un balón largo al centro de la zaga, y tras controlar en el área encaró a Orozco pero el arquero adivinó perfecto y desvió a córner. El aviso animó al visitante a buscar más si que La Pandilla dijera lo contrario, y al 30’ Oribe Peralta escapó por la izquierda y disparó con ventaja sobre su marcador, pero justo a las manos de Orozco. La displicencia regia ya era marcada, y al 37’ Felipe Baloy se ganó la tarjeta amarilla al derribar a Peralta en el medio campo. Un minuto más tarde, Alejandro Argüello cobró con un centro frontal, nada trascendente, pero la mala comunicación de la zaga rayada y el arquero Jonathan Orozco dejó la escena como en una película, todos inmóviles, mientras el balón se anidaba en las redes sin que nadie lo tocara, para el 1-1 que cambiaba el libreto original. Aún Rayados pudo irse arriba en el mismo primer tiempo, pero Ayoví desperdició un desborde que le cayó a la pierna derecha, que no es su perfil natural, y el balón salió desviado a primer palo. Para el complemento Vucetich sacó  a Baloy, que estaba amonestado, para cubrir la lateral con Severo Meza. La zaga rayada se partió más que antes, y la descoordinación se tradujo en una constante llegada de parte de Jaguares. Al 48’ Suazo le había dejado el balón en el área a De Nigris, que de media vuelta estremeció el larguero en la única oportunidad para recuperar la ventaja en el marcador. Chiapas sentenció con el 2-1 al minuto 60, en un centro por izquierda de Ezequiel Orozco que Diego Ordaz no atinó a despejar y terminó metiendo en su propia portería. Vucetich quiso corregir a su equipo sacando a Galindo de la contención para el ingreso de Arellano, pero sin coherencia entre líneas el equipo vivió sus peores momentos. Lo que siguió fue un concierto de fallas de los visitantes, que sin hacer cambios defensivos se dieron vuelo perforando la zaga albiazul. Al 74’ Cardozo, Peralta y Danilinho pasearon la pelota por el área rayada, pero el disparo de Oribe salió a las manos de Orozco. Un minuto más tarde el mismo Peralta habilitó a Danilinho en el área, pero el cañonazo salió por encima. Monterrey se jugó la última carta sacando a Diego Ordaz para la entrada de Eduardo Zavala, y el novato participó en la única acción de peligro para su equipo, cuando bajó el esférico en el área donde enderezaron para Suazo, pero Christian Álvarez salvó en el área chica al 93’ de acción. Cuando se cantaba el empate. El árbitro silbó el final, y Monterrey ingresó al vestidor entre los reproches de la tribuna, escena inédita en la campaña, pero que con dos derrotas al hilo enciende las alertas ámbar en el plantel. EL ARBITRAJE Regular de parte de Jorge Gasso, quien tuvo personalidad y condición física en una cancha enfangada, pero en el primer tiempo le perdonó la segunda amarilla a Felipe Baloy tras una plancha sobre Oribe Peralta.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×