América 0-0 Puebla... La Franja le robó empate y feliz celebración al América

El maleficio que acompaña al América desde hace 13 años no fue roto por los pupilos de Jesús Ramírez. El equipo no pudo ganar en el festejo de su 93 Aniversario ante un Puebla que se aferró a ser...
 El maleficio que acompaña al América desde hace 13 años no fue roto por los pupilos de Jesús Ramírez. El equipo no pudo ganar en el festejo de su 93 Aniversario ante un Puebla que se aferró a ser cauteloso y certero en la defensiva.  (Foto: Notimex)
Estadio Azul, ante una buena entrada -
  • América cumplió con 13 años sin ganar en su aniversario

El maleficio que acompaña al América desde hace 13 años no fue roto por los pupilos de Jesús Ramírez. El equipo no pudo ganar en el festejo de su 93 Aniversario ante un Puebla que se aferró a ser cauteloso y certero en la defensiva y que terminó por conseguir lo que suena a un valioso 0-0.

El onomástico de los de Coapa estuvo apagado y se volvió grisáceo, no hubo celebración ni en la cancha ni en la tribuna porque Puebla no lo permitió y porque las propias Águilas no hicieron los esfuerzos suficientes para irse con el triunfo. La ausencia de Daniel Montenegro, quien cumplió un partido de suspensión, terminó pesándole de más al grupo, pues a Salvador Cabañas le faltó su cómplice en la ofensiva para poder concretar.

Al América el empate de poco le sirvió, pues en un duelo de Grupo 2, lo que esperaba era un triunfo para buscar separarse y caminar con mayor fuerza rumbo a la Liguilla. Las Águilas se quedaron con 22 puntos relegado en la tercera posición de su Grupo, mientras Puebla llegó a 17 para ocupar el quinto puesto.

Trastocados por el empate, las Águilas intentarán fortalecerse para jugar el Clásico cuando reciban el próximo domingo a las Chivas, mientras que Puebla recibirá en el Cuauhtémoc al Morelia.

EL PARTIDO Cientos de sortilegios encierran el Coloso de Santa Úrsula. Hace 13 años Monterrey salió herido del Estadio Azteca, perdió 2-0 justo cuando América celebró su Aniversario, vengativos proclamaron la maldición que a los de Coapa los persigue desde entonces: El equipo en su Aniversario no podría festejar con un triunfo, la victoria ante los regios sería la última vez que lo lograron. Las Águilas con la magia enigmática que los ha acompañado desde el inicio del Apertura 2009 y que Jesús Ramírez trajo con él, pensaron con firmeza que el maleficio terminaría frente a Puebla, que el triunfo los acompañaría y con su gente podrían celebrar orgullosos su 93 Aniversario. Pero Puebla se negó a ser partícipe. El equipo dirigido por José Luis Sánchez Solá se paró con tranquilidad en la cancha, tratando así de anular a su rival, de desesperarlo.

América sin la presencia de Jean Beausejour, pero sobre todo sin la de Daniel Montenegro comenzó a sufrir más de la cuenta. Salvador Cabañas tenía que bajar y buscar balones, enfrentarse a tres y tratar de salir airoso, pues ni Enrique Esqueda, ni Ángel Reyna o el propio Israel Martínez, quien dejó la defensa para ser un hombre de vocación ofensiva, se dignaron a ayudar al paraguayo.

El equipo de Ramírez jugó sin la sincronía que acostumbra, y su mejor arma, el contragolpe, careció de idea, comenzaron así a jugar solos, sin propuestas claras, y aunque estuvieron cerca de abrir temprano el marcador con un disparo de Enrique Esqueda que Villalpando desvió para que pegara en el poste, al minuto 9, no encontraron con facilidad el camino del triunfo.

La desesperación pronto se adueñó de ellos, los camoteros estaban tan firmes atrás, sin regalar un ápice de espacio, que Aquivaldo Mosquera intentó sorprender con una chilena en el área, pero su esfuerzo fue infructífero.

Hasta el 37’ llegó una jugada de sincronía, cuando "Jagger" Martínez le filtró un balón a Enrique Esqueda, el delantero, entró solo al área y observó de frente a Villalpando, entonces conectó el balón con tanta fuerza que lo mandó muy por encima del marco.

América contuvo el balón, pero le faltó seguridad e idea para ir al frente. Y aunque Puebla buscó y obtuvo un par de oportunidades con Jared Borgetti, que terminaron en las manos de Ochoa, las Águilas tuvieron las opciones más fuertes cuando Cabaña encontró su oportunidad al 77’ pero la desperdició cuando su disparo se fue muy desviado, y al 83’ el turno fue para el recién ingresado Márquez (el delantero suplió a Ismael tras salir por un fuerte golpe) quien de media vuelta dentro del área sacó un tiro a segundo poste, Cabañas pudo llegar a cerrar la jugada, pero el balón terminó saliendo para ser saque de meta.

América se murió intentando, mientras Puebla festejó el 0-0, su apuesta: el ser certeros en la defensiva y tranquilos a la ofensiva, había funcionado.

EL ARBITRAJE

Roberto García Orozco. Regular, aunque se tardó para sacar la primera tarjeta amarilla pues los poblanos cometieron muchas faltas al inicio del juego, después llevó el partido con tranquilidad y fue certero para que las asistencias atendieran a lesionados como Luis Noriega e Ismael Rodríguez.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×