Pumas 2-1 Monterrey... En dos minutos, Pumas rescató el triunfo

Los Pumas consiguieron el que apenas es su tercer triunfo del torneo al derrotar 2-1 a Monterrey, en un duelo donde vinieron de atrás para quitarle la posibilidad a Rayados de llegar al Superliderato.
Los Pumas consiguieron el que apenas es su tercer triunfo del torneo al derrotar 2-1 a Monterrey, en un duelo donde vinieron de atrás para quitarle la posibilidad a Rayados de llegar al Superliderato.
 Los Pumas consiguieron el que apenas es su tercer triunfo del torneo al derrotar 2-1 a Monterrey, en un duelo donde vinieron de atrás para quitarle la posibilidad a Rayados de llegar al Superliderato.  (Foto: Notimex)
Estadio Olímpico Universitario, ante una... -
  • Suazo puso al frente a los norteños
  • Barrera e Íñiguez descontaron y dieron el triunfo a los felinos

Los Pumas consiguieron el que apenas es su tercer triunfo del torneo al derrotar 2-1 a Monterrey, en un duelo donde vinieron de atrás para quitarle la posibilidad a Rayados de llegar al Superliderato. El duelo fue de muy bajo nivel la mayor parte del tiempo, sobre todo del lado de los felinos, y las mejores acciones se vivieron en los minutos finales, como la genialidad de Humberto Suazo, quien se quitó a toda la zaga felina y al portero Sergio Bernal para anotar el 0-1 al 72. El desánimo y la desconfianza se apoderó de los universitarios, pero con lucha lograron empatar el partido en una jugada fortuita, pues un disparo de Dante López se estrelló en el poste y el rebote quedó para Pablo Barrera quien mandó la pelota al fondo de las redes y empatar el encuentro al 83. Dos minutos después, Ismael Íñiguez de cabeza anotó el del triunfo, el 2-1, al aprovechar un error de la zaga y del portero Jonathan Orozco quien no pudo quedarse con el balón en una mala salida en un tiro de esquina. Con este resultado, Monterrey se quedó con 23 puntos en el segundo puesto del Grupo 2, mismo que podría perder si América vence a Chivas, además  dejó escapar una oportunidad de oro para escalar al Superliderato del torneo, mientras que los Pumas llegaron a 11 puntos, todavía en el sótano del Grupo 3 y en el penúltimo lugar general. La Próxima Jornada, Pumas visitará a Santos en el último partido oficial del Estadio Corona, mientras que Monterrey irá a San Luis. EL PARTIDO El bajo nivel colectivo e individual que los Pumas han mostrado durante la mayor parte del torneo se hizo evidente en este encuentro, donde a pesar de tener el balón mayor tiempo que Monterrey en el inicio del mismo, la generación de jugadas de peligro fueron nulas. Salvo un balón que Martín Bravo le robó al portero Jonathan Orozco al 13 y cuyo tiro se fue a un lado, y un disparo de tiro libre de Pablo Barrera que pasó tan cerca que la gente cantó el gol al 26, los felinos no hicieron nada más. Incluso Monterrey fue más peligroso en el contragolpe que los felinos y de no ser porque sus delanteros no salieron finos, debieron irse al frente desde la primera mitad, pero cuando Humberto Suazo quedó solo frente a Bernal, el chileno estrelló el balón en la humanidad del veterano al 34. A la ya anunciada ausencia de Efraín Velarde en la parcela izquierda, que fue bien suplida por Luis Fuentes, se agregó la de Marco Antonio Palacios, quien durante el partido se lesionó y tuvo que salir al 36 para dejar su lugar a Carlos Humberto González. En la parte complementaria, Monterrey volvió a estar muy cerca de inaugurar el marcador, pero otra vez sus delanteros tuvieron poca puntería, pues al 48, De Nigris sacó un disparo al cuerpo de Bernal al 48, lo mismo Osvaldo Martínez, quien llegó solo frente al portero y le estrelló la pelota al 50. Tan desconectados estuvieron los felinos, que sólo en jugada a balón parado pudieron poner en aprietos la portería rayada, pues al 63 Carlos Humberto González alcanzó a conectar con la testa un centro en tiro libre que pasó apenas arriba de la cabaña visitante. En un partido tan malo y de bajo nivel, sólo una genialidad podía romper el cero, y fue entonces cuando Humberto Suazo tomó un balón fuera del área cerca de la media luna y se quitó de encima a toda la zaga universitaria, a Verón, a González, y al propio Bernal que eludió sin problemas para mandarla pelota al fondo de las redes y poner el 0-1 al 72. Los Pumas se vinieron abajo anímicamente, muchos de sus seguidores lesdieron la espalda, los abuchearon y ante la lluvia que comenzó a caer algunos incluso abandonaron el estadio, y sin haber hecho los méritos suficientes lograron el empate con gran fortuna, pues en un saque de banda, Leandro pasó a Dante, quien dentro del área disparó y el balón dio en el palo, pero el rebote le cayó a Berrera que tocó el balón a la meta para el 1-1 al 83. El ánimo volvió a los jugadores y la energía positiva a la afición y dos minutos más tarde, en un tiro de esquina, vino un error del portero Jonathan Orozco, quien no pudo controlar ni despejar el centro y lo dejó a la deriva para que Ismael Íñiguez, quiene estaba a segundo palo, lo metiera sin problemas para el 2-1 definitivo al 85. La escasa afición de Monterrey que acudió al inmueble se había salido del estadio cuando el partido todavía estaba en ventaja de su equipo, así que no alcanzó a ver que los felinos le dieron la vuelta en los últimos minutos y les quitaron la oportunidad de llegar al Superliderato General. ARBITRAJE Jaime Herrera tuvo una buena actuación, ya que siempre estuvo cerca de las acciones, amonestó salomónicamente a Verón y a Basanta por empujones en el área antes de cobrar los tiros de esquina. En general, mostró un criterio justo y parejo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×