América 1-1 Jaguares... El 'Flaco' asustó al América y le robó un empate

Cuando menos lo necesitaba, los espíritus chocarreros del América despertaron en el Coloso de Santa Úrsula para impedirle ganar y mantenerse así con firmeza en la pelea por la Liguilla.
 Cuando menos lo necesitaba, los espíritus chocarreros del América despertaron en el Coloso de Santa Úrsula para impedirle ganar y mantenerse así con firmeza en la pelea por la Liguilla.  (Foto: Notimex)
Estadio Azteca -
  • Jaguares tiene pocas posibilidades de calificar a la Liguilla

Cuando menos lo necesitaba, los espíritus chocarreros del América despertaron en el Coloso de Santa Úrsula para impedirle ganar y mantenerse así con firmeza en la pelea por la Liguilla. Aquellos ínfimos espíritus, que por dos años acecharon al equipo de Coapa para robarles la magia y desprenderlos de la gloria, se hicieron presentes cuando Luis Fernando Tena pisó la cancha del Azteca. Con "El Flaco" comenzó la caída del equipo de Coapa, sus números fueron fríos y el grupo se inmiscuyó en una serie de derrotas y sin sabores que le duraron dos años, como si una maldición los hubiera absorbido. Aquel hombre que había protagonizado el comienzo de una caída, regresó a la que fue su casa, sólo que con otro equipo, Jaguares, pero sus poderes fueron tan certeros que lograron arrancarle un punto, a un equipo que surcaba el cielo con parsimonia. Jaguares pudo decretar el 1-1 en la pizarra ante un América que necesitaba ganar, ya que su Grupo, el 2, terminó de apretarse con el triunfo de Morelia, Monterrey y Puebla, y aunque el equipo se quedó en zona de calificación, como segundo del sector con 26 puntos, y sigue dependiendo sí mismo, cometer un error más y caer en los tres partidos que le restan, sería fatal en sus aspiraciones. Jaguares se quedó con 16 unidades y como último de Grupo, sus posibilidades de calificar son efímeras pero aún existen; el próximo miércoles en la Jornada Doble se jugarán una de sus últimas cartas contra Morelia. América jugará el jueves frente a los Pumas. EL PARTIDO En días donde los muertos cobran venganza, Luis Fernado Tena regresó al Estadio Azteca, con Jaguares, para cobrar viejas cuentas de aquellos sinsabores que terminó por pasar con las Águilas hace un par de años. El "Flaco", como lo conocen en el mundo del futbol, se presentó como el mejor técnico visitante dispuesto a arrancarle el triunfo a unas Águilas extrañas ante sus ojos, pues sólo han perdido en una ocasión en su casa y parecían volar con fuerza y sincronía. Pero aquel hombre que alguna vez dirigió al equipo de Coapa descifró pronto la manera de nulificarlos, con dos líneas de cuatro se defendió con soltura, confiando así en lo que hicieran Danilinho, Ezequiel Orozco y Oribe Peralta. El juego comenzó con un duelo de porteros, pues aunque jamás hicieron atajadas increíbles siempre fueron los hombres de seguridad y confianza. Al minuto 5, 'Rolfi' disparó, pero estrelló el balón en el "Conejo" Pérez, después Danilinho tomó su turno, pero su riflazo lo tapó Ochoa; luego Reyna, y otra vez Pérez detuvo, en dos ocasiones, más. Con un cañonazo al 40', Orozco intentó rendir a Memo, pero el americanista contuvo, al 49' Danilinho mandó disparo que Ochoa en el lance despejó, Rosinei puso a prueba al "Conejo", pero otra vez el arquero chiapaneco contuvo el peligro. Uno a uno fueron pasando los tiradores para que los arqueros nulificaran sus balones. En las porterías difícilmente un error se cometería, la falla tenía que venir de otro sector. Entonces Jaguares en uno de esos trazos largos, tratando de saltar el medio campo para generar más peligro, logró que Juan Carlos Valenzuela fallara. El zaguero de las Águilas midió mal un balón que terminó por quedarle perfecto a Ezquiel Orozco, quien condujo hasta que pudo disparar potente y cruzado para no fallar y así dejar sin oportunidades al arquero americanista. El balón entró sin problemas para así explotar de alegría a la banca chiapaneca. América muriendo lentamente, se enfrentó a los vivos, presionó un poco y tuvo así su recompensa que lo regresó a la vida. Pável Pardo metió el balón al área, Enrique Esqueda remató con la cabeza y empató el marcador al 75', sólo siete minutos después de su momentánea caída. El partido comenzó a tener la dinámica que le faltó durante los primeros 75 minutos, las escuadras comenzaron así a desdoblar sus líneas con mayor rapidez e idea, pero no pudieron hacerse más daño. ARBITRAJE Bueno de Miguel Ángel Ortega. No se equivocó en marcaciones y tuvo un buen trabajo. Por ahí chocaron sus diagonales con algunas jugadas y tocó el balón en un par de aproximaciones visitantes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×