Pumas 3-2 América... Con puro orgullo, los Pumas por fin vencieron al América

El puma gigante regresó al pecho de los universitarios y Ricardo Ferretti por fin pudo vencer al América desde su retorno al banquillo de los felinos.
 El puma gigante regresó al pecho de los universitarios y Ricardo Ferretti por fin pudo vencer al América desde su retorno al banquillo de los felinos.  (Foto: Agustín Cuevas)
Estadio Olímpico Universitario -
  • Gran noche de Verón y de Cabañas
  • Martín Bravo hizo el del triunfo y festejó como Cuauhtémoc

El puma gigante regresó al pecho de los universitarios y Ricardo Ferretti por fin pudo vencer al América desde su retorno al banquillo de los felinos, la noche fue una fiesta en Ciudad Universitaria y con apuros el anfitrión, que también es el actual Campeón, logró rescatar el triunfo 3-2. Y en noches de remembranza de los héroes universitarios por el uniforme de las grandes glorias, vino uno de los nuevos ídolos, el defensor impenetrable, Darío Verón para marcar los dos primeros goles de la noche, ambos de igual manufactura, en tiro de esquina por izquierda, a centro de Jehu Chiapas, al 21 y al 44. Los Pumas perdonaron en algunas acciones ofensivas y el compadre de Verón, Salvador Cabañas, se puso el traje que lleva en su nombre y en un tiro libre indirecto, donde Pável Pardo le tocó, puso el 2-1 al 53, luego al 79, enmudeció a la afición universitaria con un magistral tiro libre desde los tres cuartos de cancha para el 2-2. Pero los universitarios buscaron el triunfo, por orgullo y amor propio porque sólo eso pelean ahora en el torneo, y en una mano dentro del área de Juan Carlos Valenzuela, el recién ingresado de cambio, Martín Bravo, anotó desde los once pasos y hasta se dio el lujo de celebrar como Cuauhtémoc Blanco, con las manos como lanzas para el 3-2 al 91. Con ello los Pumas lograron vencer al América por vez primera desde la llegada de Ferretti al timón y por vez primera en CU desde el Torneo Apertura 2003, para llegar a 15 puntos en el sótano del tercer sector. El fin de semana visitarán al Morelia. En cambio, América no pudo lograr vencer en el mismo torneo a sus tres más grandes rivales, lo hizo con Cruz Azul y Chivas, pero no pudo con Pumas, se quedó con 26 puntos en el tercer lugar del Grupo 2 y sigue en la pelea por la clasificación. El domingo tendrá un duelo clave ante Monterrey, rival de sector, en casa. EL PARTIDO La intensidad de las tribunas con un estadio a reventar se contagió al campo de juego, donde los jugadores de ambos equipos se brindaron para no defraudar, un duelo equilibrado en media cancha, donde hubo mucho amontonamiento, donde nadie quiso ceder terreno. Y el juego se pintaba tan cerrado que tuvo que ser en una pelota a balón parado donde los felinos abrieron el marcador al minuto 21, en un tiro de esquina por izquierda que cobró Jehu Chiapas a primer palo, donde el líder de la zaga de los Pumas, Darío Verón, remató con la cabeza para poner el 1-0. Entonces la noche comenzó a pintarse auriazul, los Pumas empezaron a controlar el encuentro, a quebrar a la zaga americanista con un Ricardo Rojas muy frágil, que toda la noche hizo agua, lo mismo Pablo Barrera que Dante López, o el mismo Palencia siempre pudieron eludir al americanista. Y tras dos o tres jugadas de cierto peligro, un tiro de Barrera a las manos de Ochoa o un remate de Palencia de cabeza que controló bien el guardameta, vino una copia idéntica del primer gol, otra vez tiro de esquina por izquierda, centro de Jehu a primer palo y de nuevo Verón de cabeza pero ahora a segundo poste, para vencer a Ochoa por segunda ocasión en la noche y poner el 2-0 al 44. El recuerdo de las grandes victorias de los universitarios sobre los de Coapa se percibía en el ambiente, que todo era una fiesta, más con el puma enorme en el pecho de los jugadores y para la segunda mitad, los felinos siguieron dominando las acciones pero fallaron en la puntería. Apenas reanudado el juego tras el descanso, Juan Francisco Palencia hizo una gran jugada, controló de pecho en tres cuartos de cancha, se acomodó y sacó un fogonazo que Memo Ochoa alcanzó a desviar en una gran acción defensiva al 49. Sin embargo, América nunca se dio por vencido e insistió y también en una jugada a balón parado vino el descuento, por medio de su paraguayo Salvador Cabañas, quien recibió en dos toques porque era tiro libre indirecto, un pase de Pável Pardo y desde la media luna mandó la pelota al fondo de las redes al 53, para el 2-1. Los Pumas también crearon acciones de peligro pero fallaron, primero Dante López tuvo una frente a Ochoa pero su tiro fue desviado a córner al 55, luego Pablo Barrera también eludió a todos y disparó entrando al área, pero su escopetazo pasó por fuera, rozando el poste izquierdo de Memo Ochoa al 76. Cuando parecía que los felinos se alzaban con el triunfo, cometieron otro error, una falta a unos metros de la media luna, que volvió a perfilar a Cabañas como el salvador de las Águilas, el guaraní cobró magistral, con potencia y colocación, inalcanzable para Sergio Bernal que se lanzó al ángulo superior derecho pero sólo hizo más hermoso el gol, el 2-2 al 79, que enmudeció a toda la afición felina, porque parecía que otra vez el América se saldría con la suya. Entonces el "Tuca" modificó e ingresó a Martín Bravo, a quien con frecuencia deja en la banca porque es muy individualista, sin embargo, en un centro al área azulcrema que iba hacia Ochoa, Juan Carlos Valenzuela se lanzó y desvió la pelota con la mano, el silbante marcó pénalti, que el "Rata" cobró con gran seguridad, a la derecha de Memo Ochoa por arriba y el portero no llegó para impedir la victoria de los Pumas 3-2 al 91, la primera sobre el América desde que Ferretti regresó al equipo de sus amores, la primera desde en Ciudad Universitaria Y para cerrar la noche de color auriazul, Martín Bravo, el autor del gol del triunfo, le mandó un mensaje a todos los americanistas, se hincó en el campo y celebró como Cuauhtémoc Blanco, con las manos como lanzas. ARBITRAJE Trabajo regular de Jorge Eduardo Gasso, quien en un principio marcó todas las faltas que se presentaron haciendo que el partido se detuviera en muchas ocasiones. El nazareno pronto se dio cuenta que las infracciones no permitirán el trámite del juego, por lo que en varias acciones aplicó de buena forma la ley de la ventaja. Al minuto 14' comenzó la polémica del juego, ya que 'Rolfi' Montenegro cayó dentro del área auriazul por un roce de Verón y el árbitro no marcó nada; asimismo en la falta que derivó en el primer gol de Cabañas, Gasso pitó en contra del universitario Israel Castro cuando fue el americanista Montenegro quien realizó la infracción. A pesar de estas complicadas acciones, el silbante tomó correctamente la decisión más importante del juego, que fue la mano de 'Topo' Valenzuela, la cual originó el penal con el que Pumas se llevó el triunfo. DIVISIONES MENORES Los Pumas se llevaron los tres triunfos sobre América, ya que la Sub-17 ganó 1-0 y la Sub-20 3-1 a sus similares Águilas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×