Atlas 1-4 Chivas... Masacre rojiblanca en el Clásico Tapatío

Las Chivas fueron amos y señores del Clásico Tapatío, pues vencieron al Atlas por un contundente 1-4 que no encontró oposición rojinegra.
Las Chivas fueron amos y señores del Clásico Tapatío, pues vencieron al Atlas por un contundente 1-4 que no encontró oposición rojinegra.
 Las Chivas fueron amos y señores del Clásico Tapatío, pues vencieron al Atlas por un contundente 1-4 que no encontró oposición rojinegra.  (Foto: Notimex)
Estadio Jalisco -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Eduardo Leal)

Omar Bravo abrió el marcador a los 15 segundos de juego

  • El 'Chicharito' hizo dos de los 4 goles chivas
  • Atlas quedó oficialmente eliminado del torneo
  • Scott Fitzgerald escribió, “denme un héroe y les daré una tragedia”. Ricardo La Volpe llegaba con un invicto de once años a este partido. Desde 1998 no perdía contra Chivas, en la historia reciente el “Bigotón” y los equipos a los que ha dirigido en ese periodo le sacaron resultados positivos a los encuentros contra el Rebaño.

    El invicto de Ricardo culminó de forma abrupta. Cuatro goles en contra durante el primer tiempo, dos de ellos antes de cumplierse el minuto 3 de juego, fueron contundentes. Chivas paseó a los Zorros por marcador de 1-4 y no cayeron más tantos porque los rojiblancos fallaron un par más en el primer lapso y disminuyeron las revoluciones para la parte complementaria.

    El comienzo del encuentro marcó la diferencia. Sólo 15 segundos habían pasado cuando Bravo inició la masacre, que terminaría 90 minutos después con un Atlas inoperante que fue incapaz llevar peligro al área de Michel, excepto cuando Osorno descontó para la causa académica.

    El héroe que pedía Fitzgerald fue golpeado, humillado y exhibido en el partido más importante para los Zorros. De aquellos tiempos de bonanza, donde La Volpe era lo máximo para la gente rojinegra, no queda mucho. Atlas sumó la novena derrota en 16 partidos y la crisis está en el punto más alto hasta el momento para los Zorros.

    Los rojinegros, que fungieron como locales administrativos en este encuentro, se quedaron con 15 puntos en el Grupo 1, y cerrarán el torneo visitando a Jaguares; Chivas, por su parte, se instaló en las 19 unidades y es tercer lugar del mismo sector, aún con vida y culminará su participación con un duelo contra el Cruz Azul. La mala noticia es que si el San Luis empata en su último compromiso del torneo, el Rebaño diría adiós a la Liguilla.

    EL PARTIDO

    En el amanecer del encuentro, cuando pocos se habían podido acomodar bien en su asiento, el Rebaño hizo el primero de la noche. Un balón tendido que la defensa dejó botar fuera del área llegó a los dominios de Omar Bravo y terminó en el fondo de las redes luego de que el mochiteco la tocara por encima del arquero rojinegro, quien poco pudo hacer para evitar la caída de su meta. Corría el segundo 16 y el Rebaño tomó las riendas del Clásico para nunca más soltarlas.

    Muy enchufado en el juego, sobre todo en el ataque, el conjunto rojiblanco no tardó nada en hacer el segundo gol de la velada. Al minuto dos, un centro al área desde el costado izquierdo por parte del capitán Bravo encontró a Javier Hernández, quien se elevó entre dos Zorros para cabecear la pelota y poner el 0-2 en el tanteador.

    Faltaban 87 minutos y se presagiaba una goleada histórica.

    Atlas, sin respuesta alguna, seguía a la deriva en este compromiso, como un boxeador que no sabe dónde está tras un golpe bien conectado por su rival; mientras tanto, los rojiblancos fallaron el tercero en las piernas de Omar Bravo, quien definió apurado sobre el marco; a la siguiente jugada Alberto Medina no pudo coronar con gol una excelente triangulación con el 'Chicharito' perdonando de manera increíble a Barbosa en un mano a mano.

    Ayudado por un error de marca por parte de la zaga chiva, el conjunto académico despertó. Al minuto doce, después de una falta por el corredor derecho del área, Edgar Pacheco mandó un centro a segundo poste que resultó medido para la llegada de Daniel Osorno, quien sin marca cabeceó con precisión a contrapié de Michel. El Atlas, al igual que el marcador, se iluminaban por primera vez en el juego y soñaba con el empate.

    Pero poco le duró el gusto alos pupilos de La Volpe, pues al minuto 25, mediante un tiro libre indirecto dentro del área rival, que se produjo por un juego peligroso de Ismael Fuentes, Aarón Galindo aprovechó la mala colocación de la barrera que se amontonaba frente a él para clavar el 1-3 pegadito al poste derecho de Barbosa, quien ni siquiera apareció cerca de la acción, ya que cuidaba el otro costado de su meta. El estadio, vestido en su mayoría de rojo y blanco se volvió loco con la tercera anotación del Rebaño.

    En este punto del juego y tomando en cuenta el golpe anímico que significó una nueva caída de su meta, Atlas parecía condenado a un catastrófico desenlace. Sin embago, los Zorros pudieron acercarse al área de enfrente una vez más y estuvieron cerca de descontar nuevamente, pero Pacheco, que quedó solo ante Michel, le pegó mal a un balón filtrado y terminó mandándolo a saque de meta.

    Sin voltear a ver el marcador, fue aquí cuando el partido vivió sus minutos más nivelados. Al 40', un centro desde la derecha fue cabeceado por Ayala, pero la mano de Aarón Galindo, quien quedó de espaldas en el salto, se interpuso en el viaje del esférico; los rojinegros se quedaron exigiendo el penal, que no fue concedido por Marco Rodríguez. Un minuto despues, el “Chicharito” remató con la complicidad de un defensa para meter el cuarto gol del chiverío en menos de 45 minutos.

    En el complemento, Chivas se regodeó con los olés que bajaban desde la tribuna, tenían todo para ir por más, perodecidieron bajar el ritmo y la intensidad del partido, tal vez ya pensando en el duro cierre de torneo que les espera ante Cruz Azul. Del Atlas sólo se vieron algunos intentos aislados por revertir la situación, Bottinelli y Robles destacaron de sus compañeros, pero sin poder marcar una diferencia real dentro del terreno de juego. Al final, el técnico decidió sacar al "Pollo" para meter a Christian Díaz por la banda derecha.

    Sin Bottinelli, el Atlas no volvió a cruzar los tres cuartos de cancha y el Rebaño se dedicó a cuidar el holgado triunfo. Los cuatro goles de la primera mitad fueron suficientes. Chivas todavía buscó un quinto gol, pero le faltó claridad frente al arco de Barbosa, ya que el “Chicharito” Hernández falló una clarísima en los instantes culminantes de este duelo.

    EL ARBITRAJE

    Marco Antonio Rodríguez tuvo un trabajo bueno a secas que estuvo al borde del abismo, pues varias acciones fueron difíciles de juzgar. El primer gol chiva es una jugada brava, pues parece que Bravo empuja a Méndez antes de apoderarse del esférico; Rodríguez la dejó correr, lo cual parece la decisión correcta. En un cabezazo de Ayala, Atlas pedía penal por mano de Galindo, la cual sí se dio, pero Marco juzgó que no hubo intención pues el jugador estaba de espaldas al balón y dejó seguir las acciones. Por último, el tercer gol rojiblanco se da en un libre indirecto que se derivó de un juego peligroso bien marcado. Antes de que comenzara el partido amonestó a Luis Michel, por marcar el césped para tener referencias cuando tuviera que salir de su arco.

    DIVISIONES MENORES

    El Clásico Tapatío se jugó también en divisiones menores. En el torneo Sub-20, Atlas se impuso 3-1 a Chivas, en tanto que en el Sub-17, el Rebaño ganó 0-3 a los Zorritos.

    Newsletter MT
    Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
    No te pierdas
    ×