Tigres 4-0 Atlante... Goliza felina a unos Potros que se quedan sin Liguilla

La única aspiración de Tigres este sábado era despedirse de forma digna de su público, pero el deseo de compensar terminó por reflejar una de las mejores demostraciones de los regios en el 2009,...
 La única aspiración de Tigres este sábado era despedirse de forma digna de su público, pero el deseo de compensar terminó por reflejar una de las mejores demostraciones de los regios en el 2009, goleando 4-0 al Atlante, hoy eliminado de la Liguilla.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario, ante una buena entrada -
  • Tigres al Atlante le hizo la maldad

La única aspiración de Tigres este sábado era despedirse de forma digna de su público, pero el deseo de compensar terminó por reflejar una de las mejores demostraciones de los regios en el 2009, goleando 4-0 al Atlante, hoy eliminado de la Liguilla. Los felinos, liberados desde el miércoles de la presión clasificatoria, brindaron un juego sin inhibiciones, y les hicieron la maldad a los azulgranas, que perdieron el último tren a la Fiesta, y ahora deberán enfocarse en el Mundial de Clubes del próximo mes de diciembre. La noche fue redonda para los norteños, que se dieron el lujo de fallar un penal y debutar a un novatos, muestra del dominio abismal, ante unos caribeños que terminaron con dos expulsados. Con el resultado Tigres llegó a 21 unidades en el Grupo 3, sumando sólo para la Tabla Porcentual del 2010, mientras que los Potros se estancaron con 22 unidades en el mismo sector, ya sin posibilidades de alcanzar a Puebla ni América, con quienes disputaba el boleto. Ya sin nada qué pelear, los universitarios cerrarán la campaña la próxima semana visitando al Pachuca, mientras que los Potros harán lo propio recibiendo a Estudiantes de la UAG.

EL PARTIDO

La tribuna del "Volcán" casi no resintió la eliminación de los felinos tras la derrota ante el Querétaro, y salvo pequeños huecos el inmueble lució su rostro habitual, vaciado en apoyo para el quipo.

Los regios tuvieron que suplir la ausencia de Fernando Ortiz en la zaga, y dispusieron a Jesús Molina para el puesto, improvisando a David Toledo de contención, con Edgar Castillo como volante izquierdo, Lobos a su perfil derecho, y el ingreso de Alejandro Villalobos para cubrir la lateral izquierda. Los felinos aparecieron desatados, y lejos de desentenderse del cotejo apelaron a la vergüenza profesional, superando al rival hasta ensañarse.

La fiesta arrancó temprano en Ciudad Universitaria, y al minuto 2 la "Gata" Fernández empujó el 1-0 en el área chica, tras una escapada de Itamar, que corrigió una acción ofensiva y mandó un centro sobre la raya, para hacer explotar el graderío. El gol no conformó a los auriazules, que ahora sí con etiqueta de fieras fueron por más, y al 8’ Itamar desaprovechó un balón que abanicó Miguel Martínez en el área azulgrana, y envió su disparo machucado por encima del travesaño. Atlante se metió al partido hasta el minuto 17, pero Rafael Márquez Lugo perdonó el 1-1 enviando hacia afuera su remate con el muslo, cuando Guillermo rojas lo había habilitado con ventaja desde el corredor izquierdo.

Tigres comenzó a acosar al Atlante por todo el terreno, y al 32’ Molina estuvo cerca del 2-0 con un remate de cabeza centro de Lobos, pero Navarro salvó en la raya. Castillo fue de los más incisivos por el sector izquierdo, y al 36’ encaró a Navarro y centró para Fernández, pero el defensa le metió la mano al esférico, para que el árbitro Alfredo Peñaloza marcara la pena máxima. Un minuto más tarde 37’ Gastón Fernández cobró con maestría, a media altura y venciendo a Vilar por velocidad, para el 2-0 que significó su sexta anotación en el torneo. Ya Tigres era amo y señor de las acciones, pero al 40’ encontró la mesa servida para la goleada, cuando Guillermo Rojas se ganó la segunda amarilla por derribar a Toledo cuando escapaba. El Profe Cruz, expulsado en el primer tiempo por reclamar, quiso meterse a su equipo al juego en el complemento, y sacó a Santiago Solari para poner a Gabriel Pereyra. El movimiento no cambió nada los papeles, y Batista tuvo un mano a mano con Vilar al 48, pero el arquero salvó el peligro con el pie. El brasileño quería su gol, y al 66’ volvió a escapar por el centro del campo, pero justo cuando se aprestaba a disparar fue derribado en el área por Luis Velázquez, quien se ganó así la roja directa dejando a su equipo en las peores condiciones, con nueve hombres y un penalti por cobrarse. Un minuto más tarde, el propio Itamar pidió el esférico, pero le ganó la confianza y dejó el balón en las piernas de Vilar, ante el alarido de decepción de la gente. La falla parecía dejar igual el encuentro, pero al 68’ Lobos cobró con inteligencia un tiro de esquina, y le puso el balón raso al "Gringo" Castro, quien disparó por sorpresa desde la media luna y puso el 3-0, que ahora sí marcaba lo que sucedía en el campo.

"Cómo no te voy a querer", fue el cántico que se desprendió de las tribunas, pero aún había para más, y al 72’ Castillo hizo una jugada individual por la izquierda, y luego de driblar a tres jugadores cruzó su disparo a la izquierda de Vilar, para el 4-0 que mataba.

Los dos equipos amarraron el resultado con cambios, y Daniel Guzmán debutó al Jorge Valencia, muestra de ver a futuro, sin más por hacer en el juego.

El árbitro Alfredo Peñaloza se ahorró el alargue, y silbó el final en medio de un aire extraño en el lugar, por ver un triunfo tan claro y brillante de los Tigres, que sin embargo no servirá de nada en este 2009.

EL ARBITRAJE

Bueno por parte de Alfredo Peñaloza, quien apreció bien las jugadas discutidas, y expulsó con el criterio correcto a Guillermo Rojas con doble amarilla, y a Luis David Velázquez con roja directa. Marcó dos pénaltis apretados, pero que están apegados al reglamento.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×