Xoloitzcuintles 0-0 Irapuato... La Trinca terminó como líder el torneo

El Estadio Caliente fue testigo del cierre de la temporada regular del Torneo Apertura 2009 de la Liga de Ascenso. Los equipos Xoloitzcuintles del Club Tijuana e Freseros de Irapuato, disputaron...
El Estadio Caliente fue testigo del cierre de la temporada regular del Torneo Apertura 2009 de la Liga de Ascenso. Los equipos Xoloitzcuintles del Club Tijuana e Freseros de Irapuato, disputaron este encuentro que sólo era de tramite.
 El Estadio Caliente fue testigo del cierre de la temporada regular del Torneo Apertura 2009 de la Liga de Ascenso. Los equipos Xoloitzcuintles del Club Tijuana e Freseros de Irapuato, disputaron este encuentro que sólo era de tramite.  (Foto: Notimex)
Estadio Caliente -
  • Ariel González termina como líder de goleo, aún sin anotar

El Estadio Caliente fue testigo del cierre de la temporada regular del Torneo Apertura 2009 de la Liga de Ascenso. Los equipos Xoloitzcuintles del Club Tijuana e Freseros de Irapuato, disputaron este encuentro que sólo era de tramite ya que el primero se encontraba eliminado matemáticamente de la fiesta grande desde hace una semana y los visitantes con la derrota del Veracruz ante Dorados el día de ayer amarraron iniciar desde instancia Semifinal su andar rumbo al campeonato. EL PARTIDO Jugadas divididas en todo el terreno del juego se sucintaban debido al parado de ambos conjuntos. Juan Antonio Luna mando al terreno de juego a Alonso Jiménez, quien jugaba su primer partido con la escuadra canina en el torneo, Javier Robles, Joshua Abrego y Damián Malrechauffe como centrales, Ángel Conde y Richard Ruiz como laterales formando una línea de cinco  en el fondo y en ocasiones solo tres para enviar a estos últimos libres al ataque. El mediocampo fue copado por Omar Rivera como recuperador, Juan Carlos Núñez por izquierda y Gastón Otreras por derecha y al ataque, el uruguayo  Víctor Piriz y el goleador del equipo Raúl Enríquez. El conjunto de Osvaldo Battocleti fue un poco más austero, sabiéndose ya en instancias mayores, mando a la mayoría de la banca, exceptuando al arquero Alfonso Blanco, y los delanteros Efraín Cruz y el campeón goleador del certamen, Ariel González. El resto, Miguel y Jesús Gutiérrez, Jorge Manrique, Leonardo Casanova así como Pedro Jiménez, Pizzichillo, Saucedo y Juan Arellano son elemento que usualmente ven el juego desde la banca. Todo pasó sin pena ni gloria en el primer tiempo, sin embargo la gente no abucheo como acostumbra la afición de otras ciudades sino que alentó y apoyo desde el inicio hasta que empezó la parte complementaria. La Masakre, barra oficial del Club Tijuana se mostraba con ganas de gritar gol y en la cancha, los protagonistas hicieron todo lo posible, sin embargo, cuando las cosas no salen, no salen, por su parte los pocoa aficionados freseros ya están pensando en las Semifinales del torneo. Corría el minuto 28 de tiempo corrido cuando por fin hubo algo que reclamar, algo que levantara a la gente de sus asientos, y es que Miguel Gutiérrez barrió a Piriz en el centro del área grande, los aficionados lo vieron, Batocletti se rascaba la cabeza porque sabía que la posibilidad de un penal le arrebataría su resultado sin embargo,  Oscar Macías quien fungía como juez central y este dijo... nada. La gente se encrespó, reclamó así como los jugadores en el terreno lo cual le valió una tarjeta amarilla al propio delantero charrúa que inmediatamente fue retirado del terreno de juego para dar paso a Diego Torres. Apenas cruzaba el minuto 40 de la segunda parte cuando una mala barrida en medio campo de Robles dejo solo a Ariel González quien quería dejar en claro que él es el campeón de Goleo y llego solo hasta el área grande y disparó pero “Popeye” Jiménez ya había salido a achicar y haciendo el “cristo” rechazó el esférico provocando el grito de “portero, portero” en las gradas del Caliente. Dos minutos más tarde, en la jugada de gol más clara del partido, después de un rechace de la defensa fresera que quedo en la cabeza de Enrique Salinas quien recentro de frente y dejo a Diego Torres frente a la portería que ya había quitado al portero y con un cabezazo que iba franco a colarse a las piolas pero un defensa en la línea de gol ahogó el grito de la afición canina. El encuentro terminó y los 10 mil aficionados que se dieron cita en el inmueble no abuchearon a su equipo, sino que le aplaudieron con la esperanza viva de que regresen los buenos resultados a que les tenían acostumbrados en el año venidero, Torneo Bicentenario 2010. EL ARBITRAJE De malo a pésimo. Oscar Macías dejo de marcar dos claros penales, uno en la primera parte cuando una mano guanajuatense se atravesó en el trayecto de la pelota y una falta por detrás en el área grande que tenía a Macías de frente y que simplemente este hizo “mutis” su ocarina. Los auxiliares utilizaron el spray en varias ocasiones, pero nunca en el lugar de la falta sino donde le indicaban los jugadores freseros y muy dudoso que la distancia fuera la reglamentaria.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×