Toluca (1)1-0(1) San Luis... Dramático y todo, pero el Diablo va a Semis

El tiempo se agotaba, la idea de los mexiquenses de pasar a la Semifinal se convertía en un sueño efímero conforme los minutos expiraban. San Luis casi los dejaba fuera, matándolos con un gol...
 El tiempo se agotaba, la idea de los mexiquenses de pasar a la Semifinal se convertía en un sueño efímero conforme los minutos expiraban. San Luis casi los dejaba fuera, matándolos con un gol convertido en el Alfonso Lastras.  (Foto: Notimex)
Estadio Nemesio Díez, ante un lleno -
  • Toluca tenía cuatro partidos de Liguilla sin anotar un gol
  • San Luis nunca había sido eliminado por los Diablos

El tiempo se agotaba, la idea de los mexiquenses de pasar a la Semifinal se convertía en un sueño efímero conforme los minutos expiraban. San Luis casi los dejaba fuera, matándolos con un gol convertido en el Alfonso Lastras. El Diablo había vendido su alma para reencontrarse con la gloria y volver a anotar en Liguillas, pero el esférico se negó a entrar, los embates de Mancilla, Calderón y Esquivel no cruzaban la línea que Adrián Martínez custodiaba; en el otro extremo, Talavera era el grande y evitaba la caída tras los intentos de gol que los potosinos elaboraron. Pero la gloria esperaba una vez más al Diablo, y al 77' Héctor Mancilla logró acomodarse en el área y mandar el esférico al fondo de la red. Toluca estaba en la Semifinal, sólo había que esperar a que el partido terminara. San Luis se negó a caer, echó a sus hombres al frente y estuvo cerca de mandar a los toluqueños al infierno de la derrota, pero no, Toluca no cedió y se instaló con fuerza en la siguiente ronda, después de empatar el marcador global -pero aprovechándose de su posición en la tabla-, para esperar rival cuando Morelia y Santos hayan definido su suerte. Si Morelia consigue el pase, las Semifinales serían Toluca-Monterrey y Cruz Azul-Morelia, pero si Santos logra su calificación los duelos quedarían, Toluca-Santos y Cruz Azul-Monterrey. EL PARTIDO No había mañana para el Diablo y por ello había que morirse en el mismísimo infierno para reencontrarse con la gloria. San Luis tenía una ventaja mínima, casi irrisoria, pero suficiente cuando la Liguilla se está llevando a cabo. Toluca estaba obligado a ganar en su cancha y sacudirse la sequía de gol en la Liguilla, pues en la justa pasada y en el partido de vuelta del Apertura 2008, no había podido concretar. Siendo entonces ese Diablo que da miedo, que despliega sus líneas con sincronía en la búsqueda de la portería rival, salió a la cancha del Nemesio Díez. Pronto, tan sólo era el minuto 6, encontró el primer revés por su atrevido planteamiento. Pues Talavera salvó al equipo al salir valientemente a los pies de Palacios y robarle la oportunidad de hacer el gol. Sin embargo nada podía hacer que los mexiquenses se replegaran atrás y cuidaran mejor sus embates, tenían que buscar el gol y para ello no podían escatimar. Por eso, en el mismo minuto que Talavera salvó al equipo, Esquivel sacó un disparo que se fue apenas a un costado del marco de Adrián Martínez. Entonces Toluca dejó claro cuál era el camino a seguir, y por ello los embates sobre San Luis fueron constantes. Llegó Calderón y metió disparo bombeado que techó al arquero, después Mancilla con un remate de cabeza que Adrián mandó a tiro de esquina a una mano. El Diablo proponía y San Luis sólo se plantaba bien atrás esperando el momento exacto para atacar y robarle la victoria a los mexiquenses. Toluca entró en crisis, la desesperación se hizo presa de ellos, Dueñas comenzó a olvidarse de defender y decidió ser un hombre más al ataque, su idea la siguió Novaretti; la responsabilidad del último hombre recayó muchas veces en Martín Romagnoli. Así San Luis se encontró con sus mejores opciones. Al 30' Luna cobró una falta pero el esférico se estrelló en el poste, al 41' en un contragolpe, Alfredo Moreno se enfrentó con Talavera y el arquero mexiquense achicó perfecto y alcanzó a mandar a tiro de esquina; al 54' en un pase de Luna para Tressor, el colombiano sacó disparo, pero Talavera otra vez en plan grande evitó la caída de su marco. San Luis estaba matando a Toluca en su propia casa. Pero la resurrección para la escuadra de los Diablos llegó cuando las esperanzas eran ínfimas en el infierno. Novaretti mandó un pase de 30 metros para Mancilla, el chileno con un toque de pierna derecha se quitó al arquero y después definió sin problemas con el marco abierto para hacer estallar la 'Bombonera'. La reacción de los potosinos no se hizo esperar, cual Gladiadores decidieron que no era momento de morir, que tenían que pelear y si había que caer sería con la cara al frente. Así, los potosinos hicieron una jugada muy cerca de la perfección, Tressor abrió para Brauio Luna, que con un gran partido sobre sus hombros metió un centro exacto que Lojero remató de cabeza con excelente técnica e intención, pero por un par de centímetros el balón se estrelló en la cara interior de la base del palo izquierdo, rondó la línea de gol y con gran fortuna y dramatismo le cayó en las manos a Talavera que atajó ante el asecho de 3 gladiadores que, si se los permitía, sólo hubieran tenido que empujarla a 30 centímetros de la línea de gol. San Luis terminó por desesperarse, Tressor Moreno  se fue de la cancha tras una falta sobre Novaretti, y cuando el tiempo estaba yéndose, Alfredo Moreno bajó una pelota peinada y solo en la derecha del área, no pudo vencer un espectacular achique de Talavera que salvó su arco por enésima vez con el pie y dejó a los potosinos eliminados y al Diablo en Semifinales de forma dramática. ARBITRAJE Bueno de Armando Archundia. Estuvo siempre cerca de la jugada, fiel a su estilo "rudo" pero parejo para ambos, dejando jugar y haciendo gala de experiencia. Se pedía la segunda amarilla para Mancilla cuando cayó en el área sin falta de por medio, pero a nuestro juicio, con buen criterio Archundia no marcó penal pero tampoco amonestó pues hubo un choque con la inercia de la jugada, más allá de que el toluqueño lo exagerara. Buenas decisiones de sus asistentes en apretadas jugadas de fuera de juego. La expulsión a Tressor parece rigorista pero sin duda el colombiano fue de forma imprudente por lo que queda a juicio del silbante si tuvo intención de golpear o sólo un exceso de fuerza.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×