Monterrey 2-0 Toluca... El Diablo herido, Aldo lo hizo

La Liguilla dejó de ser de tono escarlata y el Toluca salió herido de la cancha del Tec, a costa de unos Rayados que olvidaron los complejos y se pusieron al tú por tú con el gigante de los...
La Liguilla dejó de ser de tono escarlata y el Toluca salió herido de la cancha del Tec, a costa de unos Rayados que olvidaron los complejos y se pusieron al tú por tú con el gigante de los torneos cortos.
 La Liguilla dejó de ser de tono escarlata y el Toluca salió herido de la cancha del Tec, a costa de unos Rayados que olvidaron los complejos y se pusieron al tú por tú con el gigante de los torneos cortos.  (Foto: Notimex)
Estadio Tecnológico, ante una buena entrada -
  • Va Rayados con ventaja al Infierno

El rostro del maligno tomó una mueca desconocida. La Liguilla dejó de ser de tono escarlata y el Toluca salió herido de la cancha del Tec, a costa de unos Rayados que olvidaron los complejos y se pusieron al tú por tú con el gigante de los torneos cortos. José Manuel de la Torre hacía rabietas en su área técnica al ver que su equipo no levantaba en la cancha del Tec, mientras el cuadro regio se enseñoraba con un 2-0 que resultó corto para las opciones que se generaron sobre el final. El verdugo toluqueño fue Aldo de Nigris, quien sigue inspirado en la Fiesta Grande y llegó a tres tantos en igual número de encuentros, y tuvo para un festejo más aunque falló un mano a mano sobre el final que pudo sentenciar la eliminatoria. Con el resultado Toluca necesita ganar por dos goles o más el domingo, mientras que a La Pandilla  le basta con ganar, empatar o hasta perder por uno de diferencia para instalarse en la Final de la campaña. EL PARTIDO La Liguilla está marcada por historias sorpresivas en las alineaciones, pero esta vez ni Rayados ni Toluca escondieron el planteamiento que ensayaron entre semana. Monterrey retomó la formación de 4-4-2 con la que se plantó la mayor parte del calendario, con el regreso de Luis Ernesto Pérez, que formó una doble contención junto a Diego Martínez, una revelación tras la serie ante el América. Toluca por su cuenta colocó su habitual 4-5-1 con Mancilla como hombre en punta, aunque con un desdoble muy peligroso que hizo contar hasta seis elementos en posición ofensiva. Con ese esquema los dos equipos se enfrascaron en una férrea batalla en el medio campo, donde los mexiquenses parecían tener la ventaja en el arranque. Pasaron 30 minutos hasta que Humberto Suazo rompió la ventaja de las defensas, y tras un regate probó a Alfredo Talavera, que salvó a dos manos el peligro de su meta. Osvaldo Martínez aprovechó una pelota parada para probar al marco y estremeció el travesaño al 38 de acción. El duelo parecía irse sin daños en la primera mitad, pero al 45 Sinha derribó a William Paredes cerca de su área, para decretar un tiro libre que parecía de rutina. Suazo cobró con pierna derecha y el centro salió con veneno con dirección a la portería, pero De Nigris anticipó la salida de Talavera para anidar el balón en las redes, en el tanto que cambiaba el libreto para el segundo tiempo. El Tec se volvió un manicomio con la ventaja local, olvidando los 4 grados que registraba el termómetro a nivel de cancha. Para el complemento los dos equipos saltaron sin novedades, y en el rostro de los toluqueños se reflejaba la paciencia para alcanzar el marcador, pero todo cambió cuando Monterrey metió el acelerador, jugó con inteligencia y empezó  a ganar los espacios en medio campo poniendo en aprietos a Almazán, Dueñas, Novaretti y compañía. Aún al 51’ Romagnoli probó de media distancia el marco albiazul, y el resultado fue un obús que pintaba para anidarse pegado al travesaño, aunque apareció la mano salvadora de Orozco para enviar a tiro de esquina. Monterey controló la reacción roja y pronto encontró la respuesta a sus deseos por llevar una ventaja mejor al Nemesio Diez. Al 67’ Lucho recuperó un balón en propio terreno y sirvió largo para De Nigris, quien se puso el traje de torero y tras recortar a Almazán en el área perfiló para fusilar abajo a Talavera, en el 2-0 que ahora sí daba claridad y que hizo temblar el graderío. La banca mexiquense reflejó la desesperación, y el “Chepo” de la Torre intentó corregir mandando al colombiano Vladimir Marín por Israel López, en un franco intento por enderezar la nave. Pero eso sólo le dio más espacios al Monterrey, que tuvo varias descolgadas de peligro que no culminaron en las redes sólo por la falta de precisión. Ya Toluca se empeñaba en frenar los huecos en su sector, y Brizuela suplantó a Calderón buscando fuelle y recuperación en la media. Y faltando tres para el final Suazo dejó solo a De Nigris contra el portero, y el atacante tuvo en los botines el tercero de la noche, pero tocó desviado sobre la salida del Tala, que ya no veía la hora de acabar la debacle de su defensa, antes orgullosa por sólida. El árbitro Alfredo Peñaloza silbó  el final, y la Fiesta se desató en la Sultana, que siente nuevamente el aire de la Final, aunque para ello el Diablo tendrá la última palabra, y nada menos que en la cancha donde es el amo y señor de las liguillas de torneos cortos. EL ARBITRAJE Bueno por parte de Alfredo Peñaloza, que mostró personalidad en el terreno de juego, buena orientación para correr las diagonales, y que mantuvo la calma para sacar las tarjetas en una cancha peligrosa por húmeda.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×