Tigres 1-2 Santos... Los Guerreros le pusieron otra raya al Tigre

La nave felina navega a la deriva, y ya no se ve claro qué pueda despertarla en el Bicentenario 2010. Esta vez fue el Santos quien hizo enmudecer el "Volcán", al vencer a los felinos 2-1 en el...
La nave felina navega a la deriva, y ya no se ve claro qué pueda despertarla en el Bicentenario 2010. Esta vez fue el Santos quien hizo enmudecer el "Volcán", al vencer a los felinos 2-1 en el cierre de la Jornada 6 del Bicentenario 2010.
 La nave felina navega a la deriva, y ya no se ve claro qué pueda despertarla en el Bicentenario 2010. Esta vez fue el Santos quien hizo enmudecer el "Volcán", al vencer a los felinos 2-1 en el cierre de la Jornada 6 del Bicentenario 2010.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario, ante una buena entrada -
  • Ludueña fue el mejor jugador de los laguneros

La nave felina navega a la deriva, y ya no se ve claro qué pueda despertarla en el Bicentenario 2010. Esta vez fue el Santos quien hizo enmudecer el “Volcán”, al vencer a los felinos 2-1 en el cierre de la Jornada 6 del Bicentenario 2010. La velada prometía una mejor suerte para los regios al irse arriba en el marcador con un golazo de David Toledo, pero Ludueña emparejó las cifras con una espectacular anotación de tijera, y ya en el segundo tiempo Jonathan Lacerda puso el tanto de la diferencia que hizo explotar a la hinchada. La noche fría en San Nicolás de los Garza quedó corta para el marcador que se llevaron los auriazules, ya con cinco juegos sin conocer la victoria, y estancados en 5 puntos en el Grupo 3. Santos, en tanto, se afianzó  en el liderato del tercer sector de la competencia, con 13 puntos en seis partidos, y ligando tres victorias consecutivas. En la jornada del fin de semana, los universitarios visitarán al América, mientras que los de La Comarca recibirán a los Estudiantes Tecos. EL PARTIDO El clima gélido provocó que se vieran grandes huecos en la tribuna del “Volcán”, aunque ese efecto también podría atribuírsele al mal momento de Tigres que viene de perder el Clásico ante Rayados. Con todo, Guzmán planteó un cuadro inédito con el regreso del argentino Fernando Ortiz a la central, sacrificando a Jesús Molina, y de igual forma en el medio campo quitando a Lucas Ayala, antes titular indiscutible. El parado le vino bien los primeros instantes a los de casa, que tras encimar al rival se fueron arriba en el marcador al minuto 12, con un riflazo de David Toledo desde tres cuartos de cancha, que se anidó en el ángulo superior del marco, imposible para Oswaldo Sánchez. Pero el gol pareció cambiar los papeles en el campo, y los de la UANL dejaron de pisar el área rival, cediendo el control al Santos. La iniciativa fue bien canalizada por los Guerreros al minuto 21, cuando Iván Estrada desbordó por derecha a Edgar Castillo, para mandar un centro preciso al manchón de penalti, donde Ludueña no lo pensó y se tendió de tijera, para escribir uno de los mejores goles del torneo, al poner el balón pegado al poste, en el 1-1 que marcaba justicia. El duelo cayó en un bache el resto de la primera mitad, y para el complemento se antojaba una contraofensiva de los de casa, pero apenas al minuto 51 Ludueña cobró un tiro libre en tres cuartos de cancha, y Lacerda se alzó entre la multitud, conectando el balón de cabeza, pegado al poste izquierdo, en el tanto que sentenciaba. Al 55' Darwin pudo poner el 3-1, en una pelota que encontró en el área de Tigres y que tuvo para mandar a las redes, pero se enredó con la marca y Nagamura reventó el peligro. Romano decidió que era hora de cuidar el medio campo, y sacó a Darwin para mandar a Fernando Arce. Guzmán respondió debutando al novato Luis Mendoza, relevando a Amaury Ponce, y el juvenil derrochó entrega, pero le faltó serenidad para meterse al duelo. Castillo se ganó los abucheos de la tribuna al perder constantes balones por la pradera izquierda, y acabó dejando el campo al 71 para la entrada de Emmanuel Cerda, con lo que Everton pasó de lateral izquierdo, dejando un desajuste completo en el campo. Con todo, Tigres terminó encimando la portería lagunera, pero la zaga se regodeó reventando balones por la inoperancia de los atacantes para asociarse. Y con el tiempo encima los auriazules buscaban un milagro en algún lado, pero David Toledo se ganó  la segunda amarilla en una falta sobre Rodríguez, para acabar la misión. El árbitro agregó cinco minutos, y Cirilo Saucedo puso el toque dramático yendo a rematar en un córner, pero con tan mala suerte que el balón murió en las manos de Oswaldo Sánchez, para apagar la última esperanza de los felinos en el duelo. EL ARBITRAJE Aceptable de Jorge Macías, quien a pesar de tener en sus manos un partido muy difícil, resolvió las situaciones con ciertos apuros, pero con criterio. Le tuvo paciencia a los Tigres que hacían presión en todas las jugadas y aunque le perdonó la roja a Nagamura por una plancha sobre la cadera, luego expulsó correctamente a Toledo, aunque la acción parecía para roja directa y no para segunda amarilla solamente. Lo que sí es un hecho es que de repente permitió que los laguneros consumieran tiempo retrasando los cobros, aunque al final agregó bien 5 minutos. Siendo un árbitro joven, aguantó la presión del "Volcán" y tuvo una buena prueba. Existe la duda de si hubo falta del atacante en el segundo gol de Santos, pero la acción es complicada y parece que tomó una buena decisión. DIVISIONES MENORES En lo que conscierne a las divisiones menores, el equipo de casa Sub-20 goleó a los de Torreón por marcador de 5-2 mientras que la Sub-17 de los felinos cayó ante los albiverdes por la mínima diferencia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×