Tigres 5-0 Estudiantes... Rugieron los felinos en el 'Volcán'

La fiereza que Tigres se guardó durante varias semanas volvió a salir este sábado en el "Volcán", y el conjunto auriazul se apuntó el triunfo más claro de esta temporada, al golear 5-0 a unos...
 La fiereza que Tigres se guardó durante varias semanas volvió a salir este sábado en el "Volcán", y el conjunto auriazul se apuntó el triunfo más claro de esta temporada, al golear 5-0 a unos Estudiantes sin rumbo en el Apertura 2010.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario, ante un lleno -
  • A Estudiantes, el Tigre lo hizo pedazos
  • Golean felinos a Tecos y respiran en el descenso
  • Acevedo, sin levantar el barco de la UAG

La fiereza que Tigres se guardó durante varias semanas volvió a salir este sábado en el "Volcán", y el conjunto auriazul se apuntó el triunfo más claro de esta temporada, al golear 5-0 a unos Estudiantes de la UAG sin rumbo en el Torneo de Apertura. El conjunto bengalés, vencido la semana previa por el San Luis, se dio gusto como nunca en la tercera etapa de Ricardo Ferretti, para sentenciar el duelo desde el primer tiempo y mantenerse con vida en el Grupo 1 en busca del sueño de la calificación. Juninho, Itamar Batista en dos ocasiones, Lucas Lobos y Damián Álvarez marcaron los tantos de los universitarios, que aún se dieron el lujo de fallar un penalti e infinidad de oportunidades en el trayecto. Y para resaltar está el caso de Itamar, quien pasó de villano a héroe fallando goles cantados que le valieron el reproche, pero después se reivindicó con dos goles en su cuenta, que lo tienen con ocho tantos en la campaña, tres menos que el líder Christian Benítez. Con el triunfo los Tigres llegaron a 15 unidades, nuevamente en el tercer sitio de su sector, mientras que los tapatíos se hundieron en el sótano del Grupo 1 con sólo nueve puntos, ya con cuatro jornadas al hilo sin conocer el triunfo. En su próximo encuentro los regios visitarán al Atlante, mientras que los de Zapopan le harán los honores al Atlas. EL PARTIDO Quince años habían pasado desde el último triunfo de Estudiantes en la cancha del "Volcán", y la explicación a esta tendencia no tardó mucho en reflejarse, con unos felinos llegando por todos lados al marco tapatío, sin respuesta del conjunto rival. La ofensiva felina había sido señalada como la causa de la descompensación de resultados, pero esta vez se destapó para gusto de la hinchada, que tenía tiempo de no vivir una noche similar. Aún muchos se acomodaban en la tribuna cuando Batista fue derribado en el área por Juan Carlos Leaño para que el árbitro Miguel Ángel Flores no dudara en marcar el penalti que abrió la opción inmejorable de volver a la victoria desde el minuto 1. Fue al minuto 3 cuando Itamar perfiló para convertir el castigo, pero el brasileño bailó de más en su carrera, y tras telegrafiar mucho su envío entregó el balón a las manos de Christian Martínez, quien se quedó con la pelota recostando a la izquierda. La falla le valió a Batista llevarse el abucheo de la tribuna, muestra de la mala imagen que se ha ganado ante su público. Pero el dominio no cambió de bando, y al 16’ Juninho cobró un tiro libre, raso, con potencia, y la barrera desvió el balón que entró casi al centro, venciendo a Christian, que se había lanzado al lado contrario. El 1-0 hizo explotar el inmueble y asentó el accionar de los norteños, que un minuto más tarde volvieron a tener a Batista en el área con posiblidad de anotar, pero esta vez el disparo del carioca encontró las manos de Martínez para salvar el segundo. Ya la presión era excesiva, y al 18’ Lobos centró por la derecha, y esta vez Itamar cabeceó bien para mandar el esférico al fondo, en un gol que marcaba distancia. El abucheo dio paso a la celebración, y el amazónico festejó de rodillas frente a la barra de los Libres y Lokos. Pero Tecos era sólo un expectador de su propia muerte, y al 20’ Itamar desborbó por la izquierda y tocó perfecto a la llegada de Acuña, quien sin marca en el área disparó sobre la marcha, pero a las manos de Christian, que salvó milagrosamente el 3-0. La tribuna ya saboreaba una goleada, y ésta se enfiló al 26’, cuando Lucas Lobos capitalizó un gran servicio desde la banda de Torres Nilo, para con un par de recortes acomodarse el esférico a la zurda y fusilar al ángulo a Martínez, en una joya de ejecución que hizo rugir el inmueble. El mediotiempo no ofreció ningun cambio en el libreto, y para el complemento Tigres consintió a su rival, dándose el gusto para los siguientes golpes. El cuarto tanto llegó al 66’ en un centro Damián Álvarez por la izquierda para que Batista saludara en el área, nuevamente sin marca, y pusiera el 4-0, mismo que le valió la reconciliación con su hinchada. Los dos entrenadores refrescaron su cuadros y Batista salió entre aplausos para el ingreso de Alan Pulido, pero sin dejar la tónica de las acciones. Y fue así que tras varias llegadas, algunas displiscentes por los ofensores bengaleses, al 82’ Damián Álvarez marcó el 5-0 en un tira- tira dentro del área, desfondando totalmente a los emplumados con disparo cruzado. Todavía Alan Pulido falló dos remates estando dentro del área, perdonando el sexto de la noche, un resultado que hubiera sido más parecido a lo que pasó en el campo. El silbatazo final llegó, y quedaron en el aire las palabras del Presidente Alejandro Rodríguez, que el viernes había sentenciado la búsqueda de refuerzos para compensar lo que se deja de hacer en Tigres. La presión, al menos ahora, rindió resultados. EL ARBITRAJE Bueno de parte de Miguel Ángel Flores, favorecido por dos equipos que se dedicaron a jugar, y que no complicaron el tráfico del balón con entradas desleales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×