Tigres 0-1 Morelia... Maldad de la monarquía

Monarcas aún tiene posibilidades de calificar Morelia dejó atrás los problemas internos y con gran autoridad se plantó en la cancha del Estadio Universitario para imponerse por 1-0 a Tigres.
Federico Vilar festejó el triunfo.
 Federico Vilar festejó el triunfo.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario, ante un lleno -
  • Tigres complicó su clasificación a la Liguilla
  • Monarcas aún tiene posibilidades de calificar

Morelia dejó atrás los problemas internos y con gran autoridad se plantó en la cancha del Estadio Universitario para imponerse por 1-0 a Tigres, resultado que le permite mantener vivas sus esperanzas por alcanzar la Liguilla.

La velada en el 'Volcán' marcaba la hora en que los auriazules celebraran su regreso a la Fiesta Grande y la meta de 26 puntos que estableció la Directiva, pero el frío invadió el lugar con unos Monarcas que hicieron lo inesperado, y que venderán caro su eliminación en caso de que esta se consume.

La anarquía que denunció Tomás Boy el domingo se convirtió este sábado en una respuesta de coraje de sus jugadores, que rompieron una racha de cinco partidos sin conocer la victoria, y que le propinaron a los regios un resultado tan doloroso como inesperado, para ponerlos en vilo rumbo a la postemporada.

Bastó un gol del novato Francisco Dorame para enterrar el sueño de una tribuna repleta, y que pese a vaciarse en apoyo no encontró eco a la súplica de un gol sobre la hora.

Con el resultado los felinos se quedaron con 23 puntos y se estancaron en el tercer sitio del Grupo 1, viendo rota su racha de cinco partidos sin derrota, aún en zona de calificación, pero obligados a triunfar en la última escala para amarrar el boleto.

Morelia, al contrario, dejará en suspenso los boletos a la Liguilla, al mantener aún esperanzas de calificar entre los mejores ocho de la tabla, al llegar a 20 puntos en el tercer puesto del sector tres, aún dependiendo de combinaciones para regresar a la competencia.

Los dos equipos definirán su situación en la Fecha 17, Tigres visitando al Atlas, y Monarcas recibiendo al Puebla.

EL PARTIDO

No había mejor momento para que los felinos dieran un salto al protagonismo y perfilaran su aspiración a pelear por el campeonato, pero nuevamente el equipo de Ricardo Ferretti brindó una demostración para recordar que no fue armado para las alturas de la tabla.

El cuadro auriazul no tuvo los argumentos para penetrar a un conjunto michoacano que dio libertades para jugar, y que contó sólo con mayor tenacidad para llevarse los tres puntos, pese a verse dominado en la posesión del esférico.

Tigres generó gran variedad de llegadas al área purépecha, cada vez más asentado en una idea de juego, pero las terminó con disparos desviados, sin exigir mucho a Federico Vilar.

De las más claras, el cabezazo de Hugo Ayala al minuto 15 en un tiro de esquina de Lucas Lobos, que iba directo a las redes, pero que García Arias salvó con el muslo para enviar a córner.

Morelia no salió entregado al partido, y la prueba se dio al 18 cuando Elías Hernández quedó solo frente a Cirilo Saucedo y le bombeó el esférico en el área, rasurando el poste izquierdo por la parte de afuera cuando parecía el 1-0.

Tigres fue el que tuvo la manija de las acciones, y Acuña y Lobos se dieron vuelo por la derecha desbordando a Dorame, que suplió la ausencia de Aldrete, pero jamás atinaron a dejar con ventaja a los rematadores con sus centros.

La película se extendió al segundo tiempo, y al 63’ Damián entró solo al área y disparó cruzado, apenas afuera de la meta.

Pero Monarcas sólo esperaba una clara para matar a su rival, y la opción llegó al 72’ cuando Pineda le abrió a Dorame a la izquierda, quien sin pensarlo sacó un disparo de zurda, sobre la carrera, de tres dedos, al poste contrario, para vencer a Cirilo Saucedo a media altura, en el gol que vaticinaba el campanazo de la semana.

Tigres buscó la última al 93’, y con el 'Volcán' de pie Lobos cobró un tiro de esquina por la derecha, Cirilo subió a rematar y presionó a que Vilar soltara el esférico, Pulido anidó el 1-1 y el gol estalló en las tribunas, pero ante la confusión del estadio el tanto fue invalidado por una carga de Saucedo sobre el guardameta moreliano.

ARBITRAJE

Bueno de Armando Archundia, que inició sacando amarillas por faltas muy ligeras, pero supo mantener el criterio controlando las jugadas en el campo. Su experiencia le llevó a estar bien ubicado en la última jugada del partido, cuando Saucedo cargó a Vilar en el área chica buscando el balón, en una falta que evitó que contara el gol de Pulido.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×