MéxicoLiga de AscensoApertura 2010Final VClub Tijuana - Veracruz


Tijuana (3)1- 0(0) Veracruz… Xolos con medio boleto a la Primera División

  • Las Copas de la Final. (Foto: Mexsport)
  • Oscar Ahumada de Veracruz protege el balón. (Foto: Mexsport)
 

Juan Manuel Terán | MEDIOTIEMPO (Enviado)
Estadio Caliente, ante un lleno, sábado 4 de Diciembre del 2010

  • El marcador global le dio el campeonato al conjunto local
  • La afición explotó en júbilo por el título del Apertura 2010
  • Tijuana tiene asegurada la Final por el Ascenso en caso de no ganar el siguiente campeonato

En un partido de mucho roce y poco futbol, los Xolotzcuintles de Tijuana se coronaron como Campeones del torneo de Apertura 2010 al derrotar 1-0 al Veracruz en el partido de vuelta, ampliando el marcador global a 3-0, con lo que se hicieron de la corona del actual campeonato y consiguieron medio boleto al Máximo Circuito del futbol mexicano.

Favor de actualizar flashplayer

Get Adobe Flash player

(Video: J. M. Terán / I. Castro | MEDIOTIEMPO)

El encuentro fue ríspido a lo largo de los 90 minutos, muy cortado y con una gran cantidad de faltas que no permitieron que el partido tomara un ritmo propio de una Final. A pesar de las tarjetas que mostró el Árbitro Central, ambas oncenas parecían más preocupadas por golpear al rival y destruir su juego que por atacar y crear opciones de gol.
 
Luego de la ida en la que los perros aztecas sacaron ventaja como visitantes, la escuadra dirigida por Carlos Turrubiates parecía que podría salir completamente lanzada al frente; sin embargo, el esquema que presentó Joaquín del Olmo hizo que los Xolos nunca estuvieran en verdadero peligro de ver horadada su portería.

De esa forma el conjunto fronterizo se alzó con el Campeonato del Apertura 2010 y de paso amarró medio boleto para la Primera División del balompié azteca, ya que de coronarse en el siguiente torneo ascendería automáticamente o en caso de haber otro campeón, tendría la opción de disputar la Final por el Ascenso.

EL PARTIDO

Los primeros minutos fueron de un completo análisis por parte de ambas escuadras. A pesar de que los escualos estaban obligados a conseguir el triunfo por dos anotaciones para mandar al alargue y por tres goles para coronarse, nunca se vieron dominadores del encuentro ni generaron opciones de peligro.

Un disparo de Juan Pablo García a los 15 minutos fue lo que más destacó para los veracruzanos en la primera mitad. El ex jugador atlista prendió la pelota afuera del área y el tiro rozó el travesaño de la cabaña defendida por Adrián Zermeño, quien a pesar de su espectacular lance no llegó al balón.

A partir de ese instante el partido cayó en un letargo. Faltas, fuertes entradas y reclamos para el árbitro fueron la constante en ambas oncenas. El ritmo era semilento y con muy poco vértigo, encuentro que sin duda le convenía a los dirigidos por Joaquín del Olmo, que sólo esperaba un error del rival para terminar por completo con la serie final.

La banda derecha se convirtió en el sector predilecto de los Xolos. Richard Ruíz y Félix Ayala convirtieron ese carril en una auténtica avenida que permitió un par de llegadas de los locales. De hecho, a los 41’ del primer tiempo, una gran escapada de Ruíz por poco abre el marcador.

El lateral tijuanense llegó hasta el área de los escualos con pelota controlada para encarar a Tomás Adriano, arquero del Veracruz. Sin embargo, Ruíz no quiso pegarle a la portería y optó por ceder a Mauro Gerk que entraba completamente solo por el otro costado del área. Fue ahí cuando apareció la barrida y la pierna salvadora de Óscar Mascorro para reventar la pelota y terminar con la oportunidad más peligrosa hasta el momento.

Para la segunda mitad, ambos equipos salieron con los mismos jugadores, pero la actitud de los locales de inmediato se notó, pues saltaron al terreno de juego con la intención de matar la serie y de una vez por todas alcanzar el título del Apertura 2010.

Esas intenciones pronto se vieron reflejadas en el marcador. Al 56’ de tiempo corrido, el Estadio Caliente simplemente explotó. Félix Ayala tomó una pelota por la banda derecha y desbordó a los defensas hasta la línea de fondo en donde metió un centro a media altura para que Raúl Enríquez anticipara a la defensa y mandara la pelota al fondo de la cabaña veracruzana. Era el 1-0, 3-0 global y el tanto que prácticamente le daba el campeonato a los fronterizos.

Carlos Turrubiates intentó revertir la situación mandando a la cancha a Francisco Bravo y Andrés Chitiva, sin embargo, poco pudieron hacer ambos elementos a la ofensiva.

Los últimos minutos fueron de trámite y de algunos roces pues Francisco Bravo se fue expulsado luego de una dura entrada sobre Adrián Zermeño. El delantero veracruzano vio la tarjeta roja y cuando se dirigía al túnel para abandonar el terreno de juego, una carretada de vasos, líquidos y objetos le fueron lanzados por lo que se derrumbó al ingresar al túnel.

La Final de la Liga de Ascenso está completamente definida y la corona tiene nuevo dueño, los Xoloitzcuintles de Tijuana.

De esa forma, los perros aztecas están con un pie en el Máximo Circuito del futbol mexicano aunque aún deberán esperar a lo que suceda en el próximo torneo pues de no ganarlo tendrían que enfrentarse al otro campeón por el otro medio boleto que les permita alcanzar la gloria de ser un equipo de Primera.

EL ARBITRAJE

Regular el trabajo de Antony Zanjuampa que amonestó en las faltas que lo ameritaban pero también permitió mucho roce entre los 22 jugadores que disputaron el encuentro. Carlos Turrubiates reclamó todo de forma airada y apenas recibió una amonestación verbal por parte del juez central.

[MEDIOTIEMPO]

 

Comentarios