Estudiantes 1-3 América… Tres picotazos y a pensar en la Liguilla

Luego de que en el Nido de Coapa se hablara durante la semana por cual Torneo se deben enfocar, esta tarde en el Estadio Jalisco demostraron que la Liga no la quieren dejar ir.
La afición americanista apoyando a su equipo.
 La afición americanista apoyando a su equipo.  (Foto: Notimex)
Estadio Jalisco ante una buena entrada -
  • Ángel Reyna anotó dos tantos y se afianzó en el liderato de goleo

Luego de que en el Nido de Coapa se hablara durante la semana por cual Torneo se deben enfocar, esta tarde en el Estadio Jalisco demostraron que la Liga no la quieren dejar ir.

En un gran segundo tiempo, las Águilas remontaron el marcador tras ir perdiendo con Estudiantes y se llevaron un triunfo de oro al ganar 3-1.

Diego Reyes anotó su primer tanto en Primera División para empatar el encuentro de manera momentánea, mientras que Ángel Reyna llegó a 11 dianas en el Torneo y quedó como único líder de goleo.

Con esta victoria, el América ya es segundo lugar del Grupo 2 con 22 puntos y se mantiene en puestos de Liguilla.

Los Estudiantes se despidieron matemáticamente de cualquier posibilidad de clasificación al quedarse con 16 unidades en el Sector 1, pensando en la próxima Temporada.

En la penúltima Jornada del Clausura 2011, los universitarios visitarán al Toluca.

América recibirá al Atlante, pero primero viajará a Uruguay para enfrentar el miércoles a Nacional, en el último cotejo de la Fase de Grupos de la Copa Santander Libertadores, el cual será definitorio para la clasificación del conjunto mexicano a los Octavos de Final.   EL PARTIDO

Aunque el “Chelís” había presagiado en la semana que sería un duelo muy trabado en media cancha, no fue así, y desde el minuto dos ambos porteros tuvieron trabajo.

Los Estudiantes fueron los primeros en avisar mediante un remate de cabeza de Eduardo Lillingston que mandó por encima del travesaño. Fue la primera de varias oportunidades que dejó ir el “Pingüino”.

A los 11’ apareció la figura del arquero visitante Guillermo Ochoa, quien salvó de manera magistral un remate a quemarropa de Oswaldo Alanís, mismo que todavía después de rechazarlo, lo mandó con el pie izquierdo a tiro de esquina.

Aunque ya habían tocado la puerta del oponente, el América tuvo la primera clara de gol hasta el 15’ en un centro de Oscar Rojas por derecha que nadie logró rematar.

Los azulcremas siguieron pisando el área rival y a los 28’, Vicente Sánchez dejó ir la anotación tras mandar un cabezazo por encima del travesaño, ya cuando el portero Juan Carlos García estaba vencido.

Tres minutos después, Sánchez tuvo otro pero en un disparo que terminó en saque de portería.

A los 38 minutos se le vino la tarde a las Águilas, luego que Aquivaldo Mosquera retrasara un balón a su portero -aparentemente sin intención-, mismo que Ochoa tomó con las manos y el Árbitro de inmediato marcó tiro libre indirecto.

Hasta el 40’ se cobró la falta y con un potente disparo, Alanís abrió el marcador.

La respuesta americanista fue inmediata, ahora con un remate de cabeza de Vicente Matías Vuoso que pasó cerca del poste derecho.

Antes del descanso, Lillingston tuvo el segundo para su causa pero nuevamente falló, ahora en un disparo dentro del área.

Apenas a los cuatro minutos de haber iniciado el segundo tiempo, Diego Reyes empató el partido en remate de cabeza tras un buen centro de Pável Pardo por la banda derecha. Fue el primer gol en el Máximo Circuito del canterano americanista de 18 años de edad.

La igualada fue un revulsivo para los visitantes, que comenzaron a adueñarse de las acciones y de la pelota, por lo que estuvieron cerca de incrementar el marcador casi de inmediato con un disparo lejano de Ángel Reyna que desvió de manera prodigiosa el arquero.

El partido se tornó de ida y vuelta constante, en el que las Águilas se mantenían como los dominadores. Su recompensa llegó pronto.

A los 58’, Reyna disparó de derecha cruzado, inalcanzable para García. América ya ganaba.

Inexplicablemente, el “Chelís” sacó a Rubens Sambueza -uno de sus mejores hombres del cotejo- por el juvenil Daniel Cisneros faltando 30 minutos para el final.

El cambio le funcionó para contener un poco a su rival, pero no en ataque, en donde perdió profundidad.

Mientras Estudiantes intentaba empatar como podía, pues perdieron el toque y peligrosidad al frente, los azulcremas bajaron el ritmo.

Al 74’ se resolvió todo en una descolgada de Daniel Montenegro, quien fue derribado en la media luna por Marcelo Alatorre; roja directa para el zaguero.

Si de por sí habían perdido el control del esférico y de las acciones, con el hombre de menos los universitarios ya no pudieron hacer nada como para igualar el partido. Y es que mandaron el balón a las redes a los 77’, pero la anotación fue bien invalidada por fuera de lugar de Lillingston.

Los últimos 10 minutos del encuentro fueron netamente azulcremas, en los que Sánchez estrelló un disparo en el poste derecho a los 81’.

En contragolpes, el América estuvo más cerca del tercero que los Estudiantes de empatar. Sucedió lo primero.

A los 85’, Reyna anotó un golazo de pierna derecha cruzado tras dejar sembrado a Alanís, a quien “le quebró la cintura”.

Como era de esperarse, las Águilas acariciaron el cuarto gol, pero perdonaron a su rival en los últimos minutos.

Fue todo, el conjunto capitalino podrá viajar tranquilo a Uruguay con esta victoria que los mantiene pensando en la Liguilla.   EL ARBITRAJE

Bueno de Francisco Chacón, quien en las jugadas importantes marcó bien al aplicar el reglamento, principalmente en la falta que derivó en el gol de Estudiantes. Expulsó correctamente a Marcelo Alatorre.   DIVISIONES MENORES

Estudiantes dio cátedra en ambas categorías al ganar ambos partidos, en la Sub-20, 2-1, y en la Sub-17, 1-0.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×