León (0)0-2(3)... Tijuana va de nuevo a la Final

En accidentado partido que generó la invasión de la cancha por pseudoaficionados, Xolos de Tijuana venció a León 2-0 (3-0 global), en el juego de vuelta de la Semifinal del Torneo Clausura 2011 de...
 En accidentado partido que generó la invasión de la cancha por pseudoaficionados, Xolos de Tijuana venció a León 2-0 (3-0 global), en el juego de vuelta de la Semifinal del Torneo Clausura 2011 de la Liga de Ascenso.  (Foto: Notimex)
León, Guanajuato (Notimex) -
  • El árbitro repuso 15 minutos, luego de una invasión a la cancha

En accidentado partido que generó la invasión de la cancha por pseudoaficionados, Xolos de Tijuana venció a León 2-0 (3-0 global), en el juego de vuelta de la Semifinal del Torneo Clausura 2011 de la Liga de Ascenso.

Los goles del cuadro tijuanense, que lo llevan a disputar la Final contra Irapuato, fueron obra de Joshua Ábrego, al minuto 19, y de Luis Alberto Orozco al 67, al dominar todo el encuentro, lo que provocó molestia en algunos aficionados.

En cotejo disputado en el Estadio Nou Camp, Xoloitzcuintles vino a hacer su partido y rápido se encontró con la ventaja al minuto 19, con el tanto de Ábrego, quien aprovechó un error del defensa Ignacio González para hacer el 1-0 (2-0 global).

El dominio del visitante fue total y causó la desesperación del conjunto local, que no atinaba a encontrar los espacios para poder llegar con peligro sobre la meta enemiga y, por el contrario, se encontró con el 2-0 en contra.

Al minuto 67, y después de una prolongada pausa de cuatro minutos por la lesión de Israel Perea, Tijuana hizo el 2-0 (3-0 global) con el tanto del ex leonés Luis Alberto Orozco, quien definió al quedar solo ante Alfonso Blanco, para dar el pase a su escuadra a la final contra Freseros.

Con inferioridad numérica, León se vio imposibilitado de poder aspirar a algo en este partido y eso provocó molestia en algunos aficionados, quienes iniciaron los desmanes con el ingreso de algunos de ellos a la cancha, mientras en la tribuna también se armó la trifulca.

Los cuerpos de seguridad intentaron detener a los aficionados violentos, tanto en la cancha como en las gradas, pero se vieron superados en número lo que obligó a mujeres y niños asustados a bajar al campo por su seguridad y correr para ponerse a salvo.

Por increíble que parezca, en lugar de suspender el encuentro por falta de garantías, el silbante Israel Perea Vázquez continuó con las acciones y repuso más de 15 minutos sin importarle la seguridad de los verdaderos aficionados en la tribuna.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×