Monterrey 4-2 Tijuana … La Pandilla aplacó a unos Xolos bravos

No, no fue el mejor partido del Monterrey, ni Tijuana jugó para ser goleado. Pero lo que pasó en el Tec fue una demostración de lo que pasa cuando se miden un equipo que es toda una realidad,...
La afición le agradeció con a euforia que le caracteriza.
 La afición le agradeció con a euforia que le caracteriza.  (Foto: Notimex)
Estadio Tecnológico -
  • Delgado anota, y Monterrey da una voltereta de locura en el Tec
  • Los Xolos merecían más, pero son coleros en el descenso

No, no fue el mejor partido del Monterrey, ni Tijuana jugó para ser goleado. Pero lo que pasó en el Tec fue una demostración de lo que pasa cuando se miden un equipo que es toda una realidad, contra uno que apenas aspira a serlo. Monterrey sacó el empuje, la calidad individual, el oficio -y hasta la suerte- para venir de atrás de un 2-0 adverso y acabar aplastando 4-2 al cuadro de los Xolos, que coqueteó con su primera victoria en el máximo circuito, pero se quedó corto en el intento. Los albiazules regresaron a la Fiesta en que se ha convertido el estadio Tecnológico, reponiéndose de momentos inciertos que amenazaban con frenar su vuelo, para sumar su segunda victoria al hilo, y llegar a seis puntos en la tabla, con ocho goles a favor producto de su explosiva delantera. Los Xolos, aún y los destellos de grandes alturas, amanecerán el lunes en el sótano porcentual, sin sumar aún en el máximo circuito, y con mucho trabajo por delante para reflejar todo su potencial en resultados. La calidad de César Degaldo volvió a brillar en el cuadro albiazul, esta vez fortalecido con el ingreso de Humberto Suazo, con quien dio chispazos de un letal entendimiento, haciendo imposible el freno cuando se conectaron. La Pandilla inició descoordinada con un duelo que puede tomarse como parte de la depuración para su esquema titular, y donde sufrió las bajas de José María Basanta y Aldo de Nigris. Vucetich repitió sentando a Walter Ayoví para poner a Zavala en la contención, y mandando a William Paredes como lateral izquierdo. Osorio salió a la banca, pero no vio actividad. Tijuana también estuvo de estreno en la Sultana, y en el campo aparecieron Dayro Moreno y Egidio Arévalo, quienes cargaron por momentos el accionar del plantel, pero sin el trabajo que se necesita para solidificar líneas. Joe Corona cambió a la banda izquierda, dejando a Arce por la derecha, en una dupla interesante con Richard Ruiz al ataque. La marea de emociones arrancó al minuto 8, cuando en una segunda jugada de un tiro de esquina, Cardozo le filtró el balón a Suazo que dispara de media vuelta, y el chileno la puso en la horquilla. Pero Xolos no llegó a encerrarse como se presumía en la semana, y al 14’ Ruiz respondió plantándose con ventaja en el área regia, pero voló el esférico cuando estaba solo. Monterrey iba a menos en el primer tiempo,  aunque logró dar un nuevo aviso al 19’, cuando Suazo recibió de Chelito y disparó a quemarropa, pero Cirilo rechazó a dos manos en dos ocasiones. Y lo imprevisto llegó al 26’, cuando Dayro Moreno aprovechó una combinación de Arce por la derecha para disparar desde el pico del área, de pierna zurda, con efecto, para anotar un golazo en el ángulo derecho de Jonathan Orozco, que voló sin llegar al espectacular remate. Xolos creció en confianza, y al 30’ clavó el segundo que puso a temblar al estadio, en un centro de Ruiz por la derecha que encontró solo a segundo palo a Joe Corona para saludar la ampliación. Se presagiaba el campanazo. Rayados navegaba confundido en el terreno, sin vías de acceso para generar peligro, pero fue donde apareció la efectividad de la Pandilla, ya que al 41’, y tras un centro de Cardozo por la izquierda, Santana remató cómodo en el área chica, en el 2-1 que daba vida. Así concluyó el primer tiempo, y en el complemento llegó el aliciente que requería La Pandilla para pensar en ganar, cuando apenas a los dos minutos de la reanudación Suazo cobró un tiro libre en tres cuartos de cancha, y Santana, que perseguía el esférico, se quejó de un jalón de camiseta, y el árbitro César Arturo Ramos dejó correr, pero luego marcó el penalti por la intervención de su asistente Juan Carlos Salinas. Luis Ernesto Pérez fue el encargado de ejecutar al 49’, y lo hizo perfecto de pierna derecha, engañando a Cirilo Saucedo que se venció a su mano derecha, logrando su tercer gol en la campaña, todos por la misma vía, y decretando el 2-2 que borraba el mal primer tiempo del equipo. Joaquín del Olmo quiso ajustar a su equipo con el ingreso de Jacuzzi por Corona, y Vucetich respondió mandando al campo a Darvin Chávez por Paredes, y a Walter Ayoví por Zavala. Y sería el ecuatoriano que en un parpadeo iniciaría la voltereta regia, primero al 71’ al anotar el 3-2 en un zurdazo de media vuelta tras centro de Suazo, que dobló las manos de Cirilo Saucedo ante el júbilo de la mayoría. Y Xolos aún no se reponía del tercero cuando ya lamentaba el cuarto, ya que Ayoví inició una descolgada al 72’, Delgado hizo una pared por la derecha y recibió en la media luna, para tras un recorte disparar de manera agónica, anidando el esférico lentamente en la portería, en su primera comunión con la tribuna albiazul. Del Olmo intentó revivir sin éxito a su equipo, y mandó al terreno a Íñiguez y Maya por Arce y Ruiz, pero la losa era irreversible. Vucetich descansó a Cardozo y puso a Carreño buscando ampliar. Monterrey tuvo el quinto en una maniobra de ‘Chelito’ al 80’ donde recortó y abrió a Carreño que entraba por la derecha, pero el canterano la puso muy por encima. Con todo Xolos pudo hacer más digno el marcador al 92’, cuando Sand bajó una pelota en el área y logró enfilar mano a mano con Orozco, pero el arquero le achicó y salvó el cañonazo que pintaba para el descuento. El árbitro silbó el final a los cuatro del alargue, y Monterrey alzó la mirada entre los punteros del torneo, correspondiendo a su etiqueta de protagonista del Apertura, ante unos Xolos que deberán ganar en confianza por los chispazos, pero sin ganar aún nada en su debut.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×