Toluca 0-0 Chivas... Ni la ley del 'Sheriff', ni la del Diablo

La llegada de Fernando Quirarte al banquillo no trajo consigo el regreso de la contundencia ni de la victoria para Chivas; con el empate ante los Diablos, la escuadra tapatía liga seis partidos...
La llegada de Fernando Quirarte al banquillo no trajo consigo el regreso de la contundencia ni de la victoria para Chivas; con el empate ante los Diablos, la escuadra tapatía liga seis partidos consecutivos sin conocer la victoria.
 La llegada de Fernando Quirarte al banquillo no trajo consigo el regreso de la contundencia ni de la victoria para Chivas; con el empate ante los Diablos, la escuadra tapatía liga seis partidos consecutivos sin conocer la victoria.  (Foto: Notimex)
Estadio Nemesio Díez ante un lleno -
  • Chivas ligó su sexto partido sin ganar en el torneo
  • Toluca es el "rey del empate" sumó su séptima igualada en el Apertura 2011
  • Arellano se lesionó de nuevo y Fierro estrelló un balón en el travesaño en los últimos minutos

La llegada de Fernando Quirarte al banquillo no trajo consigo el regreso de la contundencia ni de la victoria para Chivas. La escuadra tapatía se metió al Nemesio Díez para dominar el partido, crear opciones de gol pero sin poder anotar para sellar un 0-0 ante un Toluca que está muy lejos de sus mejores tiempos. El vértigo y la velocidad que caracterizan a Chivas hicieron las veces de hielo para un infierno que este domingo simplemente no lució en sus mejores condiciones. El cambio de técnico que envolvió al Guadalajara a lo largo de la semana no se vio reflejado en la cancha ni para bien ni para mala, pues la dinámica se mantuvo, pero la falta de contundencia también. El parado de Quirarte fue prácticamente el mismo que había utilizado José Luis Real con Omar Arellano como centro delantero y dejando en el banco tanto al renovado "Cubo" Torres como al Campeón del Mundo, Carlos Fierro. En la escuadra de Héctor Hugo Eugui tampoco variaron mucho las condiciones con un "Sinha" que no termina por encontrarse con Iván Alonso en el ataque y una defensa que no contó con Edgar Dueñas y sí con problemas para poder contrarrestar la velocidad con la que el Rebaño Sagrado emprendía sus ataques. De hecho la primera mitad, Chivas tuvo un par de ocasiones claras de gol para irse arriba en el marcador, pero ni Arellano ni Marco Fabián pulieron la definición. La primera de ellas llegó a pasados los 10 minutos de partido tras una buena contra llevada por el "Venado" Medina que desde la banda derecha cedió para la "Pina", quien recibió solo y de frente en el área chica, pero en lugar de definir se quitó la responsabilidad pasando a Sánchez que no pudo controlar ni definir al estar mal parado exhibiendo la falta de gol en los rojiblancos. El vértigo que Chivas le ponía al partido contrastaba claramente con lo poco y nada que los Diablos Rojos ofrecían al frente. Medina se convirtió en un auténtico extremo que abusaba de Cruzalta por derecha y que metía la pelota al área pero sin contar con el último toque y sí con un par de buenas intervenciones de Alfredo Talavera. Fue en la recta final de la primera mitad cuando Toluca le puso nervio por primera vez a la portería de Luis Michel. Tras un tiro de esquina Cruzalta sacó un disparo desde el pico derecho del área rojiblanca, el balón se paseó hasta segundo poste en donde Alonso no pudo rematar y el grito de gol se ahogo en las gargantas de los seguidores escarlatas. Pocas cosas cambiaron para la segunda mitad. Chivas seguía proponiendo y manejando los ritmos del partido, pero sin claridad en el área y con un Arellano que a la hora de definir, parece llenarse de dudas y nervios tomando la opción más complicada, aunque aún hacía falta que la tarde se pusiera más negra para el delantero de Chivas. Aquel Arellano de "papel" regresó y tras emprender un "sprint" las lesiones regresaron. La "Pina" no dejó de correr y de inmediato pidió su cambio tomándose la parte posterior del muslo izquierdo y dando ingreso a Carlos Fierro. Toluca apelaba a la habilidad de Antonio Naelson, pero el Capitán de los Diablos simplemente no encontró conexión con Alonso y la defensa tapatía cortaba muy fácil las intenciones de los locales. La fortuna estuvo cerca de sonreírle al Guadalajara cuando tras un tiro de esquina para Chivas, la pelota llegó hasta la media cancha y a los pies de Mario de Luna, quien tuvo todas las intenciones de reventar la pelota pero al final le salió un disparo a gol que se combinó con las dudas de Talavera para que por poco cayera el primer tanto del partido. Eugui decidió arriesgar muy poco a pesar de mandar a Calderón a la cancha, pues también reculó con la entrada de Ríos para mantener el orden en la media cancha. Todavía Carlos Fierro se dio tiempo para reventar el travesaño escarlata en tiempo de compensación. Y así, entre un equipo que llega, desplega un buen futbol pero no sabe cómo definir y otro carente de creatividad y con una sola llegada en todo el partido, se diluyeron los 90 minutos que fueron clara muestra del irregular paso que tienen estas escuadras.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×